Miguens durante un encuentro de rugby juvenil
Miguens durante un encuentro de rugby juvenil

Bernardo Miguens es una leyenda. Jugó 12 partidos con la camiseta de Los Pumas entre 1983 y 1987. La historia de su debut internacional es recordada por todos los jugadores del Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) y de la Selección: lució por primera vez la camiseta celeste y blanca durante una gira. Un minuto después de pisar el campo de juego, frenó con un violento tackle al jugador australiano Brendan Moon. "Lo hizo volar", dijeron sus compañeros en diálogo con Infobae.

Era el último jugador de la cancha, el número 15, el fullback. Corría cuando todos habían perdido el aliento. Acorralaba a los rivales contra la línea.

Bernardo será para siempre -en la memoria de quienes lo conocieron- el hombre que llega en apoyo cuando el campo queda vacío, y ya no hay nadie más que pueda evitar la derrota.

A la hora de enfrentarlo, era un jugador temible
CUBA – 1979 – Plantel “Reserva”: Bernardo Miguens, tercero, arriba a la derecha
CUBA – 1979 – Plantel “Reserva”: Bernardo Miguens, tercero, arriba a la derecha

Gabriel Travaglini, ex jugador del Club Atlético San Isidro y compañero de Miguens en Los Pumas, dijo a Infobae: "Bernardo no se amedrentaba ante nadie. Era muy sano. Jugaba con pasión y fuerza".

Fue una persona amorosa y un padre ejemplar

Padre de 13 hijos, 7 varones y 6 mujeres. Sobre su familia, Miguel Alemán -uno de sus compañeros en CUBA que más tarde se convirtió en el pediatra de sus niños- recordó en un reportaje con Infobae: "Fue una persona amorosa y un padre ejemplar, miembro de una hermosa familia que construyó junto a Ana, su compañera durante 40 años".

CUBA – 1983 – Plantel principal: Bernardo Miguens, segundo, abajo a la izquierda. En este plantel estaban también sus hermanos Javier y Sebastián
CUBA – 1983 – Plantel principal: Bernardo Miguens, segundo, abajo a la izquierda. En este plantel estaban también sus hermanos Javier y Sebastián

Además, Alemán contó quién era Miguens cuando llegaba el momento de hacer lo que mejor sabía hacer, cuando sonaba el silbato y había que jugar al rugby: "Era un gran capitán. Siempre tuvo palabras de aliento para sacar al equipo adelante, para sus compañeros. Fue un jugador demoledor".

Por otro lado, Eliseo Branca –ex jugador del CASI y también compañero de Miguens en Los Pumas– coincide en esta última idea: "A la hora de enfrentarlo, era un jugador temible".

Miguens junto a sus hijos
Miguens junto a sus hijos
Era un gran capitán. Siempre tuvo palabras de aliento para sacar al equipo adelante
Bernardo, su esposa Ana y un mensaje en Facebook: “Hace 40 años que estamos caminando y no me importa a dónde vamos. Quiero ser tu acompañante hasta el final”
Bernardo, su esposa Ana y un mensaje en Facebook: “Hace 40 años que estamos caminando y no me importa a dónde vamos. Quiero ser tu acompañante hasta el final”

"Fue un placer haber jugado con él, imponía respeto, era un gran hombre, una excelente persona", explicó Branca a Infobae. "Vivía el rugby a todo o nada. Así fue en la vida. Entraba a la cancha y sabía que iba a morir ahí", recordó su ex compañero.

Vivía el rugby a todo o nada. Así fue en la vida

Con Los Pumas, derrotó a Francia en 1985 y en 1986. Además, participó en el histórico empate frente a Nueva Zelanda. Estas son las imágenes de aquel partido ante los All Blacks:

Sus dos hermanos, Hugo y Javier, también portaron con orgullo los colores argentinos. La humildad y la valentía -valores que el rugby graba en la piel de los deportistas- son insignias imborrables de la familia Miguens.

Actualmente, Joaquín y Benjamín –hijos de Bernardo– integran el plantel principal de CUBA.

Este sábado, un accidente en las playas de Pinamar lo dejó severamente lastimado. Mientras practicaba surf, una ola le causó graves heridas. Fue trasladado al Hospital Británico y murió este domingo. Pronto cumpliría 58 años. Cuando la noticia comenzó a circular, el clima de hermandad presente en todo tercer tiempo se trasladó a las redes sociales. Para él, solo hubo palabras de agradecimiento, de bravura y de honor.