Florencia Torrente: “Llegué a cubrir todos los espejos de casa y sólo pensaba en desaparecer”

Tenía 18 y “una realidad tan dura de digerir” que ya no pudo comer. Anorexia, “explosión hormonal” y “lo que hoy creo fue depresión”, detonaron “pensamientos destructivos”. Juntó lo que tenía y escapó lejos “para ser una NN”. El arte la salvó. Pateó la medicina tradicional. Aprendió a mirarse. Y entendió todo explorando hasta la Terapia del hielo. La ruta de una evolución que ha ido más allá de sus talentos
Florencia Torrente: “Llegué a cubrir todos los espejos de casa y sólo pensaba en desaparecer”

Mercedes Funes: “A punto de iniciar otro tratamiento entendí que, en verdad, no quería ser mamá”

Hija de un Senador “sin herencia millonaria”, que le enseñó a no subirse “al caballo blanco de ningún príncipe azul”. Hija de una “guerrera” víctima de la rara enfermedad que “la secó por dentro”. Hermana de una “niña diferente” acechada por la crueldad, que murió “sin rencores” e inspiró su “ser actriz”. Esposa de un hombre que “me hizo a amar como nadie pudo”. Memorias, miradas y lecciones de los “maestros” que cambiaron su vida.
Mercedes Funes: “A punto de iniciar otro tratamiento entendí que, en verdad, no quería ser mamá”

Marta González: “No temo a la muerte porque sé que volveré a abrazar a mi hijo”

Nunca jugó con muñecas y a los 9 se angustiaba si no firmaba contratos. Amó solo dos veces: se sintió “poca cosa” con Palito Ortega, “muy sola” con Chiche Sosa y “culpable” al descubrirle doble vida. Perder a Leandro anuló sus “deseos de mujer”, una frase de su hija la rescató de “lo peor” y los aplausos la volvieron a la vida. Revelaciones de una guerrera que enfrenta el cáncer por cuarta vez.
Marta González: “No temo a la muerte porque sé que volveré a abrazar a mi hijo”

Imanol Arias: “He decidido estar solo y ser el hombre de mi vida”

Superó un “cáncer moral”, tras su proceso judicial con Hacienda, que lo alejó de todo para acercarlo a sí mismo “como nunca antes”. A los 67 y en su “versión más limpia”, desanda el camino que lo llevó desde la meditación cuántica a la experiencia teatral “que estaba haciéndome falta”. Memorias y sentires de un hombre que está de vuelta
Imanol Arias: “He decidido estar solo y ser el hombre de mi vida”

Ari Paluch: “Perdí mucho tiempo, dinero y reputación, pero gané una lección que debía aprender”

Llegó a ser el hombre más escuchado del país hasta que un hecho lo alejó de los medios: “Toqué fondo y tuve miedo de quedar sin nada”. Hoy, siete años después, y de regreso a la Rock&Pop con Arizona –”donde mi vida comenz󔬖, revela el tránsito íntimo del que dice: “Nadie vuelve igual”
Ari Paluch: “Perdí mucho tiempo, dinero y reputación, pero gané una lección que debía aprender”

Martín Bossi: “Cuando papá murió, fui a un boliche, me subí al parlante y arranqué mi fiesta”

Creció temiéndole a su padre pero nadie se animó a desobedecerle como él: “A los 5 ya me decía que yo era un fracaso”. 30 años después de su partida, revela la intimidad de un vínculo polémico que lo convirtió en “un enfermito de la mentira” y lo obligó a extirparse las “caras ajenas” para siempre, definiendo así “quién quiero ser”, cómo quiere amar (“dando a elegir entre monogamia o verdad”), en qué creer (“inventé mi propia religión”), cómo prepararse para paternar (“sin convivencia”), y hasta cómo planea morir: “Solo y muy lejos de aquí”. Confidencias de un hombre “finalmente libre”
Martín Bossi: “Cuando papá murió, fui a un boliche, me subí al parlante y arranqué mi fiesta”

Noelia Pompa: “Pasé años intentando tapar mi dolor más grande con la calle y el alcohol”

Tenía todo, “pero no era feliz”. Hace 7 años, “al borde de una depresión en silencio”, su psicóloga le aconsejó que se fuera lejos. Buscó el anonimato en Madrid y hasta se permitió el amor “tras una vida ocultando historias”. Pero jamás pudo escapar de los ataques de pánico por las marcas de su infancia como “el bullying y el enojo con papá, por el abandono que sentí cuando murió”, dice. La intimidad del trabajo espiritual de una mujer que regresó por un rato, para reconciliarse con su tierra y su carrera, “sana y más liviana que nunca”
Noelia Pompa: “Pasé años intentando tapar mi dolor más grande con la calle y el alcohol”