Guilherme Gimenez de Souza, lateral derecho del Chapecoense, fue una de las víctimas de la tragedia en Colombia. El futbolista de 21 años había sido partícipe importante del arribo del equipo de Santa Catarina a la final de la Copa Sudamericana, incluso siendo titular en los dos cruces ante Independiente y en la ida ante San Lorenzo, jugada en Buenos Aires.

Como el resto de las familias de los fallecidos, la suya no pudo contener las lágrimas durante la ceremonia que se realizó en el estadio Arena Condá, donde los allegados y más cercanos al plantel tuvieron acceso al césped. Dolor, angustia y sufrimiento fueron moneda corriente allí.

La camiseta número 2 de Gimenez seguramente sea uno de los baluartes por siempre para su familia y una institución que tendrá que reponerse de una difícil y delicada situación.

LEA MÁS: