Los senadores Mike Lee y Jerry Moran (Reuters)
Los senadores Mike Lee y Jerry Moran (Reuters)

El proyecto de ley para reformar el sistema de salud de Estados Unidos pareció enfrentar graves problemas el lunes, después de que otros dos senadores republicanos dijeron que se oponen a una versión corregida de la propuesta.

Los senadores Mike Lee y Jerry Moran anunciaron en Twitter la noche del lunes que no pueden respaldar el proyecto de ley en su forma actual, elevando a cuatro el número de republicanos que se oponen a la medida en el Senado, lo que en la práctica mataría la versión revisada de la iniciativa.

La noticia se conoció en momentos en que otros senadores republicanos se reunían en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, quien prometió durante su campaña que revocaría y reemplazaría la ley de salud de su predecesor conocida como "Obamacare". El millonario está presionando a los miembros de su partido para que aprueben el proyecto.

El anuncio de los senadores representa un revés significativo para un gobierno que busca fervientemente una victoria legislativa.

La Casa Blanca y el líder de mayoría del Senado, Mitch McConnell, deben decidir ahora si buscan un camino diferente para avanzar en el tema sanitario o abandonan la iniciativa para concentrarse en otras prioridades, como la reforma tributaria.

"No deberíamos dar nuestra aprobación a una mala política", dijo Moran en un comunicado en Twitter, criticando lo que llamó un proceso a "puertas cerradas" que llevó a la elaboración del proyecto.

Colaboradores de McConnell no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios, pero el líder de minoría del Senado, el demócrata Charles Schumer, dijo en un comunicado que el segundo fracaso de la propuesta "es una prueba positiva de que el centro del proyecto es inviable".

La Casa Blanca no realizó comentarios de inmediato.

Los senadores republicanos Susan Collins y Rand Paul ya se habían expresado contra el proyecto. Debido a que los republicanos tienen 52 escaños en el Senado de 100 miembros, McConnell no puede permitirse que más miembros de su partido den la espalda a la medida.

Los demócratas están unidos en su oposición a la medida para reemplazar a la Ley de Cuidado de Salud Asequible del 2010, un proyecto emblemático del ex presidente Barack Obama, conocida popularmente como "Obamacare".

(Con información de Reuters)

LEA MÁS: