Venezuela y Guyana acordaron mantener un encuentro en San Vicente y las Granadinas ante la escalada de tensión por el Esequibo

Nicolás Maduro asegura que ese territorio le pertenece a su país y ha anunciado los primeros pasos para su anexión, algo que Georgetown objetó y pidió, en su lugar, la mediación de la Corte Internacional de Justicia

Compartir
Compartir articulo
Venezuela y Guyana mantendrán un encuentro en San Vicente y las Granadinas para resolver la disputa por el Esequibo
Venezuela y Guyana mantendrán un encuentro en San Vicente y las Granadinas para resolver la disputa por el Esequibo

Venezuela y Guyana acordaron reunirse en San Vicente y las Granadinas para debatir y tratar de llegar a un acuerdo respecto al conflicto por el Esequibo. Así lo confirmó este sábado el país anfitrión, que mencionó que el dictador Nicolás Maduro y el presidente Irfaan Ali accedieron al encuentro “bajo los auspicios de la CELAC” -la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe- “y la CARICOM” -la Comunidad del Caribe-.

Según el primer ministro del país anfitrión, Ralph Gonsalves, las conversaciones sobre “asuntos relacionados a la controversia fronteriza” se realizarán el próximo 14 de diciembre a las 10:00 horas en presencia del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que por su cercanía al conflicto se mantuvo activo en sus pedidos de paz en los últimos días.

“Dados los eventos y circunstancias sobre la controversia territorial (...) hemos evaluado, en interés de todos (...), la urgente necesidad de distender el conflicto e instituir el diálogo adecuado, cara a cara, entre los presidentes de Guyana y Venezuela. Ambos se han mostrado a favor de esta posición en la búsqueda de una coexistencia pacífica”, apuntó la nota oficial.

Por su parte, desde el Palacio de Miraflores confirmaron que “se recibió la propuesta de realizar una reunión de alto nivel con Guyana, que será anunciada en los próximos días, con el fin de preservar nuestra aspiración de mantener América Latina y el Caribe como una zona de paz, sin interferencia de actores externos”, mientras el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, señaló su compromiso por “impulsar los esfuerzos en favor del diálogo directo entre las partes”.

Ralph Gonsalves recibirá junto a miembros de la CELAC y la CARICOM a los líderes de Guyana y Venezuela para las mediaciones por el Esequibo (REUTERS)
Ralph Gonsalves recibirá junto a miembros de la CELAC y la CARICOM a los líderes de Guyana y Venezuela para las mediaciones por el Esequibo (REUTERS)

Venezuela mantiene desde año cientos de años su reclamo por el control de esta zona en el país vecino, conocida como el Esequibo, que en las últimas semanas se puso nuevamente sobre la mesa por sus vastas reservas de petróleo y los intereses personales de Maduro.

Así, el pasado domingo, Caracas lanzó una consulta popular en la que -según aseguró- más del 95% de los venezolanos votaron en favor de un accionar sobre los reclamos por “la posición histórica sobre los incuestionables derechos” del país. Desde entonces, Maduro sólo redobló la apuesta y anunció sus primeras iniciativas para anexionarse el territorio y convertirlo en el Estado venezolano de Guayana Esequiba.

Maduro anunció las primeras medidas para anexionarse el territorio y convertirlo en el Estado venezolano de Guayana Esequiba (REUTERS)
Maduro anunció las primeras medidas para anexionarse el territorio y convertirlo en el Estado venezolano de Guayana Esequiba (REUTERS)

Ali denunció esta iniciativa como una “amenaza a la estabilidad de la región, a Guyana y a las empresas que operan aquí” y recordó que “la Corte (Internacional de Justicia) ordenó que el status quo debe permanecer, es decir, que el Esequibo es parte del territorio de Guyana y Guyana administra la gobernanza allí”.

En medio de estos cruces, que también captaron la atención de la comunidad internacional, que abogó por una salida pacífica y diplomática, Brasil reforzó la seguridad en su frontera con el envío de más oficiales y carros blindados mientras que Lula pidió en las últimas horas a Maduro no tomar “medidas unilaterales” que eleven la tensión.

“Lula enfatizó la importancia de evitar medidas unilaterales que podrían agravar la situación” en el Esequibo y le manifestó su “creciente preocupación” y la de “los países de Sudamérica”. También le “expuso los términos de la declaración sobre el tema, aprobada el jueves en la Cumbre del Mercosur, y le recordó la larga tradición de diálogo en Latinoamérica y que somos una región de paz”, sumó Brasilia e un comunicado.

(Con información de AFP y EFE)