(@cabboficial)
(@cabboficial)

Dos platas y cuatro oros sudamericanos; un bronce, tres platas y dos oros en el campeonato FIBA Américas; un bronce y un oro en la FIBA Diamond Ball; una plata en el Mundial 2002; y un bronce (Beijing 2008) y un oro (Atenas 2004) en los Juegos Olímpicos. Los logros de la inolvidable Generación Dorada, que forma parte del pasado de la selección argentina de básquet. Así lo reclama el presente y futuro, como también los integrantes actuales del cuadro nacional.

Un video difundido por la CABB (Confederación Argentina de Básquetbol) muestra en acción a los seleccionados por Sergio Hernández, que obtuvieron el segundo lugar en la Americup tras caer en la final con Estados Unidos en Córdoba. La preparación, los amistosos, la concentración, el Super 4 y lo más importante, la palabra de los jugadores.

Luis Scola, Patricio Garino, Nicolás Laprovittola, Facundo Campazzo, Marcos Delía y hasta el propio Oveja Hernández se refirieron al término de un ciclo que será recordado por siempre, pero que llegó a su fin. La dificultad de convivir con las comparaciones de la generación anterior y la necesidad imperiosa de dar vuelta la página para construir el futuro.

"La Generación Dorada fue algo genial que pasó. Pero en un punto el recuerdo ese terminó siendo una plomada que tuvimos que arrastrar tanto tiempo. En algún momento te frena, ya está, ya pasó, no significa que haya sido malo para nada. Hoy en día no está más ese equipo, las cosas que hicimos en ese momento no aplican porque cambió todo en estos últimos 13 años", puntualizó Scola, el más experimentado dentro de la camada actual.

Campazzo fue un poco más irónico por las preguntas constantes que trazan paralelismos con el plantel actual y el pasado: "Ya está, la Generación Dorada no está más, hace varios años se hizo el cambio. Somos esto. Al que le guste, bien; y al que no, no". Así de contundente fue el base argentino, que igualmente remarcó que jamás faltará la actitud e intensidad para ganar.

Otro de los que reflexionó al respecto fue Laprovittola, quien declaró: "Un poco cansa, pero también tenemos que hacernos cargo o saber entender que lo que logró la Generación Dorada fue épico, único". Y añadió: "Ahora los que estamos escribiendo la historia de la selección somos nosotros. Dejanos escribirla, hacerla. Que tengamos nuestro tiempo juntos, entre nosotros".

Antes de la conclusión de Sergio Hernández, Garino y Delía coincidieron en que la admiración por la Generación Dorada siempre estará presente, aunque es momento de pensar en trabajar y mirar para el futuro.

VER VIDEO COMPLETO

LEA MÁS: