Donald Trump (AP)
Donald Trump (AP)

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, expresó este jueves que la resolución que exige la detención de los asentamientos israelíes y será sometida a votación en el Consejo de Seguridad de la ONU  "debería ser vetada", por considerarla "extremadamente injusta".

El proyecto de resolución, impulsado por Egipto, reclama que "Israel cese completa e inmediatamente todas las actividades de los asentamientos en los territorios palestinos ocupados, incluyendo Jerusalén este". La votación estaba programada para las 20 GMT, pero Egipto pidió aplazarla y la ONU aceptó la solicitud, sin entregar una nueva hora o fecha.

El país africano argumentó en su pedido, posterior a las declaraciones de Trump, que necesitaba más tiempo para realizar consultas al respecto.

El republicano indicó que los "Estados Unidos ha sostenido que la paz entre israelíes y palestinos sólo llegará a través de la negociación directa entre las partes, y no con la imposición de términos de las Naciones Unidas".

En ese sentido, consideró que el proyecto, en caso de ser aprobado, pondría a Israel en "una posición muy pobre para negociar", lo cual sería "extremadamente injusto para los israelíes".

Los diplomáticos han especulado durante semanas sobre si el Gobierno de Estados Unidos evitará esta vez interponer un veto para bloquear una resolución que condena a su aliado Israel. Hace cinco años, Washington impidió la aprobación de un texto similar, en el único uso del derecho a veto hecho durante la presidencia de Obama.

EFE
EFE

El mundo árabe aprovecha el período antes del cambio de Administración al presidente electo Donald Trump para tratar de aprobar una condena que fije la posición estadounidense respecto a las colonias y su apoyo a la solución de dos estados y, por tanto, a la creación de un estado palestino independiente.

El texto afirma que los asentamientos "ponen en peligro la viabilidad de la solución de dos Estados" que preconiza la creación de un Estado palestino independiente que coexista junto con Israel.

También insta a dar "pasos inmediatos" para revertir la situación en el terreno así como para prevenir actos de violencia contra los civiles, aunque no exhorta en forma específica a los palestinos a detener su instigación, como reclama Israel.

El último viernes, el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, manifestó que "décadas de maniobras han creado un número desproporcionado de resoluciones, reportes y comités contra Israel". Por ello, resaltó que ha argumentado en la última década que "no se puede tener un juicio parcializado" contra dicho país, lo que "impide la habilidad de la ONU de cumplir su rol efectivamente".