Delpo mencionó a Kuerten y a Sampras, pero el elegido sería otro apellido de peso
Delpo mencionó a Kuerten y a Sampras, pero el elegido sería otro apellido de peso

Lo que queda claro sobre el armado del equipo de trabajo de Juan Martín Del Potro es que el tenista se lo está tomando con mucha calma. Casi como una cábala. La tranquilidad como espejo de un esquema dentro y fuera de las canchas. Aunque otra cosa queda expuesta: no está tan lejos la constitución definitiva de su grupo de trabajo.

Como viene adelantando Infobae desde hace unos meses, la elección del entrenador estará enfocada en una leyenda que le cause un respeto indiscutible y lo ayude, puntualmente, en los Grand Slam.

Esto lo confirmó el tandilense ante la consulta de este medio: "Me gustaría poder contar en determinados torneos con algún histórico del tenis". Y puso sobre la mesa dos nombres que, de por sí, serían impactantes: "Como experiencia podría ser lindo para mí tener a un (Pete) Sampras, (Guga) Kuerten o alguno de esos otros nombres que puedan acompañarme en algún torneo".

Sin embargo, según la información que logró recabar Infobae la búsqueda no estaría rumbeada para el lado del estadounidense ni del brasileño. Actualmente se llevan a cabo charlas con diversos nombres que las encabezan el propio Juan Martín o su padre Daniel. En este contexto, el elegido se definiría en el mediano plazo (¿Wimbledon?).

La gran traba que se le presenta a Juan Martín a la hora de definir un compañero de tareas radica en la fusión de los tiempos. "Son muy difíciles de conseguir por tiempos de ellos, que están muy ocupados. Hablé con varios y hay ilusión por parte de los dos, pero de ahí a concretarlo… Más que nada por cuestiones de tiempos y compromisos que ellos tienen", reconoció.

¿Qué rol ocupa Daniel Orsanic en este cuadro de situación? El coach del equipo campeón de Copa Davis estuvo cerca del tandilense durante la primera parte de la temporada, pero no está en carpeta para quedarse firme en el cargo. "Me estuvo acompañando en la gira de Estados Unidos pero no es mi entrenador, no es lo que estoy buscando para estas próximas giras tampoco. Está claro que tenemos una gran relación", sintetizó Delpo.

Daniel Cinti (con gorra) es quien ayuda en la preparación a Del Potro (Prensa Boca)
Daniel Cinti (con gorra) es quien ayuda en la preparación a Del Potro (Prensa Boca)

El otro cargo que falta ocupar para completar el team es el de preparador físico: desde su regreso al circuito, el profe Daniel Cinti es el que le da una mano en este aspecto. Él es el indicado, pero el conflicto que impide su incorporación radica en el doble comando ya que es preparador de la reserva de Boca.

"Esta pequeña pretemporada la vengo haciendo con el profe de Boca. Para mí era lo más cómodo seguir trabajando con él. Obviamente que también tiene sus trabajos y dedicaciones por lo que me hace seguir a mí en la búsqueda de un preparador físico full time para mí", confió el tenista de 28 años. El combo, por este ítem, no podrá ser perfecto.

En el mientras tanto, Del Potro espera tranquilo para iniciar en unos pocos días la gira de polvo de ladrillo que culminará en Roland Garros. Allí lo podría volver a acompañar el propio Orsanic como parche o seguirá cubriendo el hueco con "entrenadores argentinos de los otros chicos que también están en los torneos y me dan una mano".

 

LEA MÁS: