El presidente estadounidense Donald Trump prometió este martes responder con "fuego y furia" a Corea del Norte si prosigue con sus amenazas a Estados Unidos por el desarrollo de su arsenal nuclear.

"Mejor que Corea del Norte no haga más amenazas a los Estados Unidos, o enfrentarán fuego y furia como el mundo nunca ha visto", declaró Trump desde su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones.

"Él ha estado haciendo muchas amenazas, más de lo normal", dijo en aparente referencia al dictador norcoreano Kim Jong Un, "y se encontrarán con el fuego y la furia y, francamente, con un poder de una magnitud tal que nunca se ha visto antes en este mundo", agregó durante una reunión informativa con sus asesores sobre la adicción a los opioides.

Hwasong-14, el primer misil balístico intercontinental de Corea del Norte (Reuters/KCNA)
Hwasong-14, el primer misil balístico intercontinental de Corea del Norte (Reuters/KCNA)

Este martes, el diario The Washington Post filtró un informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) de los EEUU que señala que Corea del Norte ha logrado producir una cabeza nuclear en miniatura que puede ser colocada en uno de sus misiles balísticos.

El hallazgo fue incluido en un análisis confidencial completado el pasado mes por esa entidad, y se produce poco después de que las agencias de inteligencia estadounidenses elevaran sus estimaciones sobre el número de armas nucleares bajo control del régimen norcoreano a 60.

"La comunidad de inteligencia evalúa que Corea del Norte ha producido armas nucleares para envío mediante misiles balísticos, que incluyen la categoría de misiles intercontinentales", indica el documento obtenido por el periódico estadounidense.

Kim Jong-un
Kim Jong-un

Además, Pyongyang amenazó este martes con emprender "medidas estratégicas" y "acciones físicas" tras las sanciones adoptadas el sábado en su contra por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, las cuales calificó de "ilegales" y de "acto terrorista".

Las sanciones de la ONU, que vetan numerosas exportaciones norcoreanas, llegaron en respuesta al primer misil balístico intercontinental (ICBM) que lanzó Corea del Norte en su historia, el pasado 4 de julio, un hito armamentístico al que le ha seguido el lanzamiento de un segundo proyectil de ese tipo el 28 de julio.

LEA MÁS: