Las fuerzas del dictador sirio Bashar al Assad sigue su ofensiva sobre el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en la ciudad de Deir Ezzor, una de las pocas zonas que aún permanece en poder de los yihadistas.

Una fuente militar aseguró este miércoles que el Ejército está tratando de "rodear" al grupo terrorista en esa provincia rica en petróleo.

La semana pasada las fuerzas sirias, con el apoyo de sus aliados, rompieron el asedio de ISIS en Deir Ezzor e ingresaron a dos secciones de la ciudad.

Desde entonces, el Ejército ha recibido refuerzos por parte de sus aliados.

"El Ejército está tratando de rodear a ISIS desde tres lados controlando las parte de la orilla occidental del río Eufrates", aseguró la fuente militar a la agencia AFP.

Agregó, además, que las tropas del régimen atacarán el territorio ribereño en los bordes del noroeste de la ciudad así como las áreas estratégicas en el sur, incluyendo el aeropuerto militar y la aldea de Al Jafra, a orillas del Eufrates.

"La operación busca expulsar a ISIS de la ciudad y la provincia por completo", remarcó.

Rami Abdel Rahman, jefe del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), informó que en Deir Ezzir "ha habido fuertes combates desde ayer".

LEA MÁS: