Messi solo piensa en la revancha ante el PSG (Reuters / Christian Hartmann Livepic)
Messi solo piensa en la revancha ante el PSG (Reuters / Christian Hartmann Livepic)

La goleada por 4-0 sufrida por el Barcelona en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League ante el París Saint Germain caló hondo en el ánimo de los catalanes y la máxima estrella del equipo, Lionel Messi, no escapa a este momento de incertidumbre.

Nadie esperaba una derrota tan abultada y los antecedentes hacen pensar que será muy difícil revertir la serie en el Campo Nou. Esta circunstancia motivó el enojo del rosarino. Según el diario Mundo Deportivo, "La Pulga" atraviesa días difíciles ya que no puede evadirse del mal desempeño que tuvo el equipo y de su floja actuación en París.

El medio catalán asegura que Jorge Messi, padre del futbolista, fue a verlo a su casa y lo encontró muy preocupado. El delantero no culpa al entrenador, Luis Enrique, ni a sus compañeros, sino que se marca sus propios errores y eso es lo que más lo enoja.

Messi estuvo muy alejado de su mejor versión en el duelo ante el PSG (Reuters / Christian Hartmann Livepic)
Messi estuvo muy alejado de su mejor versión en el duelo ante el PSG (Reuters / Christian Hartmann Livepic)

Es por eso que todos los cañones del rosarino apuntan al próximo 8 de marzo, día de la revancha ante el PSG. Desde su entorno confían en que su vocación competitiva y su capacidad para reponerse a los momentos adversos jueguen a su favor en un momento tan decisivo. Es que una eliminación del Barcelona en octavos de final no solo significaría un duro golpe deportivo para la institución, sino que también dejaría a Messi en inferioridad de condiciones de cara a la pelea por el próximo balón de Oro.

En medio de todo esto también está la discusión por la renovación de su contrato con el club "Blaugrana". Para eso es que Jorge Messi viajó a Barcelona, donde se quedará una semana más. Sin embargo, eso no es algo que afecte hoy particularmente al jugador, quien está más enfocado en revertir la situación en el aspecto futbolístico.

La hora de la verdad para Messi será, entonces, el 8 de marzo. Todas sus ilusiones y sus expectativas están puestas en esa fecha, en la que espera dar todo de sí para lograr la hazaña y llevar al Barça a los cuartos de final de la Champions League.

LEA MÁS: