Tropas del ejército de Irak en Mosul. (AP archivo)
Tropas del ejército de Irak en Mosul. (AP archivo)

Las fuerzas iraquíes lanzaron la noche del sábado una ofensiva para recuperar el control de Tal Afar, último bastión del grupo Estado Islámico (EI) en la provincia septentrional de Nínive, anunció el primer ministro iraquí Haider Al Abadi.

En una declaración difundida por la televisión, Al Abadi, vestido con uniforme militar, como cada vez que las fuerzas iraquíes lanzan una ofensiva, anunció "el comienzo de la operación de liberación de Tal Afar".

"A los hombres del EI, les digo que no les queda otra alternativa más que la rendición o la muerte", advirtió. "Hemos ganado todas nuestras batallas y el EI siempre ha perdido", dijo, antes de dirigir un mensaje de aliento a sus tropas: "el mundo entero está con vosotros".

Tal Afar está situada a 70 km al oeste de Mosul, la segunda ciudad de Irak, de donde las fuerzas gubernamentales respaldadas por Estados Unidos expulsaron a los yihadistas a principios de enero, al término de una ofensiva de varios meses.

El EI se apoderó en junio de 2014 de este enclave chiíta en la provincia mayoritariamente sunita de Nínive, de la que Mosul es capital. Actualmente es uno de los últimos bastiones del EI en el norte de Irak, fronterizo con Siria. Antes de la entrada del EI, tenía unos 200.000 habitantes.

Tropas iraquíes en Mosul (@HaiderAlAbadi)
Tropas iraquíes en Mosul (@HaiderAlAbadi)

Abadi precisó que además de las diferentes unidades del Ejército, de la policía federal y local, y de las unidades antiterroristas, también participará en las operaciones el Hachd Al Shaabi, "unidades de movilización popular", una organización paramilitar dominada por milicias chiítas respaldadas por Irán, que ya participó en otras batallas de reconquista de ciudades iraquíes.

Además de Tal Afar, el grupo EI controla todavía Hawija en la provincia de Kirkuk, a 300 km al norte de Bagdad. También está presente en la provincia occidental de Al Anbar, especialmente en la región Al Qaim, fronteriza con Siria.

Tras apoderarse de grandes territorios de Irak en 2014, el EI perdió mucho terreno durante estos dos últimos años frente a las ofensivas del Ejército iraquí respaldado por la coalición internacional aniyihadista dirigida por Estados Unidos.

La organización yihadista también está perdiendo terreno en Siria: en Raqa, a expensas de combatientes árabes y kurdos también respaldados por Estados Unidos, y en el desierto central, asediada por las fuerzas del régimen sirio.

Con información de EFE

LEA MÁS: