A cuatro años de su última actualización, Google Earth publicó una nueva experiencia de mapas que muestra cómo cambió el paisaje del mundo en las últimas tres décadas. Lo hace a través de un sistema que permite buscar por ciudad y muestra la explosión demográfica y urbanística de algunas regiones, así como el efecto del cambio climático.

"Hoy estamos haciendo nuestra mayor actualización a timelapse hasta ahora, con cuatro años adicionales de imágenes, petabytes de datos nuevos y una vista más nítida de la Tierra de 1984 a 2016″, expresó Google en su blog oficial.

La empresa utilizó más de 5 millones de imágenes satelitales para lograr "una visión más clara de nuestro planeta, con colores más reales y menos distracciones". Para apreciar el cambio, se debe clickear el botón de play. También es posible ajustar la velocidad del timelapse.

En algunas ciudades desarrolladas, el cambio es menos notorio. Para el mapa de París, el foco está puesto en la periferia de la capital francesa.

Londres, en el Reino Unido, se da un caso similar, ya que hay que prestar atención para distinguir los cambios de los últimos 32 años.

En otras latitudes, el cambio es exponencial. Para Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, la evolución de las últimas décadas es impresionante. Se puede apreciar la irrupción de modernas construcciones.

Miami también creció notoriamente en las últimas décadas y es visible la aparición de nuevos barrios.

En Buenos Aires, se puede distinguir el crecimiento urbanístico de la capital argentina.

También llama la atención la evolución de Bogotá, que actualmente cuenta con 8 millones de habitantes, más del doble de los ciudadanos que vivían en la capital colombiana en 1985, según datos oficiales.

Ciudad de México, que entonces era conocida como Distrito Federal, cuenta actualmente con 21 millones de habitantes (incluyendo a los residentes en la zona del valle).

El cambio climático, acelerado durante las últimas décadas, ha dejado huella en la naturaleza, principalmente en lugares de circunstancias extremas.

El glaciar Columbia, ubicado en Alaska, ha estado en permanente retroceso desde los años 80, tal como se ve en las imágenes.

El lago Poopó era, en 1984, el segundo lago más grande de Bolivia, después del Titicaca (fronterizo con Perú). Sin embargo, en 2015 terminó de secarse tras un largo proceso de desertificación, a una altitud de 3686 metros sobre el nivel del mar. Actualmente Bolivia sufre una de las crisis hídricas más graves de las últimas décadas.

La herramienta está disponible en la página de Google Earth.