Fabián Cubero en Random: “Hay mucha maldad en el medio, aprendí que hay que hablar un poco menos”

Leo Montero entrevistó al ex futbolista en el ciclo de Infobae. Contó cuál es su nuevo proyecto dentro del mundo futbolístico, cómo se distribuyen las tareas del hogar con Mica, su pareja; y hasta reveló detalles sobre qué le gusta en el sexo.

Compartir
Compartir articulo
Random con Poroto Cubero - "Aprendí que hubiese sido mejor hablar menos"

Fabián Cubero es un exfutbolista que fue capitán y referente de Vélez Sarsfield. Es el jugador con mayor cantidad de partidos disputados a lo largo de la historia del club y, con 21 años dentro de la institución, tiene el mérito de ser el jugador que más tiempo jugó para El Fortín.

En la Selección integró el equipo Sub17 y en 1997, de la mano de José Pekerman, se consagró campeón con la Sub20 en Malasia con un equipo que estaba repleto de figuras, como Lionel Scaloni, Juan Román Riquelme y Pablo Aimar, entre otros.

Actualmente, inauguró en Pilar una academia de fútbol para chicos y chicas con el objetivo de impartir sus conocimientos a las próximas generaciones. “Es un rol que estando dentro del plantel de Vélez también me gustaba asumir como referente, como jugador de muchos años”, explicó.

Fabián: “Entendí siempre que el hecho de ser un futbolista profesional de por sí ya te da fama”.
Fabián: “Entendí siempre que el hecho de ser un futbolista profesional de por sí ya te da fama”.

La exposición en los medios

Además de su reconocido rol en el ámbito futbolístico, Fabián es padre de cuatro hijos. Indiana, Allegra y Sienna, quienes tuvo con la modelo Nicole Neuman; y Luca, su hijo menor, quien es fruto de su relación con la influencer y presentadora Micaela Viciconte, su actual pareja.

Si bien desde los inicios de su carrera Cubero era una figura destacada en el deporte nacional, su popularidad se hizo cada vez más fuerte a partir de la exposición mediática de sus parejas. Ingresó sin escalas en el mundo del espectáculo y esta fue su experiencia.

Leo: —¿Cómo manejaste esa fama, ese reconocimiento que surgió por fuera del fútbol?

Fabián: —Entendí siempre que el hecho de ser un futbolista profesional ya de por sí tenés esa fama, pero me pasaba muchas veces que iba, por ejemplo, a un shopping o a caminar por algún lado y veía que la gente mayor, las señoras que no ven fútbol, me empezaban a conocer, me pedían fotos, me saludaban.

De vacaciones, Fabián Cubero junto a su familia en Entre Ríos.
De vacaciones, Fabián Cubero junto a su familia en Entre Ríos.

Leo: —¿Pasaste a ser “el novio de…”?

Fabián: —Porque claramente el fútbol es un deporte muy popular, pero no abarca a todo el mundo. Hay gente no le gusta el fútbol, le gustan otros deportes o no mira deportes directamente. Siempre traté de manejarlo de la mejor manera. Me ha pasado muchas veces que por ahí me vienen a hacer una entrevista de algún programa deportivo y es una cosa; o te agarran en la calle de espectáculos y es otra dinámica, te quieren sacar otra información. Es totalmente distinto. Y a veces uno se equivoca. Es parte del aprendizaje.

Leo: —¿Fue un poco prueba y error esa etapa?

Fabián: —Exacto. Hasta que en un momento con Mica dijimos: “No hablemos más, no digamos más nada”. Porque vos decís una cosita y dicen: “Ah, dijo tal otra”. Y si no lo decís, es: “Ah, no lo dijo”. Se manejan de esa manera. Los programas deportivos quieren saber cómo fue el partido, te hablan de lo que uno sabe y podés debatir. En lo otro no.

Leo: —¿Qué aprendiste de todo eso?

Fabián: —Aprendí que hubiese sido mejor hablar. No me refiero al deporte en eso sino al mundo del espectáculo. Aprendí que cuanto menos hablas, menos debate se genera. Hay mucha maldad en el medio. Entonces, aprendí eso. Que hay que hablar un poco menos.

Random con Poroto Cubero - ¿Cómo es Mica Viciconte como madre?

Mica como mamá

El 6 de mayo del 2022 la vida de Fabián y Micaela cambió para siempre al recibir a su primer hijo juntos: Luca. La alegría de agrandar la familia pronto se tradujo en nuevos roles, cambios en la forma de organización de la casa y la adaptación a un nuevo estilo de vida para atender a las necesidades del nuevo integrante.

Fabián contó cómo abordaron ese proceso, en medio de un nuevo desafío que atravesarán este año, tras haberlo anotado al pequeño en el jardín.

Mica Viciconte junto a Fabián Cubero y su hijo Luca.
Mica Viciconte junto a Fabián Cubero y su hijo Luca.

Leo: —¿Qué viste de Mica como mamá que no te esperabas, que te sorprendió o que descubriste?

Fabián: —Es igual. Es atenta, está todo el tiempo pendiente. Ella es muy estructurada, entonces se levanta a la mañana y el nene tiene que comer tal cosa a tal hora, almuerza tal otra cosa al mediodía. Y tiene una garra tremenda. Todo el entorno que la conoce sabe que ella es así en la vida. Te sube un contenido a las redes y le mete una energía… En la intimidad es igual. Tiene una energía tremenda. Por ahí está cansada, le duele la cabeza e igual se organiza, va y viene. Nos pasó ahora en las vacaciones, que estuvimos en Mar del Plata, que dijo: “El martes vamos a ir todos al parque de agua”. Y ella va, llama, dice somos 13, arma un chat, arma todo. Cuando termina eso, dice: “Vamos a la playa”, carga todo, agarra la banana para el nene, la comida, el agua y sale de nuevo.

Leo: —¿Vos vas a otro ritmo?

Fabián: —Sí, yo voy a ritmo. Yo soy más de estar físicamente con el nene. Cuando ella hace todo esto yo me meto con el nene a la pileta, lo llevo a jugar, lo llevo a pasear, pero el tema organizativo siempre la dejo a ella porque si lo hago yo siempre me olvido de algo. O me olvidé de ponerle el queso a los fideos o de llevar la manzana para el nene…

Leo: —¿Se complementan bien?

Fabián: —Sí, nos complementamos muy bien. Pero pasa eso que ella es muy activa y hace todo rápido. Yo lo hago, pero todo a mi ritmo.

Cubero se retiró del fútbol en diciembre del 2019, pero debido a la pandemia su partido despedida se realizó en 2023. (rsfotosok)
Cubero se retiró del fútbol en diciembre del 2019, pero debido a la pandemia su partido despedida se realizó en 2023. (rsfotosok)

Fútbol

Para Fabián, Vélez no sólo fue un club que le brindó la posibilidad de avanzar profesionalmente en su carrera sino que se convirtió en su hogar, el lugar que lo vio crecer. Contó cómo llegó allí y qué planes tiene para el futuro.

Leo: —¿Hubieses jugado en otro club que no sea Vélez en Argentina?

Fabián: —Hubiese jugador, pero posiblemente al principio de mi carrera. Ya después no porque yo tuve una situación muy linda. A mí para entrar me probó Carlos Bianchi y me dijo: “Vos venís a Vélez”. En 1996 yo llegué a Vélez de la mano de Bianchi y para mí era un sueño. Yo siempre quise ser jugador profesional y había ido al mundial Sub17 en Ecuador con José Pekerman y yo en esa época estaba en Kimberley de Mar del Plata, así que yo después de terminar el mundial tenía que volver ahí y no tenía club. Ahí fue cuando Julio Santella que era el profe de Bianchi me dice: “Vamos a probarte en Vélez”. Carlos me hizo una serie de pruebas y entré. Yo dije: “Bueno, este es mi lugar”. Empecé a vivir en la pensión, me empecé a relacional con la gente del club, conocía a los de mantenimiento, a los empleados, a los mozos, a los dirigentes. Yo estaba en mi casa.

Leo: —Con una sabiduría de jugador casi entrenador, ¿qué sigue ahora?

Fabián: —Mi etapa como profesional en Vélez ya está. Ahora me tengo que abrir a otros. Pasa mucho que los futbolistas que han jugado en un mismo club durante muchos años y después se convierten en técnicos se van a dirigir a otro lado. A veces se busca que los clubes tienen que ser dirigidos con gente que ha nacido ahí, pero a veces no pasa eso. Está el ejemplo de Carlos Tévez, que siempre estuvo vinculado a Boca y sin embargo ha estado en Central, reflotó Independiente. Con Martín Palermo pasó lo mismo, con Carlos Bianchi también. Tenemos que estar abiertos a poder encontrar un lugar donde sentirse cómodo trabajando y que toda la experiencia y lo que uno sabe poder volcarlo más allá del nombre de la institución.

Cuestionario Random con Fabián Cubero

Cuestionario Random

Leo: —¿Película favorita?

Fabián: —Gladiador. Troya puede ser también.

Leo: —¿Una de Rocky o una de Harry Potter?

Fabián: —¡Rocky!

Leo: —¿Playa o montaña?

Fabián: —Playa. Toda la vida.

Leo: —¿Preferirías ser inmortal o invisible?

Fabián: —Invisible para que no me vengan a buscar los de espectáculos y para poder hacer lo que tenga ganas de hacer sin que nadie me cuestione.

Leo: —¿Es bueno se famoso?

Fabián: —Sí, tiene sus cosas buenas. Creo que tiene más ventajas que desventajas.

Leo: —¿Cómo te calificarías como futbolista del 1 al 10?

Fabián: —No puedo tener tanto ego de tirar un 10 (risas). Un 8.

Leo: —¿Cómo amigo del 1 al 10?

Fabián: —En eso 10.

Leo: —¿Cómo esposo del 1 al 10?

Fabián: —También 10 (risas).

Leo: —¿El mejor jugador con el que jugaste y el que mejor que viste?

Fabián: —¡Qué difícil!. Con el que jugué, José Luis Chilavert. Y el que vi, que jugué en contra, Neymar. Messi también, obvio.

José Luis Chilavert. abraza a Fabián en su despedida del fútbol profesional. (rsfotosok)
José Luis Chilavert. abraza a Fabián en su despedida del fútbol profesional. (rsfotosok)

Leo: —¿Qué tiene Messi que no haya tenido Maradona y viceversa?

Fabián: —Yo creo que Messi cuidó su vida privada y de Maradona ese plus en el carácter. No digo que Messi no lo tenga, pero era como más aguerrido. Diferente.

Leo: —¿Preferirías tener tres brazos o tres piernas?

Fabián: —Tres piernas.

Leo: —¿Arriba o abajo?

Fabián: —Depende para qué. Abajo.

Leo: —¿Sexo salvaje y furioso todos los días hasta los 60 años o una vez por semana hasta que te mueras?

Fabián: —No, no. El furioso hasta los 60 y después chau. Que sea lo que Dios quiera (risas).

Leo: —¿Preferís mentir o que te mientan?

Fabián: —Mentir yo.

Leo: —¿Preferís ser infiel o que te sean infiel?

Fabián: —Que me sean infiel. Me daría menos culpa.

Cubero: "Preferiría ser Invisible para que no me vengan a buscar los de espectáculos".
Cubero: "Preferiría ser Invisible para que no me vengan a buscar los de espectáculos".

Leo: —¿Serías swinger?

Fabián: —No, con mi pareja no. Por ahí siendo joven con una novia, por ahí… Depende del tiempo, de muchas cosas.

Leo: —¿Qué te cautiva más de una pareja que sea más sexual o sensual?

Fabián: —Prefiero que sea sexual. Sería bueno que lo sensual te lleve a lo sexual.

Leo: —¿Una palabra con la que te identifiques, que te defina?

Fabián: —Sacrificio. También podría ser perseverancia, pero sacrificio es una palabra que me identifica en lo que fue mi trayectoria como deportista y en la vida también. Un laburador, no me vino todo de la nada. Le tuvo que poner mucho empeño a todo, mucho de mi para poder llegar a ser quien fui. Y no solo en lo deportivo sino también en la vida. Por eso elijo la película Gladiador porque habla un poco de eso, de ser un guerrero en todo sentido.

Mirá la entrevista completa: