Tizishi: “Los ingresos que he generado son por la gente que me dona plata en TikTok”

En Nacidos en Redes, el ciclo de Infobae que invita a descubrir a las personalidades del mundo virtual, contó cómo inició su camino como creadora de contenido, qué objetivos tiene en su carrera musical y a qué artista sueña conocer.

Guardar

Nuevo

Nacidos en redes - Tizishii

Tiziana, conocida artísticamente como Tizishi, tiene 24 años. Es de Moreno, zona oeste del conurbano bonaerense y la rompe con su música en las redes sociales. Se animó a rapear ante la cámara para difundir su arte en las distintas plataformas y actualmente tiene más de 1.4 millones de seguidores en Tik Tok.

Desde muy temprana edad empezó a escribir sus canciones y a aprender de distintos géneros musicales. Sus inicios fueron haciendo streamings, luego comenzó a subir videos rapeando junto a su hermano Ciro y se hicieron virales.

La popularidad que logró en sólo 6 meses de presencia en las redes le abrió las puertas para firmar un contrato con un sello discográfico y comenzar a hacer realidad su sueño de convertirse en una artista a tiempo completo.

“El boom fue cuando empecé a subir los videos con mi hermanito”, confesó Tizi.
“El boom fue cuando empecé a subir los videos con mi hermanito”, confesó Tizi.

Mai: — ¿Contame cómo es el recorrido desde que empezás a generar contenido hasta ahora que conseguiste un contrato de lo que más te gusta: la música?

Tizi: — Estoy sufeando la ola, básicamente. Todo esto pasó hace muy poco tiempo. Ya van 6 meses, no de que hago música sino desde que empezó el boom de los freestyle con mi hermanito. Siempre intenté subir videos cantando, pero el boom de todo lo que se la subida de seguidores fue cuando empecé a subir los videos con mi hermanito. Al principio los subía en TikTok y yo estaba chill ahí. No quería subirlos a Instagram porque me daba un poco de vergüenza, pero un día dije: “Bueno, ya fue. La vida es corta”. Lo subí a ver qué pasaba y no tuvo ninguna repercusión. Seguí subiendo de manija y de repente los primeros que había subido empezaron a explotar y todo fue un mundo maravilloso.

Mai: — Es un común denominador de los creadores de contenidos que para arrancar se sienten más seguros en TikTok que en Instagram porque no quieren que los vean sus tías, sus abuelas...

Tizi: — Todo al revés de lo que se pensaría (risas). Sí, es exactamente lo que me pasó. Yo decía no voy a subir a Instagram porque recién estoy empezando, me estoy animando. En TikTok aparece cualquier persona de todo el mundo, menos de tu barrio.

Mai: — ¿Cuándo te diste cuenta que te gustaba hacer música?

Tizi: — Siempre. Siempre hacía canciones desde muy chiquita, pero cuando desarrollé la voz no me animaba a cantar enfrente de la gente. Hice un curso de coaching ontológico y ahí como que una misión era: anda afuera y cantá. Tuve que ir a cantar al subte y me tuve que animar. Yo me había propuesto mis misiones y era salir de mi zona de confort.

Mai: — ¿A qué subte fuiste?

Tizi: — Al H. Me paré y dije: “Voy a cantar porque estoy haciendo un curso y tengo que animarme; y la verdad es que tampoco tengo plata”. Dije voy a empezar y me quedé callada cuatro estaciones y no podía cantar. Se paró una señora y me dio 50 pesos de ese momento. “Porque lo intentaste”, me dijo. Ahí dije: “Tengo que cantar porque el destino me está diciendo dale” (risas). Fue en 2017. Ahí fue cuando me propuse hacer mis propios shows, mis propias canciones, pero era todo mucho más “espinettazo”. Yo con la viola, conectando con ese rock nacional que llevaba adentro hasta que después empecé a salir con un pibe que rapeaba y yo desde siempre escuchaba las batallas de free.

Mai: — ¿Cuáles son tus referentes en este género?

Tizi: — Acru, Wos. En realidad toda la escena D-Toke, Klan. A mi me ponían la piel de gallina. Mi primera batalla fue Tata Vs Kódigo en 2015 o 2016. Cuando la vi le dije a mi hermanito: “Vení, mirá lo que es esto. Es una obra de arte están improvisando en el momento”. Él ahora tiene 13, pero en ese momento tenía 6 años. Yo no me animaba a hacer eso, pero cuando salí con este chico que hacía rap en 2019, empecé a escribir y a meter un poco de mi música, aprender a improvisar, que es todo un reto. Lo primero que hay que hacer es perder el miedo a equivocarte. Mientras más me vaya animando, voy aprendiendo nuevas palabras y voy entrando en mundos en los que si te animas a compartir eso sin miedo, nadie te va a juzgar, ellos también te enseñan y todo se empieza a ser algo constructivo la verdad.

Con 24 años, su talento trascendió las redes sociales y sueña con realizar un show en el Luna Park. (@Tizishi)
Con 24 años, su talento trascendió las redes sociales y sueña con realizar un show en el Luna Park. (@Tizishi)

Mai: — Es una habilidad que requiere una rapidez mental, ¿No?

Tizi: — Sí. Yo empecé hace 5 años a freestylear y hace 6 o 7 que ya hago canciones, entonces melodías ya tarareaba. Laburándolo todos los días en unos años seguramente tenga mucho más vocabulario.

Creación de contenido

Para convertirse en viral el primer paso es animarse a mostrar el talento que se lleva dentro. A veces eso puede demorar meses o incluso años, pero también puede darse de forma precipitada con un aluvión de seguidores y lluvia de likes a partir de un solo video, varios o un stream.

Mai: — ¿Cómo empezás a subir contenido en TikTok?

Tizi: — Siempre fui actriz hasta que me dije: “Me voy a animar a cantar” y arriba del escenario canté. Yo llegué a ser profe de teatro y canté y dije: “Es esta la sensación”. Empecé a subir contenido hablando, algún cover, tenía algunos free que hacía con mi hermano guardados en el teléfono, pero para nosotros. Y un día dije: “Este fue re gracioso, lo voy a subir”. Y ese fue el primero que tuvo un poco de repercusión y ahí empezó todo.

Mai: — ¿Cuántos años tiene Ciro?

Tizi: — Ahora tiene 13, pero empezó al mismo tiempo que yo. Él tenía 6 cuando arrancamos con todo esto. Empezamos súper cuadrado, pero fuimos creciendo. Veíamos batallas todos los días porque era como alimentar el cerebro. Básicamente es tu diario, te lo estimula a full.

Mai: — ¿Cuándo te diste cuenta de que lo que estabas haciendo llegaba cada vez a más personas?

Tizi: — Cuando se pasó el público de TikTok a Instagram porque en TikTok tenía algunos videos que habían llegado al millón, pero en Instagram tenía 5 mil seguidores hace 6 meses. Cuando empezó la repercusión en dos meses subió a 200 mil seguidores.

Mai: — ¿Pensaste que se te iba a dar de esta manera?

Tizi: — No, pero creo que de alguna manera se lo decía al aire. Todo el tiempo lo estoy diciendo como un poder de quiero hacer esto. Quiero dedicarme a la música, llenar lugares, digo cosas mucho más aspiracionales ahora, pero que creo que de alguna forma me mantienen con el foco de atraer esas cosas. La energía, la humildad y el foco. Si todo el tiempo estás alimentando ese propósito, de alguna u otra manera vuelve a vos.

Mai: — ¿Cómo fue la decisión de separarte de tu hermano para seguir tu propio proyecto?

Tizi: — A mí me pasó que ya hacía como tres años que quería enfocarme en mi carrera. Nunca vi lo que estaba haciendo con mi hermanito como: “Vamos a hacer un dúo de carrera”. Siempre fue un disfrute sentarme a hacer free con mi hermano. Cuando tenemos ganas de freestylear lo hacemos y si tenemos ganas de grabarlo, lo grabamos y lo subo; y cuando él no tiene ganas yo no lo voy a forzar. Él quiere ser apicultor. Ama el rap, quiere ser rapero y va a sacar sus canciones, pero el ama un montón de cosas y yo tampoco quiero que pierda la esencia.

Mai: — ¿Te repeta en esto de que sigas tu camino en la música?

Tizi: — Sí, full. Aparte él está por sacar un tema pronto. Yo quiero que lo haga por pasión no porque tenga un video viral empezar a hacer música porque sí. Tiene toda una vida para decidir qué es lo que quiere hacer.

Mai: — ¿Cómo se contacta con vos la primera productora musical?

Tizi: — Me hablaron de muchos lugares y tuve muchas experiencias trabajando con un montón de sabores, la verdad. De repente un día me habló Klan, que es un rapero muy conocido, al cual admiraba y admiro, pero en ese momento en modo fan. Me dice: “Si un día querés hacemos música”. Me invitaron Ciri Records, que es un sello que está en Adrogué, increíble. Y cuando llegué fue como que toda la magia y la química sucedió. Fue la chispa que yo necesitaba para decidir dónde quería trabajar.

Mai: — ¿Cómo fue la experiencia de firmar contrato? Porque hay cierto temor por ejemplo con la experiencia de Paulo Londra

Tizi: — Cuando más decidido tengas lo que vos querés es mejor todo. Cualquier persona puede moldearte para el camino que ellos quieran llevarte, pero si yo tengo en claro lo que soy y este es el lugar al que más o menos quiero ir. Ellos solo te tienen que potenciar.

Mai: — ¿Y a dónde querés ir? Si se puede saber

Tizi: — Me gustaría tocar en vivo en muchos lugares. Si tengo que soñar, me gustaría llenar el Luna Park. Sería como mi objetivo de nivel. Lo sueño con todo mi corazón porque es algo que desde muy chiquita cerraba los ojos y me imaginaba en un escenario con gente escuchándome cantar.

Tizishi: “En las redes hay que animarse y no tener miedo a equivocarse” (@Tizishi)
Tizishi: “En las redes hay que animarse y no tener miedo a equivocarse” (@Tizishi)

Mai: — ¿Te habló alguna artista femenina?

Tizi: — Sí, me habló Yami Safdie que la amo y tuve el placer de conocerla. Me flashea porque son personas que sigo y conozco; y que encima se contacten con vos para decirte: “Me gusta lo que estás haciendo” es hermoso. Tuve la posibilidad de asistir a algunas batallas en el último tiempo y he convivido con artistas de máximo nivel. Los vemos con Ciro y no lo podemos creer. Crecimos con sus batallas. Un día estábamos bajando las escaleras y estaba Paulo Londra; le dije a Ciro no digas nada. Paulo nos frena y nos dice: “Sigan metiéndole”. Son cosas muy fuertes para nosotros que vamos aprendiendo a vivirlas.

El mundo de las redes

Cada usuario aplica su propio manual sobre cómo manejarse en los espacios virtuales, ya que en las redes sociales no existe una fórmula mágica para el éxito, sino que se va aprendiendo en el camino. ¿Cuáles son las recomendaciones de la flamante artista?

Mai: — Tres consejos que le darías a un creador de contenido que quiere empezar en este mundo.

Tizi: — Primero que no piensen ni dejen que les perjudique lo que piensen los demás porque no tiene sentido. El segundo, los números no existen. Yo sé que es muy fácil decirlo cuando ya tengo los números, pero lo digo desde antes de que empezaron a subir. Mis amigos me decían: “Estás subiendo 10 mil seguidores al día”. Y yo les decía: “Tranqui, eso va a frenarse en algún momento. Va a bajar de vuelta y de nuevo a subir. Es así”. Es un mecanismo medio raro para conseguir todos esos enganches así que mi consejo es no se preocupen y la tercera es que no tengan miedo a equivocarse. Si sentís que tenés la humildad y el foco de hacer las cosas con el corazón y que te gusten a vos sin maldad ni joder a nadie, no te vas a equivocar.

Mai: — ¿Te ha pasado de tener miedo al fracazo?

Tizi: — Sí, todos los días. Pero no le doy entidad a ese pensamiento. Va a venir porque lamentablemente vivimos en una sociedad en donde todo el mundo tiene una libertad de expresión, en donde todos te van a aconsejar. Al analizar eso, siempre que subas una cosa te va a dar inseguridad, pero hay que bloquear el celu y seguir con la vida.

Mai: — ¿Te hacen comentarios negativos en redes? ¿Cómo te impacta la crítica?

Tizi: — Sí, pero también pasan un montón de factores que hacen que no me importen. Cuando arranqué la carrera un chico con el que trabajaba me dijo: “Todos los comentarios que tenés son re piolas, cuando empieces a tener éxito va a ser cuando aparezcan los haters”. Yo lo estaba esperando y ahora, aún con el crecimiento, la verdad es que el nivel de hate es muy bajo. Recibimos muchísimo cariño. Hay haters entre el cariño, pero a mí no me mueven un pelo. A Ciro tampoco le molestan los de él, pero a mí sí me molestan los que hablan de él. Que alguien vaya y le diga algo a mi hermanito de 13 años… Le hablan de su pelo, de su aspecto, de su condición. Ciro tiene un síndrome, que para mí es ni fu ni fa y mucha gente quiere que le dé énfasis a eso como que le da más valor las cosas que logra y por un lado sí, pero por otro lado él lo va a poder siempre decir. A tirado raps explicándolo. Pero es un síndrome poco conocido para mí Ciro es todo lo que es Ciro, más allá del síndrome de Williams. Es muy poco frecuente, tiene bastantes características, entre ellas las positivas es que tiene un supe roído para la música por eso tiene esa facilidad. Es como un oído absoluto. Casi todos los chicos con este síndrome tocan algún instrumento. Tienen hiper confianza y super expresiones faciales. Contecta con cualquier persona que al instante lo termina amando.

Mai: — ¿Qué te dicen tus papás sobre este éxito?

Tizi: — Mi familia está en una fiesta (risas). Cuando alguna página publica algo cómo ¿quién es Tizishii? Entro a los comentarios y está toda mi familia contestándole a personas (risas). Nadie lo puedo creer. A veces vamos caminando con Ciro y nos frenan en la calle y mi papá está con nosotros y no lo puede creer. Es muy emocionando, muy fuerte. Siempre ellos me apoyaron en que hiciera todo lo que quisiera, aunque estuviese medio loca.

Mai: — La industria musical, sobre todo con las mujeres, es muy cruel. ¿Cómo te pesa eso a vos?

Tizi: — Yo me saqué esa mochila hace tiempo. Uno de mis focos es que las pibas que me vean se puedan sentir representadas conmigo y que piensen que no hace falta ser igual a, o de esta forma para llegar a tal lugar. Podés sin hacerte nada en la cara, el pelo, como muchos artistas masculinos que la rompen y capaz esa noche ni se bañaron, podes romperla igual sin exigencias.

Mai: — ¿A quién admirás de la escena argentina?

Tizi: — El trabajo de todas es una locura, ya el hecho de ser mujeres, estar en donde están, tener el level que representan porque están emporaderas, rompiéndola. Más allá de lo que sean mis gustos personajes es excelente el laburo de todas. Se me todos los temas de todas, los gozo, pero cuando tengo mi momento de escuchar música tal vez no estoy escuchando justo lo que se escucha ahora. Se me va la mente con un Joaquín Sabina, Luis Alberto Spinetta o Fabi Cantilo.

Mai: — ¿Por qué Tizishi?

Tizi: — Porque me llamo Tiziana y tengo que tener un nombre piola. Yo era La Tizi cuando stremeaba porque yo empecé ahí. Lo hacía para tres o cuatro personas, a veces para 15. Ellos me empezaron a decir que haga música y dije: “¿Qué nombre me puedo poner?”. Y she en inglés en ella y dije: “Es como la también”. Entonces puse shi como La Tizi. Lo puse con la letra i y no se entiende mucho, pero lo importante es que mi corazón lo sabe. Quedó bien.

Mai: — ¿A qué artista te gustaría conocer?

Tizi: — A Sabina. Me gustaría tomarme un whisky con él.

Mai: — Pensé que ibas a decir Duki.

Tizi: — Lo amo, pero tuve el placer de cruzarlo en la Liga Bazooka. Es alguien que un día me lo voy a cruzar y voy a poder tener una charla de conocernos. No lo veo como imposible para asimilarlo. Siento que en algún momento se puede dar.

Vivir de la pasión

Para muchos artistas desembarcar en las redes sociales implica la posibilidad de generar ingresos que les abran nuevas puertas y los ayuden a cumplir sus sueños. Pero en el camino también hay tentaciones, obstáculos y la influencia del entorno, que puede ser positiva y potenciar su crecimiento o puede ser negativa y sacarlos del camino, ¿cómo se maneja Tiziana en este escenario?

"En los vivos de TikTok un día me donaron 600 dólares y ahí levanté una parecita para construir mi casa", contó Tizi.
"En los vivos de TikTok un día me donaron 600 dólares y ahí levanté una parecita para construir mi casa", contó Tizi.

Mai: — ¿Ya vivís de esto o todavía estás en un híbrido?

Tizi: — Ahora estoy en un mood: le doy todo a esto. No es que tengo un ingreso fijo como un sueldo, la mayoría de los ingresos que he generado, te diría el 90%, son por la gente que me dona en TikTok porque es muy buena gente y me apoyan. Entonces, yo me pongo a hacer música en los lives y es como que se está generando una comunidad muy linda porque ellos lo ven y yo estoy haciendo música. Es para conectar y me siento re segura. Prendo y somos 300 o 400 personas. Todos me tiran palabras, hacemos free y siempre aparece alguna persona que empieza a donar para apoyarte.

Mai: — ¿Cuánto te han llegado a donar en un vivo?

Tizi: — Una vez en la santa vez de las veces. Siempre saco muy poco la verdad: dos dólares, tres dólares. Pero un día me donaron 600 dólares en un stream y ahí levanté una parecita, dividí la casa de mi mamá, me gasté todo, pero fue como: “Wow, estoy construyendo mi casita”. Todo va para mi casita. No hay ninguna petición de nada. Es muy fuerte.

Mai: — ¿Es fácil de cobrar?

Tizi: — No, es un kilombo porque entre que tenés que sacar de un lado, pasar a otro, etc. De 50 pesos, te quedas con tres. Pero la vida es corta, hay que seguir intentando.

Mai: — ¿Sentís que es una ayuda haber nacido en esta época con el acceso al teléfono y a poder mostrar tu talento?

Tizi: — Sí, recontra. Hoy todo te abre la puerta para llegar gracias a que tenés el celular. Capaz que si hubiera nacido en otra época no hubiera ido a rapear con los pibes a la plaza, como lo hago todos los días, porque conocí el rap gracias al teléfono.

Mai: — ¿Qué tan cierto es que dentro de la industria de la música hay mucha droga?

Tizi: — Como dijo la Negra Sosa, sí. Y lo dijo en la mesa de Mirtha Legrand. Hay de todo en todos lados y no deja de existir, pero no esencialmente lo que asocia la música con los estupefacientes con la gira y la locura. Los estupefacientes están en la sociedad y al mismísimo sistema le sirve que los chicos estén bajo ese tipo de sustancias.

Mai: — Imagino que hay mucha tentación y mala influencia, se te ve una persona muy madura y centrada en tu objetivo de hacer música, ¿cómo mantenés ese foco?

Tizi: — Tengo el privilegio y suerte de juntarme con gente muy inteligente, donde los consejos son desde el nivel de conciencia cerebral de tomar la decisión que uno quiera sin perjudicarse a uno mismo ni al otro. Yo me cuido y también tengo un entorno que me cuida, mis papás, mis amigos, mi equipo de trabajo. Son personas que tiene mucha sabiduría. Es elegir cuando yo decido hacer qué cosa en el momento en el que lo quiero hacer porque siempre quiero estar pilla y predispuesta a tomar todas las oportunidades de crecer y mantener el foco.

Guardar

Nuevo