Rosario: detuvieron a “Pillín” Bracamonte, capo de la barra de Central, y al jefe de la UOCRA local por una serie de extorsiones

Los acusados son el barrabrava que tiene un largo prontuario y el sindicalista Carlos Vergara. Se secuestró una importante cantidad de dinero

Compartir
Compartir articulo
Pilín Bracamonte (@MundoCentralOf)
Pilín Bracamonte (@MundoCentralOf)

El jefe de la barra brava de Rosario Central Andrés “Pillín” Bracamonte y el secretario general de la UOCRA Rosario Carlos Vergara fueron detenidos en la mañana de este miércoles en allanamientos realizados por la Agencia de Control Policial una causa investigada fiscal Miguel Moreno. Se los acusa de integrar una asociación ilícita que fue denunciada por múltiples extorsiones.

Bracamonte, de largo prontuario judicial, fue allanado y arrestado en su mansión del country Los Álamos de la zona de Ibarlucea, donde se secuestró una importante cantidad de dinero, confirmaron fuentes del expediente a Infobae.

La presunta asociación ilícita que investiga Moreno fue denunciada en las últimas semanas por extorsiones vinculadas al cobro para la realización de obras y al negocio de viandas. Algunas de las víctimas forman parte del sindicato de la construcción.

Al cierre de esta nota, se llevan a cabo diez procedimientos en Rosario y en ciudades vecinas. Hay siete aprehendidos, entre los que se encuentran también delegados de la UOCRA de las seccionales de Villa Constitución y San Lorenzo. En los operativos se encontraron cajas con dinero en efectivo en algunos inmuebles, una escopeta y varias réplicas de armas largas y cortas.

En la casa de Bracamonte se encontraron al menos seis millones de pesos. En la de Vergara se halló una cantidad similar. El líder sindical, por su parte, tenía un inhibidor de señal utilizado para bloquear teléfonos.

La mansión de Bracamonte que fue allanada hoy
La mansión de Bracamonte que fue allanada hoy

Bracamonte ya había sido arrestado el 22 de julio de 2020 en la misma propiedad donde fue hallado hoy en el marco de una causa por lavado de activos que también investiga el fiscal Miguel Moreno. Como consecuencia de ese expediente, el fiscal había dispuesto un allanamiento a Leopoldo Martín “Pitito” Martínez, el número dos de la barra brava de Central, que tiene domicilio en Villa Manuelita, en la zona sur de Rosario. A “Pitito” le secuestraron una pistola calibre .380, municiones, ropa del club canalla, sacas para transporte de caudales vacías y un buzo de la UOCRA, prenda que había llamado la atención.

En ese expediente hubo al menos cuatro sociedades SRL involucradas. En 2020, se desconocía el objeto del lavado del dinero, si provenía o no de negocios barra ilícitos. “Es guita de droga”, afirmaba una alta fuente en los organismos de seguridad santafesinos.

Se secuestró documentación vinculada a las empresas ligadas a “Pillín”. Insólitamente, el capo cayó por ponerlo todo, más o menos, a su nombre. Se encontraba inscripto en la AFIP para operar comercialmente desde 2013, en rubros como venta de ropa deportiva o transporte de pasajeros mediante taxis o remises. Incluso, pagaba religiosamente su monotributo.

En el allanamiento se secuestró una importante cantidad de dinero y algunas notebooks
En el allanamiento se secuestró una importante cantidad de dinero y algunas notebooks

En julio de este año, la sede de la UOCRA en Santa Fe capital y un edificio en Rosario fueron el blanco de una serie de balaceras mafiosas investigadas por fiscales como Valeria Haurigot, en un expediente con diez detenidos.

El principal sospechoso de ordenar estos ataques es “Pupito” Avalle, un hampón de Los Monos, ligado a su capo, “Guille” Cantero. En ambos hechos, se detectaron dos notas intimidatorias dirigidas al secretario general Carlos Vergara.

Carlos Vergara, jefe de la UOCRA local
Carlos Vergara, jefe de la UOCRA local