El técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, consideró como "una falta de respeto total" la burla de una joven empleada de la Fundación Favaloro a través de una foto que se viralizó en redes sociales.

Además, calificó de "subdesarrolladas" a las tres personas que cortaron una calle para mostrarle una camiseta de River y cargarlo luego de la derrota del Xeneize contra el clásico rival el domingo pasado, en la Bombonera, por 3-1.

"Vivimos en un país de mucha pasión, exitismo y agresión. Muchas veces nos han dicho que es subdesarrollado y quienes hacen ese país son las personas que lo habitan… Hay que convivir con quienes tienen comportamientos así". Matices de disgusto y resignación tuvo el tono de la respuesta del mellizo, a la hora de referirse a las burlas que recibió por parte de hinchas de River.

Primero circuló una foto en las redes sociales en la que la empleada de una clínica realizaba un gesto con tres dedos de su mano derecha, recordando el resultado del Superclásico del domingo pasado. Pero eso no fue todo, ya que después simpatizantes millonarios lo agredieron cuando se marchaba en su auto.

"Bajé la ventana porque me pareció gracioso. Era gente grande. Tres subdesarrollados que cortaron la calle y me agredieron, pero ¿qué vas a hacer? Ya está", explicó el entrenador xeneize, que también consideró que en la sociedad deberían existir límites más allá de la pasión que genera el fútbol.

LEA MÁS: