Las delegaciones de Rusia, Irán y Turquía encabezan las negociaciones de paz en un hotel Rixos de Astana, Kazajistán (AP)
Las delegaciones de Rusia, Irán y Turquía encabezan las negociaciones de paz en un hotel Rixos de Astana, Kazajistán (AP)

Las conversaciones de paz en Siria entre emisarios del presidente Bashar al Assad y representantes de los rebeldes empezaron este lunes en Astana, capital de Kazajistán, pese a la negativa de último minuto de los rebeldes para negociar cara a cara con el régimen.

La primera sesión fue abierta por el ministro kazajo de Relaciones Exteriores, Kairat Abdrajmanov, ante las dos delegaciones reunidas en una misma sala en torno a una gran mesa circular en el hotel Rixos, de Astana.

Las negociaciones comenzaron las 13:40 hora local (07:44 GMT), con 40 minutos de retraso sobre el horario previsto, bajo el auspicio de Rusia, garante del Gobierno, y Turquía, valedora de la oposición.

Las conversaciones, que durarán dos días y que se realizarán a puertas cerradas, "serán indirectas" según dijo a EFE Osama Abu Zeid, el portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), que lidera la oposición armada en las conversaciones de Kazajistán.

El representante de la oposición armada agregó que Rusia y Turquía han llegado a la decisión de las negociaciones indirectas este lunes.

Por otra parte, el vicepresidente de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal agrupación política opositora siria, Abdul Hakim Bachar, dijo a EFE por internet que la delegación opositora "no está en contra de conversaciones directas con la existencia de un mediador de la ONU o los dos países garantes, Rusia y Turquía".

El enviado especial del presidente de Rusia Alexandr Lavrentiev se ha mostrado optimista sobre los resultados de las conversaciones para el arreglo del conflicto de Siria en Astana.

"No hay una solución simple al conflicto, pero no escatimamos esfuerzos para intentar acercar las posiciones de la partes en el conflicto sirio, es decir, el Gobierno y los grupos armados de la oposición", dijo a la prensa Lavrentiev, jefe de la delegación rusa que asiste a las consultas en la capital kazaja.

En esas conversaciones, que durarán dos días y serán a puerta cerrada, participan además una delegación iraní, encabezada por el viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Árabes, Hosein Ansari, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

(Con información de AFP y EFE)