Fabbro, el ex Boca y River que afronta una difícil acusación policial
Fabbro, el ex Boca y River que afronta una difícil acusación policial

La primera vez que el nombre de Jonathan Fabbro ganó un espacio considerable en los medios fue en octubre del 2003, cuando fue la pieza clave de Boca para vencer a Colón y acceder a los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Tenía 21 años y había debutado en el Xeneize un año antes, tras probar –sin suerte– iniciar su carrera futbolística en el Mallorca de España luego de pasar por las inferiores de Argentinos Juniors y formarse en el club Parque.

Pasaron 15 años desde que el mediocampista creativo afrontó su debut en la Primera de Boca hasta este presente que lo tienen como principal protagonista de un escándalo judicial por estar acusado de haber violado a su ahijada. Entremedio, una trayectoria dentro del campo de juego que acumuló alegrías, tristezas, éxitos, escándalos y un amor mediático.

Fabbro no logró plasmar todo lo que prometía, ni encontrar un espacio en el Boca de Carlos Bianchi plagado de figuras. El primer día del 2004 firmó su salida rumbo al Once Caldas de Colombia, donde colaboró para ganar la Copa Libertadores de ese año con tres goles. Siguió su vida por Dorados de México, Atlético Mineiro de Brasil y Universidad Católica de Chile, aunque su explosión estaba a punto de llegar.

Fabbro tuvo muy poca participación en Boca, equipo de su debut
Fabbro tuvo muy poca participación en Boca, equipo de su debut

En 2007 puso un pie en lo que sería su cuna: Paraguay. Guaraní apostó por él y se topó con el hombre que le dio el mayor éxito tras 26 años de sequía. Conquistó el Torneo Apertura 2010, gesta que la institución sólo pudo repetir una vez tras su partida.

Fabbro ya era una celebridad en tierras guaraníes y hasta había decidido iniciar los trámites para nacionalizarse paraguayo, que terminó finalizando ese mismo 2010. El éxito le trajo su primer escándalo.

El emblema de Guaraní decidió marcharse a Cerro Porteño en medio de un conflicto por su pase, con una demanda laboral al club que luego terminó retirando tras acordar entre las partes. Fabbro ya era el protagonista de las tapas deportivas, pero también irrumpió en las de espectáculos: confirmó su relación con Larissa Riquelme, una exuberante modelo paraguaya que había ganado notoriedad por sus fotos provocativas en la tribuna de los estadios durante el Mundial 2010.

En el 2011 confirmó su romance con la modelo Larissa Riquelme
En el 2011 confirmó su romance con la modelo Larissa Riquelme

Señalado como el mejor jugador paraguayo del 2012, tras conquistar el Apertura con Cerro fue convocado a la selección de Paraguay por el uruguayo Gerardo Pelusso para los amistosos contra Guatemala.

Ramón Díaz lo pidió y River comenzó a negociar. Luego de extenderse durante un largo tiempo las conversaciones, logró su salida a préstamo para ponerse la camiseta del equipo rival al que le había permitido aparecer en Primera en Argentina.

Una decisión desacertada para el mediocampista, que sumó unos pocos minutos en el Millonario y perdió espacio en la selección de cara al Mundial de Brasil. "El paso por River me perjudicó mucho", reconoció tiempo después.

Fabbro se nacionalizó y defendió la camiseta de la selección de Paraguay
Fabbro se nacionalizó y defendió la camiseta de la selección de Paraguay

Para colmo, vivió sus primeros problemas policiales: a fines del 2013 el jugador ocasionó un accidente en el que murió Mónica Despeller, una joven que iba en su moto cuando Fabbro manejaba su Audi TT. La decisión judicial fue la de embargar su sueldo por 900 mil pesos.

Jony optó por cerrar rápidamente esa etapa de su vida y retornó, entre dudas y desconfianzas de los hinchas, a Cerro Porteño. No pudo recuperar el nivel que lo había transformado en uno de los futbolistas más buscados en los mercados de pases y se alejó de la selecciónRecién en el 2015 volvió a relucir y fue una de las figuras del Ciclón del Barrio Obrero en la conquista del Apertura de ese año.

“El paso por River me perjudicó mucho”, señaló (Getty Images)
“El paso por River me perjudicó mucho”, señaló (Getty Images)

A mediados del 2016 decidió dar un nuevo vuelco en su vida, tanto profesional como amorosa. Arregló su arribo a Jaguares de México y le propuso casamiento a Larissa Riquelme, tras cinco años de relación. Dentro de la cancha no le fue para nada bien: a pesar de haber sido titular en buena parte del torneo, su equipo perdió la categoría.

Hoy, mientras negocia su arribo a Atlético Nacional de Colombia con 35 años, vive las horas más preocupantes de su vida con el pedido de detención. Sin embargo, él no acusó recibo del conflicto y se mostró muy contento en su cuenta de Twitter compartiendo diferentes eventos con sus amigos.

LEA MÁS: