Militares califican de poco creíble la Orden de Operaciones que presentó el fiscal venezolano y que pretendía el supuesto magnicidio contra Maduro

Tarek Saab, por algún extraño subterfugio, insiste en calificar a San Miguel como periodista, cuando sabe perfectamente que ella es abogada, que está colegiada en el mismo gremio que él

Compartir
Compartir articulo
Tarek Saab

Si algo fue relevante de lo que dijo Tarek Saab, en una nueva rueda de prensa, es que, entre los primeros detenidos del supuesto intento de magnicidio y asesinato de otras figuras de la revolución bolivariana, estuvo el Teniente Coronel Guillermo Enrique Cesar Siero, agregando que, en el allanamiento a su residencia, “se encontró un documento militar, Orden de Operaciones donde se especificaban las acciones a desarrollar en esta brutal trama terrorista Brazalete Blanco”, mencionando a varias personas, entre ellas a la abogado Rocío del Carmen San Miguel Sosa y la primer teniente Karen Nayarit Gómez Gutiérrez, detenidas el 22 de enero y el 9 de febrero respectivamente.

Tarek Saab, por algún extraño subterfugio, insiste en calificar a San Miguel como periodista, cuando sabe perfectamente que ella es abogado, que está colegiada en el mismo gremio que él. La razón es que así le da veracidad a la tesis de que la presidente de Control Ciudadano estaba encargada de hacer las coordinaciones con los medios de comunicación para transmitir, en el momento, la ejecución de la Operación Brazalete Blanco.

El coronel del Ejército Carlos Jesús Sánchez Vásquez, detenido el 15 de diciembre 2023, es el esposo de la 1Tte Gómez Gutiérrez, quien durante más de un mes acudió a los organismos, incluyendo el Ministerio Público a denunciar la desaparición forzada de su pareja, hasta que, el 22 de enero, fue detenida.

El Ministerio Público narrando las pruebas que tendrían del intento de magncidio y atentado contra otros funcionarios
El Ministerio Público narrando las pruebas que tendrían del intento de magncidio y atentado contra otros funcionarios

¿Si ellas aparecen en la Orden de Operaciones, para asesinar a Nicolás Maduro, que habrían encontrado en la casa de Cesar Siero, cómo fueron detenidas semanas después? Ninguna de las dos estaba oculta, incluso a San Miguel la detienen en el principal aeropuerto cuando, por asueto de carnaval, salía del país, con su hija.

El documento de cinco páginas, en el que el Fiscal Tarek Saab basó el Brazalete Blanco, es la Orden de Operaciones que, para militares de diversa graduación, que hablaron con Infobae, resulta una bufonada, que presentó en unas hojas sin el mínimo rigor que caracteriza un documento militar. Mencionó a San Miguel, a Norbey Marín del canal en youtube “Hasta que Caiga la Tiranía”, a Wender Enrique quien transmite en redes sociales información diversa, a la periodista Sebastiana Barráez y a la abogada defensora de DDHH Tamara Sulay Sujú Roa; esta vez no menciona al teniente José Antonio Colina Pulido ni al Vicealmirante Mario Iván Carratú Molina.

Rocío del Carmen San Miguel Sosa y Karen Gómez Guitérrez, pareja del coronel Carlos Sánchez
Rocío del Carmen San Miguel Sosa y Karen Gómez Guitérrez, pareja del coronel Carlos Sánchez

Un General del Ejército explica a Infobae por qué el documento del Ministerio Público es un montaje. “La Orden de Operaciones, en su primera página, tiene la organización para el Combate, que es donde se establece quién está al mando de la operación. Ese tipo de operaciones, que normalmente se hacen en secreto, para resguardar la originalidad del documento se le coloca un sello de agua, de manera que la palabra “secreto” atraviesa la hoja perpendicularmente, eso es para que se sepa que es el documento original, No valen excusas porque el Fiscal indicó claramente que las hojas que estaba mostrando era el original”.

Los mapas a los que hace alusión el fiscal
Los mapas a los que hace alusión el fiscal

Debe sellarse cada página

Un Almirante, en conversación con Infobae, explicó qué formato contempla una Orden de Operaciones Militares. “Básicamente debe tener 4 partes: la primera es la Situación; incluye autoridad (grado y nombres) del que la ordena y el quien la ejecuta, pueden identificarse las fuerzas amigas, enemigas, la organización y los apoyos”. Luego la Misión, que debe especificar cuál es.

En tercer lugar, la Ejecución, que para el alto oficial “es la parte más compleja y larga, señala cómo y cuándo se realizará (Día D, hora H), las fuerzas o unidades militares participantes, apoyos (artillería, sanidad, etc.), logística y otros dependiendo la misión a cumplir”.

La última parte, “las instrucciones de coordinación; es un aspecto fundamental para cumplir la misión con éxito. Puede haber otros aspectos más que ya dependen del tipo de operación y misión”.

Explica que “es clasificada generalmente, confidencial o secreta. Excepcionalmente puede ser no clasificada. Debe sellarse cada página con la clasificación, paginas numeradas y copias rigurosamente señaladas de quién las recibió”, dice para finalizar.

La primera página de la Orden de Operaciones presentada por el Ministerio Público
La primera página de la Orden de Operaciones presentada por el Ministerio Público

Ni las Unidades de Maniobra

Un oficial del Ejército le dijo a Infobae que no solo la Orden de Operaciones presentada por el titular del Ministerio Público carece de seriedad, sino que tampoco la tiene la Operación Brazalete Blanco. “Esa trama que se ha inventado la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y el Ministerio Público, ¿Cómo va a ser creíble al decir que lo planificaron y ejecutaron un grupito de militares retirados y un grupo de civiles entre ellos una defensora de derechos humanos, la directora de una ONG, un psicólogo, una periodista y otros comunicadores?”

“¡Qué locura! ¿Pretenden hacerle creer al país que un magnicidio lo haría ese grupo, cuando los militares sabemos que Nicolás Maduro tiene cubanos, rusos y otros, con una Casa Militar detrás de ellos, prestándole seguridad?”.

Ante le pregunta de si tiene seriedad alguna que la Operación Brazalete Blanco contemple el ataque a la División de Infantería del Táchira y el Cuartel Negro Primero, para que el capitán (Ej) Ányelo Julio Heredia Gervasio, el teniente Ronald Leandro Ojeda Moreno, dos sargentos y algunos militares que están fuera del país, con unos civiles, atentaran contra el Gobernador Freddy Alirio Bernal Rosales, quien tiene numerosas escoltas con armas de guerra, y luego siguieran hacia Caracas para cometer el magnicidio, su tajante respuesta fue “eso es risible”.

“¿Dónde están, en las paginitas presentadas por el Fiscal, las firmas? ¿Quién es el comandante de la Operación? En ese documento ¿dónde están las unidades de maniobra? Porque las unidades de maniobra van en el párrafo de Ejecución, ya con eso deja de ser una Orden de Operaciones, ¿Quiénes iban a tomar las instalaciones militares? ¿Acaso el oficial de más alta graduación de la lista que han presentado es Tomás Enrique Martínez Macías, un general retirado que estaba en Caracas? Además, ¿dónde están los que iban a ejecutar el supuesto magnicidio? Eso es un montaje muy malo”.

Quien hizo la Orden de Operaciones ni siquiera sabía que San Miguel no es periodista sino abogada
Quien hizo la Orden de Operaciones ni siquiera sabía que San Miguel no es periodista sino abogada

Auténtica piratería

El coronel Antonio María Guevara Fernández, quien fue catedrático de Inteligencia Estratégica en la Universidad Experimental de la Fuerza Armada (Unefa), y autor del libro “El Enigma pendiente: las claves de una conspiración”, manifestó que la orden de operaciones que presentó el fiscal general “es obvio que fue redactada por militares con grandes vacíos académicos y doctrinarios. Una auténtica piratería que no vale la pena desmontarla en todas y cada una de sus partes para desnudarla y presentarla como lo que realmente es: un guacho de Eurresta. Una auténtica piratería”.

Explica que, para ser creíble y viable, una orden de operaciones debe estar ajustada doctrinariamente. “Debe estar estructurada con base a los 5 párrafos a que remiten los manuales: Situación, Misión, Ejecución, Administración y Logística y, finalmente Comando y Comunicaciones”.

“Con el documento que se presentó a los medios en lo que se observó parcialmente en las cámaras con la incoherente exposición del fiscal hay una apariencia que atiende a la forma que remiten los manuales de operaciones con el detalle que no es Orden de Batalla como debe identificarse esa parte y sí como la Organización para el Combate. Y de fondo lo más importante es que atienda a la misión y al concepto de la operación que expidió en su momento el comandante de la operación en su puesto de comando”.

“Mientras ese documento no se ejecute mantiene su denominación de plan, que se activa y empieza a calificarse como orden cuando se presentan cualquiera de los supuestos contenidos en el párrafo 1. Situación aparte d. Suposiciones. Como se remite a la ocupación de un cuartel en San Cristóbal y a la sustracción de un armamento, eventos que han debido ser parte de las condiciones y supuestos que no ocurrieron, el fiscal ha debido referirse al documento siempre como un plan”.

“Allí ha debido llevar rojo del bueno el expositor, en la calificación de la exposición oral”, agregando que “montar un plan desde el régimen con toda una estructura doctrinaria e incluir en el párrafo Ejecución en el subpárrafo misiones a las unidades subordinadas o en el correspondiente a instrucciones de coordinación, cualquier nombre civil o militar que le sea incómodo al régimen para asignarle misiones unilateralmente que incriminen y diseñar una acusación judicial, es lo más fácil”.

“Se pueden incluir algunos profesionales retirados, otros que estén en situación de actividad a los que se les haya sustanciado previamente un expediente dentro de la eficiente maquinaria de inteligencia de que dispone el régimen y en ese grupo van de ñapa los civiles más incómodos aún a los que hay que desmovilizar y desconectarlos de la opinión pública. Allí está montada ya la conspiración. Le colocas además un brazalete blanco y listo. Lo demás es la puesta en escena que es lo que ha hecho de manera dramática y calamitosa, el fiscal”.

La chapucera escenografía de la operación Brazalete Blanco fue eso, un teatro torpemente montado con un documento apócrifo, básico de los procedimientos de Estado Mayor, mal redactado, desarticulado doctrinariamente de lo que se enseña en una escuela de Estado Mayor en unas materias denominadas Redacción y Documentación Militar, Estado Mayor y Operaciones”.

“El acto y el documento fueron una auténtica piratería. Cuando la chuleta en Los Pinos (la antigua Escuela Superior del Ejército) llevaba piquete al revés y te ocasionaba hasta la expulsión se calificaba como un guacho zurdo. Un guacho de Eurresta listo para ser registrado en la Biblioteca Nacional después del control de daños”.

“Tarek con su Brazalete Blanco, la orden de operaciones y su desastrosa exposición; y el ejercicio de su fiscalía ha debido graduarse de abogado con una chuleta muy parecida a la que usó, en ese entonces, el mayor Hugo Rafael Chávez Frías en la Escuela Superior del Ejército cuando lo reprobaron en el curso de Comando y Estado Mayor al usar el guacho zurdo de Eurresta. Tan guacho zurdo fue, que la escuela ya es Historia y la desapareció siendo presidente para evitar malos recuerdos”, dice el coronel Guevara.

El Batallón Negro Primero de San Cristóbal, Táchira
El Batallón Negro Primero de San Cristóbal, Táchira

Las pruebas de Tarek

El nuevo capítulo del Fiscal General de la República, Tarek William Saab Halabi, de la llamada Operación Brazalete Blanco fueron algunos de los objetos que encontraron en el allanamiento a la vivienda de Rocío del Carmen San Miguel Sosa: “18 mapas cartográficos, donde aparecen demarcados numerosas instalaciones militares con respectivas zonas de seguridad en todo el país” y mostró en pantalla uno de los mapas donde se ve la demarcación. Si eso es secreto militar ¿cómo es que el fiscal Tarek Saab lo está mostrando ante las personas en el salón, y ante miles que lo están viendo en vivo y lo podrán ver en diferido? Incluso menciona a varios lugares en específico y los nombres de las instalaciones militares.

Sospecha el fiscal de marras que esos mapas indican que San Miguel “tuvo que tener una presencia militar cercana que le fue indicando”. Y casi lastimeramente se quejó que ahí no había libros de Filosofía, de Literatura o de teoría del Derecho de Eugenio Zaffaroni.

Lo insólito es que Saab Halabi, mencionando que en los mapas encontrados se señala al Palacio de Miraflores como zona de seguridad “esto es muy delicado”, dijo, otra vez suponiendo que “esa información fue recabada y señalizada de manera sistemática con apoyo de personas con conocimiento de geografía o cartografía, porque nadie puede hacer algo así de la nada”.

Para el Fiscal “aunque los mapas cartográficos y las gacetas, que crean las zonas de seguridad, son de acceso público, su acopio sistemático y su demarcación constituyen un trabajo de inteligencia sostenido en el tiempo, sin lugar a dudas, y para nada tienen que ver con la defensa de los derechos humanos ni con labores de Cruz Roja”.

Aseguró que se encontraron listados y perfiles de los mandos militares. “De sus comunicaciones se desprende que posee lista de todo el personal militar, sin excepción”, lo que le permitía insistir en que por qué una defensora de derechos humanos tenía ese tipo de material e incluso pagos de una transnacional petrolera.

Saab Halabi pretende ignorar que el rol principal de San Miguel Sosa lo ejercía con la organización Control Ciudadano, que no es una ONG de Derechos Humanos sino de contraloría social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y que esos perfiles de los mandos militares los publicaba en la página de la organización que preside, donde aparece, incluso con fotos los oficiales desde el Ministro de la Defensa hacia abajo en la pirámide castrense.

Esta vez Saab, mientras enseñaba mapas, teléfonos, computadoras portátiles, como “pruebas”, agregó que era una “trama macro, conspiración continuada porque no ha cesado desde la primera, en mayo 2023″, sin hacer mención adicional.

Lo que sí explicó es que la Operación consistía en un “ataque contra la 21 Brigada de Infantería del Ejército y el batallón Negro Primero del Táchira, para hacerse del parque de armas, atentar contra la vida de Freddy Bernal y luego iniciar una escala sucesiva. estado por estado, hasta llegar a Caracas e intentar magnicidio contra el jefe de estado Nicolás Maduro Moros”.

No explicó en qué vehículos, pero aseguró que “los ejecutores habían calculado que del parque de armas se iban a llevar 482 fusiles AK103, 51 pistolas y 10 escopetas”, agregando que esa operación se iniciaría el 01 de enero 2024 y que “han sido privadas de libertad 15 personas, 4 tienen medida cautelar, 15 órdenes de aprehensión pendientes por ejecutar”.

En la página de Control Ciudadano hace tiempo se publican los perfiles de los oficiales con cargos en la FANB
En la página de Control Ciudadano hace tiempo se publican los perfiles de los oficiales con cargos en la FANB

Las insólitas tareas

Agrega Saab Halabi que en la Orden de Operaciones se establece “qué papel iba a jugar cada persona que él consideraba, desde el aspecto propagandístico, desde alguna ONG, podía aportar a su trama criminal algún apoyo y ahí aparece mencionada explícitamente Rocío San Miguel como responsable de algunas actividades”.

“En la página 3 aparecen mencionadas algunas personas y voy a leer: inmediatamente después de haber tomado y asegurado las instalaciones, realizar los enlaces necesarios con los medios de comunicación digital a través de Rocío San Miguel, con el fin de que comuniquen al pueblo venezolano y la comunidad internacional mediante los medios de comunicación digital aliados: Norbey Marín, Wender Enrique, Tamara Sujú, Sebastiana Barráez: los resultados de la operación y así poder demostrar ante los países aliados los avances en materia militar que se está realizando”.

En la tercera fase: Control de las instalaciones de la sede gubernamental.

En la página 5 aparece de Nr. 7 “la primer teniente Karen Nayarit Gómez Gutiérrez: conseguir todo el material e insumo médico quirúrgico necesario para la atención del personal en caso de tener lesionados en combate”.

“Periodista Rocío San Miguel: será la encargada de coordinar y trasladar todo el equipo comunicacional necesario para cubrir los eventos y realizar la transmisión de la primera entrevista en tiempo real de los avances de la operación. Crear una afinidad comunicacional con la población militar a fin de lograr el apoyo. Coordinar con organismos internacionales para a través de la ONG Control Ciudadano asegurar los derechos humanos de todos los militares patriotas involucrados en la operación. Promover ante la Cruz Roja Internacional para evitar ataques aéreos o bombardeos en contra de los integrantes de la operación”.

Dice Tarek Saab “el documento tenía unas manchas de café, debe ser que tomando café se le chispoteó, como diría el Chapulín Colorado”. La “Orden de Operaciones” es absolutamente risible, porque según lo que dijo el Fiscal los ejecutores de la Operación Brazalete Blanco no tenían vehículos a disposición “1) para la ejecución de la 3ra fase de la Operación se utilizarán los vehículos orgánicos de la Unidad. 2) vehículos civiles que se obtengan durante el desarrollo de la operación”.

Para la Evacuación y hospitalización no dicen cómo lo harán, pero el papel indica que “se prestarán los primeros auxilios necesarios hasta haber asegurado la operación, una vez tomado el control se trasladará a un centro asistencial seguro con personal civil que apoya el movimiento”, agregando que la 1TTe Gómez Gutiérrez “deberá hacerse de un vehículo tipo ambulancia con el fin de trasladar a los posibles heridos”.