Luisa Ortega Díaz (EFE)
Luisa Ortega Díaz (EFE)

Fuentes del Ministerio Público de Venezuela confirmaron a Infobae que de forma sorpresiva el Presidente del TSJ, Maikel Moreno, llamó a los magistrados para una reunión de Sala Plena hoy a las 13 hora local. "Sin convocatoria previa, sin indicar los puntos a tratar, sin repartir la ponencia que se va a discutir", puntualizaron desde el órgano que lidera Luisa Ortega Díaz, la funcionaria que el chavismo pretende desplazar por denunciar al gobierno de Maduro.

Según la fuente, "extraoficialmente se ha conocido que las intenciones de Moreno son admitir el Antejuicio de Mérito Solicitado por el diputado chavista Pedro Carreño en contra de la Fiscal General de la República y así tratar de designar de facto a un Fiscal General que sea complaciente con los caprichos del Gobierno".

Van a designar de facto a un Fiscal General que sea complaciente con los caprichos del Gobierno

La acusación del Carreño asegura que Ortega Díaz "ha incurrido en las faltas de atentar, lesionar o amenazar la ética pública y la moral administrativa, actuar con grave e inexcusable ignorancia de la Constitución y violar, amenazar o menoscabar los principios fundamentales establecidos en la Constitución".

El chavista pidió a la Corte que "se declare si hay mérito para su enjuiciamiento", es decir que no solo debe ser destituida sino que puede y debe ser enjuiciada.

Ortega Díaz resiste hace semanas a los embates del chavismo. La funcionaria, considerada oficialista hasta hace dos meses, decidió rebelarse contra el régimen de Nicolás Maduro. Fue ella la primera en denunciar la "ruptura del orden constitucional",  cuando la misma Corte que hoy la quiere desplazar intentó – sin éxito- anular el Parlamento.

Ella también denunció la brutal represión de estos últimos dos meses y desmontó la teoría de que a Juan Pernalete, el estudiante muerto el 27 de abril en una marcha, había sido asesinado por los opositores y probó que perdió la vida por un disparo de bombas lacrimógenas de la Guardia Nacional Bolivariana.

Además, presentó dos recursos para frenar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente que, a su entender, violan el derecho a voto de los Venezolanos.

Su accionar fue recibido por el chavismo como "una traición" y juraron venganza. Es que el oficialismo venezolano no tolera la rebelión de quien ha defendido de manera fervorosa la detención de Leopoldo López y de todos los presos políticos.

Hoy, la Corte -que ha demostrado en varias oportunidades su nula independencia- busca ejecutar esas represalias y desplazarla.

LEA MÁS: