(Reuters)
(Reuters)

Donald Trump amenazó con cancelar la próxima reunión que tiene prevista con su homólogo mexicano si la gestión de Enrique Peña Nieto mantiene su negativa para realizar el financiamiento de la construcción de un muro a lo largo de la frontera entre los dos países, un día después de firmar el decreto para comenzar la obra.

El mandatario recurrió a Twitter para destacar el déficit comercial que mantienen los Estados Unidos con México, con un saldo negativo que roza los USD 60 mil millones, en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. "Ha sido un negocio parcializado desde el inicio del TLCAN con una masiva pérdida de compañías y puestos de trabajo", criticó.

Además, usó el tema de la construcción del muro como una herramienta de presión con respecto a su próxima reunión con Peña Nieto, programada para el próximo martes 31 de enero. "Si México no está dispuesto a pagar por el muro que tanto necesitamos, entonces sería mejor cancelar la próxima reunión", indicó.

La cumbre entre los dos mandatarios fue anunciada como un "nuevo diálogo" que traiga "buenos resultados". Sin embargo, la tensión no descendió y Peña Nieto recibió pedidos en su país para que no realice la visita a Washington.

"Lamento y repruebo la decisión de los Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que, desde años, lejos de unirnos, nos divide. Lo he dicho una y otra vez: México no pagará ningún muro", dijo el miércoles el líder mexicano, horas después de la firma del decreto de Trump para construir la obra en la frontera.

El secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, quien se encuentra en la capital de los EEUU para iniciar los diálogos entre ambas gestiones por una posible renegociación del tratado comercial, comentó que los funcionarios estadounidenses se mostraron "receptivos" ante sus puntos de vista.

Por su parte, el secretario de Hacienda de México, José Antonio Meade, admitió que si se concreta la cancelación de la reunión, traería más "incertidumbre" a los mercados.