A casi 1,200 metros de altura: Alex Honnold y el peligroso reto de escalar en el Ártico

El escalador estadounidense lideró el primer ascenso a uno de los lugares de la Tierra que nunca se habían explorado: el este de Groenlandia. Ahora puedes ver su viaje a través de Disney+

Compartir
Compartir articulo
El 16 de agosto de 2022, Alex Honnold y Hazel Findlay alcanzaron la cima de Ingmikortilaq. El contrafuerte se eleva sobre las aguas heladas de Nordvestfjord en la isla de Scoresby Sound, región de Groenlandia. (Créditos: National Geographic/Disney+)
El 16 de agosto de 2022, Alex Honnold y Hazel Findlay alcanzaron la cima de Ingmikortilaq. El contrafuerte se eleva sobre las aguas heladas de Nordvestfjord en la isla de Scoresby Sound, región de Groenlandia. (Créditos: National Geographic/Disney+)

El documental ya puede verse en Disney+ y se llama Ascenso en el Ártico con Alex Honnold (On the Edge with Alex Honnold). La película retrata la aventura de esta expedición en la que uno de los escaladores más célebre del mundo, Alex Honnold (FREE SOLO, Explorer: The Last Tepui), fue acompañado por científicos que realizaron mediciones y recogieron datos del casquete glaciar ubicado al este de Groenlandia.

Hannold es conocido por escalar grandes “paredes”. Una de sus expediciones que marcaron un récord en su disciplina fue cuando trepó “El Capitán”, en el Parque Nacional de Yosemite, donde Alex escaló sin cuerdas y logró llegar a la cima. Esta aventura fue retratada en el documental Free Solo, también de National Geographic, que logró alzarse con un Oscar al Mejor documental.

El documental forma parte del catálogo de Disney+. (Créditos: National Geographic/Disney+)
El documental forma parte del catálogo de Disney+. (Créditos: National Geographic/Disney+)

En esta travesía también participó la escaladora británica Hazel Findlay que junto a Hannold, realizaron la primera escalada conocida del Ingmikortilaq (término groenlandés que se traduce como “el separado”), uno de los monolitos naturales más altos de la Tierra aún sin escalar. El acantilado, compuesto de granito y gneis de tres millones de años, se eleva 1143 metros desde una remota península que se proyecta en un fiordo en la costa oriental de Groenlandia.

Después de escalar durante cinco días lograron llegar a la cima logrando atravesar condiciones climatológicas adversas (lo escalaron en medio de una tormenta de nieve). Esta pared ubicada en este lugar tan remoto, no tiene cerca ninguna población, por lo que un rescate es casi imposible de concretar. Como punto de referencia, este acantilado mide casi tres veces más que el Empire State Building de Nueva York. “Nos salimos literalmente del mapa para llegar a esta pared”, contó Honnold vía teléfono satelital desde el campamento donde hacía base el equipo explorador. “Definitivamente es una de las primeras ascensiones más grandes que he hecho, y una de las más estresantes debido a lo peligrosa que era la escalada”, concluyó.

Alex Honnold y Hazel Findlay en el campamento en la base de Ingmikortilaq hablando de posibles rutas de escalada. (Créditos: National Geographic/Disney+)
Alex Honnold y Hazel Findlay en el campamento en la base de Ingmikortilaq hablando de posibles rutas de escalada. (Créditos: National Geographic/Disney+)

El calentamiento de los polos como eje de la aventura

Así mismo la escalada no era solo un desafío personal de estos dos aventureros sino que también tenía como fin conseguir información para entender el cambio climático. La capa de hielo de Groenlandia se está actualmente derritiendo a un ritmo inesperado. Por eso, sumaron a su equipo a la Dra. Heïdi Sevestre, una glacióloga que trabaja en el Programa de Evaluación y Monitoreo del Ártico, y a Adam Kjeldsen, un guía groenlandés, para llevar a cabo lo que podría ser el primer cruce del casquete glaciar de Renland desde el monolito conocido como “Pool Wall”, según se informa desde el comunicado de prensa de National Geographic. Gracias a esta expedición se pudo medir la profundidad y la densidad de los casquetes glaciares, para obtener información de la velocidad en la que se está derritiendo el hielo polar.

“El este de Groenlandia es una de las partes más remotas y menos estudiadas del Ártico, lo que la hace muy importante desde el punto de vista científico”, aseguró Sevestre. “Necesitamos desesperadamente datos científicos de esta región. Estudiar los fiordos, los glaciares, las capas de hielo, aportará tantos datos a la comunidad científica que la contribución habrá sido extremadamente positiva”, concluyó la especialista. También hizo hincapié en el relevamiento de datos que se obtienen en el terreno que difieren de aquellos que se recogen con drones o satélites. “Pero por muchos satélites que haya en el cielo, por muchos helicópteros o aviones que recojan datos científicos, todavía no hay nada que sea tan bueno como la recogida de datos sobre el terreno con las botas puestas: son los datos más difíciles de recoger”, analizó.

El equipo de expedición estudió un río de agua de deshielo hasta el glaciar Edward Bailey en Renland, al este de Groenlandia. (Créditos: National Geographic/Disney+)
El equipo de expedición estudió un río de agua de deshielo hasta el glaciar Edward Bailey en Renland, al este de Groenlandia. (Créditos: National Geographic/Disney+)

Ascenso en el Ártico con Alex Honnold ya se encuentra disponible este documental en el catálogo de Disney+.