El pronóstico del tiempo para este fin de semana en el AMBA: ¿cuándo llega la lluvia?

Se espera que hoy la temperatura máxima alcance los 29 grados. El Servicio Meteorológico Nacional emitió alertas por calor extremo en tres provincias

Compartir
Compartir articulo
Vuelve el calor a Buenos Aires. (Foto: EFE/ Enrique Garcia Medina)
Vuelve el calor a Buenos Aires. (Foto: EFE/ Enrique Garcia Medina)

Tras días frescos, el calor regresa este fin de semana al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipó dos jornadas con condiciones climáticas variables, e incluso la posible llegada de chaparrones. Por otro lado, en la región de Cuyo y el sur del país, rigen alertas por fuertes vientos y temperaturas extremas.

Según el pronóstico del SMN, este sábado la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense amanecieron con cielo parcialmente nublado y vientos del noreste rotando hacia el este. La temperatura mínima es de 23 grados y la máxima de 29, sin probabilidad de precipitaciones.

Para el domingo, el tiempo podría afectar los planes de aquellos que busquen realizar actividades al aire libre. Se espera un cielo mayormente cubierto de nubes, con vientos del este rotando al sureste y una baja probabilidad de lluvias aisladas, principalmente durante la mañana y la tarde. La mínima será de 22 grados y la máxima de 28.

En cuanto al lunes, se pronostica un cielo parcialmente nublado a mayormente nublado, vientos del sector sudeste, y temperaturas que oscilarán entre los 20 grados de mínima y los 29 de máxima. Por otra parte, el martes se espera el regreso de las elevadas temperaturas, con una mínima de 20 grados y una máxima de 30.

Alerta por vientos

El organismo dependiente del Ministerio de Defensa emitió una alerta amarilla por vientos en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, advirtiendo sobre “posibles fenómenos meteorológicos con capacidad de causar daños y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas”.

En Chubut, la advertencia afecta a los departamentos de Escalante, Sarmiento y el sudoeste de Florentino Ameghino. En Santa Cruz, abarca la Meseta de Corpen Aike, meseta de Güer Aike y de Lago Argentino. Además, la alerta se extendió a la costa fueguina de Río Grande y las Islas Malvinas.

Alerta por viento.
Alerta por viento.

En las zonas mencionadas, se esperan vientos del sector oeste con velocidades entre 45 y 70 km/h, y ráfagas que pueden superar los 80 km/h.

Ante este nivel de alerta, el SMN recomienda evitar actividades al aire libre, asegurar elementos que puedan ser arrastrados por el viento, mantenerse informado por las autoridades y tener siempre preparada una mochila de emergencias con linterna, radio, documentos y teléfono.

Calor extremo en tres provincias del país

La provincia de Chubut se encuentra bajo alerta de nivel naranja debido al calor extremo, mientras que otra advertencia amarilla por este fenómeno está en vigor para Mendoza y Neuquén.

Según el SMN, el alerta naranja, que indica la presencia de temperaturas que “pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo”, abarca el oeste de Chubut, incluyendo la meseta y cordillera de Cushamen, Futaleufú, Languiñeo y Tehuelches, con temperaturas que oscilan entre 26 y 31 grados.

Por otro lado, el alerta de nivel amarillo se extiende al centro y este de Mendoza, abarcando las localidades de General Alvear y la zona baja de San Rafael y Malargüe, con máximas de 36 grados. Este mismo nivel de advertencia afecta a Neuquén, especialmente en las zonas de Loncopué, Picunches, Ñorquín, oeste de Añelo, Pehuenches, y el sur de Chos Malal y Minas.

Las provincias que están bajo alerta por altas temperaturas.
Las provincias que están bajo alerta por altas temperaturas.

Ante estas condiciones de calor extremo, el Ministerio de Salud de la Nación aconseja seguir una serie de medidas preventivas: incrementar la ingesta de agua para mantener una hidratación adecuada, evitar la exposición prolongada al sol, especialmente para bebés, niños, niñas y personas mayores, y abstenerse de consumir bebidas con cafeína, alcohol o alto contenido de azúcar.

Asimismo, se recomienda optar por comidas livianas y equilibradas, incluyendo verduras y frutas en la dieta, reducir la actividad física intensa, vestir con ropa fresca y amplia de colores claros, y buscar espacios frescos y ventilados. Es importante tener en cuenta que no existen tratamientos farmacológicos para el golpe de calor, por lo que es fundamental recurrir a métodos clásicos de prevención.