El calor de Buenos Aires volverá a recibir a la Fórmula E en el marco de la tercera fecha de la temporada. El Callejero de Puerto Madero será el escenario de la innovadora categoría que tendrá como protagonista principal a José María López.

Será la tercera carrera para el cordobés que se animó a incursionar en los autos eléctricos, pero su condición de local no lo favorece, dado que varios pilotos ya compitieron en el circuito porteño y ello lo pone en desventaja. Sin ir más lejos, su compañero de equipo fue el que se adjudicó la victoria el año pasado y por ello se desprende la interrogante sobre si hubo algún consejo de su colega para el compromiso del sábado.

"Hoy, con toda la tecnología que hay disponible para comparar la adquisición de datos, uno no tiene que preguntar nada. Igual trato de sacar toda la información de Sam (Bird) porque es un piloto con mucha experiencia y acá anduvo muy bien, pero también estuvo todo el equipo, y las preguntas más que nada se las hago a ellos", reconoció Pechito en diálogo con Infobae.

Como se trata de un evento internacional a cargo de la FIA, las comparaciones con la Máxima surgieron en la conversación. El modo en que se forman los boxes, el diseño de los vehículos y la jerarquía de los protagonistas fueron algunos de los aspectos más destacados, aunque el baño de realidad que impuso el de Río Tercero desvaneció el espejismo: "Sacando los pilotos que son ex F1 y los que siguen siendo parte en las pruebas, la única similitud que hay es que son monopostos y que vas con la cara descubierta con el casco. La realidad es que hay otra potencia, otras velocidades porque son autos eléctricos. En ese sentido es incomparable".

El pasado cargado de logros en diversas competiciones impone a Pechito el rótulo de Piloto Todoterreno. El tricampeonato en el Mundial de Turismo, el título en el Top Race, sus producciones en el Turismo Carretera, la gloria en el TC 2000 y el Súper TC 2000 son algunos argumentos que justifican la hipótesis. Él lo toma a risa, pero sabe que hay una realidad por su extenso curriculum. "He participado en distintas carreras: con tracción delantera, con tracción trasera, con autos de turismo, de fórmula… se puede decir que pude manejar varios autos a lo largo de mi trayectoria y eso es lo que busco, porque no se trata de ser el más rápido en una categoría, sino seguir aprendiendo para crecer como piloto", aseguró.

En este sentido, el argentino tendrá otros desafíos en el futuro y el más llamativo se remite a las 24 Horas de Le Mans. "Me genera mucha emoción porque es una carrera mítica con un auto muy rápido. Ahí sí hay una similitud con la Fórmula 1, porque son los autos más rápidos después de esa categoría. Estoy muy ansioso", reveló.

Todavía con la espina clavada de lo que pudo haber sido y nunca fue, José María López intenta alejarse del recuerdo que dejó la posibilidad de haber participado en la Fórmula Uno. Sin embargo, el representante albiceleste habla del tema sin ningún tabú: "La última oportunidad, que fue la más cercana, en donde iba a correr para un equipo de Estados Unidos, parecía que estaba todo dado. Se habían conseguidos los sponsors, llegamos al presupuesto, se firmó el contrato, pero el equipo quebró antes de arrancar. Tal vez el error fue en concentrarnos a buscar los auspiciantes y se nos pasaron un par de cosas. Fue una lástima, pero nadie perdió nada. Salvo yo y mi familia. Igual no soy de pensar mucho en eso, creo que es una etapa pasada en donde se hizo lo que se pudo. Si no se dio a lo mejor es porque no lo merecía".

Para dicha ocasión el gobierno a cargo de Cristina Fernández de Kirchner le había prometido una contribución para que el piloto pueda cumplir su sueño y llevar la bandera nacional a la cima del mundo.  "Había un apoyo del Estado. Un cuarto del presupuesto total lo iba a aportar Argentina, pero no se llegó a concretar porque con la firma del contrato sólo se transfirió el 10%, que provenía de sponsors privados", explicó con la transparencia que lo caracteriza.

Curiosamente, en estos días Pechito López fue reconocido como Personalidad Destacada del Deporte por la Legislatura porteña. La distinción la recibió en manos de Diego Santilli, quien representa al bloque de Cambiemos, con una ideología totalmente opuesta a la del kirchnerismo. "Yo tengo una bandera, que es la de Argentina, y no me alineo políticamente con nadie. Si bien me interesa lo que pasa en el país y me apeno cuando las cosas se ponen mal o me alegro cuando todo va bien, siempre ser reconocido es importante, aunque el mejor reconocimiento es el de la gente", concluyó el piloto que buscará la consagración ante su público en la categoría más silenciosa del mundo. En Puerto Madero, Pechito quiere hacer ruido.

(Getty)
(Getty)

LEA MÁS