Paso a paso para limpiar las pantallas de los electrodomésticos sin rayarlos

Es fundamental contar con una toalla de microfibra para evitar cualquier daño

Compartir
Compartir articulo
El uso constante de pantallas hace que acumulen partículas de polvo y suciedad propia de nuestras manos. (Imagen ilustrativa Infobae)
El uso constante de pantallas hace que acumulen partículas de polvo y suciedad propia de nuestras manos. (Imagen ilustrativa Infobae)

El uso constante de dispositivos como teléfonos móviles, tablets, computadoras y televisores conlleva la acumulación de polvo, huellas dactilares y otras impurezas en sus pantallas, lo que puede afectar la visualización de contenido y la sensibilidad al tacto en aquellos con pantallas táctiles.

Por ello, mantener limpias las pantallas de estos aparatos es esencial para su correcto funcionamiento y prolongación de su vida útil, así como para garantizar una experiencia de usuario óptima.

A continuación, algunos métodos y recomendaciones clave para la limpieza efectiva de las pantallas electrónicas, asegurando que se realice de manera segura y sin dañar estos valiosos dispositivos.

Las huellas dactilares ensucian las pantallas táctiles.  (Imagen Ilustrativa Infobae)
Las huellas dactilares ensucian las pantallas táctiles. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Cómo limpiar pantallas de un portátil, televisor o teléfono

El paso inicial para la limpieza de cualquier aparato consiste en apagarlo y, si es posible, desenchufarlo, permitiendo que se enfríe.

Es fundamental recurrir a paños de microfibra o gamuzas en el proceso de limpieza de los dispositivos electrónicos, ya que esto ayuda a prevenir posibles rayaduras y la acumulación de pelusas que pueden afectar la integridad de las pantallas.

Con esto en cuenta, ya se puede empezar con la limpieza de las pantallas. Inicialmente, se debe deslizar un paño de microfibra seco sobre la superficie de forma delicada para quitar el polvo más visible, evitar ejercer presión excesiva.

En caso de necesitar una limpieza más a fondo, humedecer ligeramente un paño de microfibra con agua, verificando que no esté empapado, y posteriormente, pasar un paño seco para eliminar cualquier resto de humedad.

No limpiar con constancia las pantallas podría incluso afectar el rendimiento de los dispositivos.  (Imagen Ilustrativa Infobae)
No limpiar con constancia las pantallas podría incluso afectar el rendimiento de los dispositivos. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Para tratar manchas más resistentes, se recomienda utilizar una solución de alcohol isopropílico al 90% combinado con agua destilada a partes iguales, aplicándola mediante un spray, siempre sobre un paño y nunca directamente sobre la pantalla.

Alternativamente, se puede emplear una solución leve de agua y jabón neutro. Es crucial evitar el uso de productos como alcohol sanitario, amoniaco, lejía o limpiacristales, que podrían ser perjudiciales para el dispositivo. Finalmente, para una limpieza integral, pasar un paño de microfibra por las partes de plástico del dispositivo asegura un acabado perfecto.

Cómo limpiar el teclado de un computador

Limpiar el teclado de un computador es una tarea esencial para mantener el dispositivo en buen estado y garantizar su funcionamiento óptimo.

Entre las teclas, se acumula migas de comida, polvo, sudor, y más tipos de suciedad.  (Imagen Ilustrativa Infobae)
Entre las teclas, se acumula migas de comida, polvo, sudor, y más tipos de suciedad. (Imagen Ilustrativa Infobae)

El proceso comienza por desconectar el teclado del computador o apagar el dispositivo si el teclado es integrado. Posteriormente, se recomienda voltear el teclado y sacudirlo suavemente para remover el polvo y las partículas de suciedad atrapadas entre las teclas.

Para una limpieza más profunda, se puede utilizar aire comprimido, aplicándolo entre las teclas para desalojar cualquier residuo atrapado.

Una vez eliminadas las partículas más grandes, se procede a usar un paño de microfibra ligeramente humedecido con agua o una mezcla de agua y alcohol isopropílico al 50%, asegurándose de que no esté empapado para evitar el ingreso de líquido al mecanismo del teclado. Con el paño, se limpian suavemente las superficies de las teclas y el marco del teclado.

Se puede usar pequeños cepillos para limpiar un teclado.  (Imagen ilustrativa Infobae)
Se puede usar pequeños cepillos para limpiar un teclado. (Imagen ilustrativa Infobae)

Para una limpieza más minuciosa de las teclas, se pueden utilizar bastoncillos de algodón humedecidos en la solución de limpieza, permitiendo alcanzar mejor los espacios reducidos entre las teclas.

En el caso de teclados muy sucios o pegajosos, puede ser necesario retirar las teclas para limpiarlas individualmente y acceder a la base del teclado. Sin embargo, esto se debe hacer con cuidado para no dañar las teclas o el mecanismo de pulsación.

Finalmente, después de limpiar, es fundamental dejar que el teclado se seque completamente antes de reconectarlo o volver a encender el computador. Este proceso además de contribuir a la higiene, también puede mejorar la experiencia de uso y prolongar la vida útil del teclado, una pieza más importante del computador.