Esta es la exitosa serie árabe que compite con “Sex Education” y “Élite”

La producción de Netflix acaba de estrenar su segunda temporada centrada en las redes sociales, la obsesión por el reconocimiento y la agresión sexual

Compartir
Compartir articulo
Nuevas amistades, nuevos corazones rotos y nuevos secretos a punto de explotar. (Netflix)

Acoso, depresión y obsesión por las redes sociales. Netflix mantiene en su catálogo diversas series adolescentes que abarcan estos temas, pero pocas son tan íntimas y auténticas como Escuela para señoritas Al Rawabi (AlRawabi School For Girls). El drama escolar explora las vicisitudes que enfrentan las jóvenes en su camino hacia la adultez desde una perspectiva emocional y cultural, la cual logró calar en la audiencia durante su estreno en 2021. Con una historia y elenco renovado, la segunda temporada mantiene una recepción aún más positiva, escalando al Top 10 de la plataforma.

Bajo la dirección y guion de Tima Shomali, la nueva entrega se centra en temas sensibles como la agresión sexual, las tradiciones culturales, y la corrupción académica a través de sus personajes. La trama sigue a Sarah (Tara Abboud), una estudiante invisible ante sus compañeros. Atraída por la popularidad y el éxito en redes sociales de Tasneem (Sarah Youseff), busca agradarle bajo todos los medios, pero solo la convierte en el centro de burlas frente a los demás.

Con una mezcla ecléctica de humor, drama y suspenso, "Escuela para señoritas Al Rawabi" estrenó con éxito su segunda temporada. (Créditos: Netflix)
Con una mezcla ecléctica de humor, drama y suspenso, "Escuela para señoritas Al Rawabi" estrenó con éxito su segunda temporada. (Créditos: Netflix)

Su suerte cambia al lograr la viralización de uno de sus videos, lo que le otorga reconocimiento masivo en línea, pero también fuera de ella. Con su nuevo estatus de celebridad emergente, ¿es realmente lo que deseaba? ¿qué riesgos implica la fama para un adolescente? Estas preguntas tan actuales como válidas, dan una idea general sobre el rumbo que toma la temporada.

Si bien algunos elementos pueden parecer familiares a otros títulos como Sex Education y Yo nunca, Shomali rehúye a los estereotipos que impregnan el género, para crear situaciones dramáticas y convincentes (con una dosis de humor) que transcurren en la prestigiosa institución. El reparto también lo conforma Tara Atalla, Thalia Alansari, Raneem Haitham y Kira Yaghnam y Jana Zeineddine.

La lucha por la popularidad y aceptación social lleva a Sarah a enfrentarse a dinámicas escolares complejas en la segunda temporada. (Créditos: Netflix)
La lucha por la popularidad y aceptación social lleva a Sarah a enfrentarse a dinámicas escolares complejas en la segunda temporada. (Créditos: Netflix)

Un entorno cultural represivo

La innovación de la producción es notable al ambientarse en una escuela femenina de Jordania. Este país en Medio Oriente está marcado por un entorno de inclinación patriarcal y leyes que atentan contra los derechos de las mujeres, lo que sin duda proporciona un complejo telón de fondo. Las protagonistas son confrontadas no solo con dilemas habituales de su edad, sino también con desafíos derivados de su género en un contexto de desigualdad.

La legislación vigente en Jordania permite la encarcelación de mujeres por transitar en público sin autorización masculina, también las fuerza a realizarse exámenes de virginidad con un simple denuncia de sus parientes varones, según Amnistía Internacional. Además, se mantienen normas que condenan hasta con la muerte a mujeres que buscan ejercer su autonomía en asuntos afectivos. Una muestra de esto fue la reciente abolición, en 2017, de una ley establecida en el Código Penal que obligaba a las víctimas de violación a casarse con sus agresores para “salvaguardar el honor familiar”.

La serie aborda la dependencia tecnológica y el impacto de la represión cultural en los jóvenes. (Créditos: Netflix)
La serie aborda la dependencia tecnológica y el impacto de la represión cultural en los jóvenes. (Créditos: Netflix)

En ese sentido, el show de Netflix encara estos temas con valentía, presentando casos de jóvenes que se atreven a explorar su sexualidad, enfrentándose a la censura social y familiar. La serie, impregnada de un enfoque feminista por parte de su creadora Shomali, se adentra en esta realidad adversa, ofreciendo perspectivas críticas en una sociedad donde predomina el islam y las mujeres lidian con severas penalizaciones.

¿Qué sucedió en la temporada 1?

La primera temporada presentó a Andria Tayeh en el papel de Mariam, una adolescente que sufre acoso de manera sistemática por parte de un grupo de chicas populares de su escuela, lideradas por Layan (Noor Taher) y Rania (Joanna Arida). Tras un incidente humillante que se convierte en el detonante, la joven decide que ya ha tenido suficiente y comienza a trazar un plan de venganza.

La visión de Tima Shomali sobre la juventud actual se consolida en la segunda temporada de la Escuela para señoritas Al Rawabi". (Créditos: Netflix)
La visión de Tima Shomali sobre la juventud actual se consolida en la segunda temporada de la Escuela para señoritas Al Rawabi". (Créditos: Netflix)

Con la ayuda de dos compañeras marginadas, Dina (Yara Mustafa) y Noaf (Rakeen Saad), pone en marcha su plan. A través de una serie de artimañas y estrategias cuidadosamente planificadas, buscan conseguir justicia. Pero estos intentos se enfrentan a dinámicas de poder dentro de la escuela, y también, a cuestiones de ética y moralidad. Ellas comienzan a cuestionar la naturaleza de sus acciones y si realmente les traerá la satisfacción o la resolución que esperan.

Las dos temporadas de Escuela para señoritas Al Rawabi están disponibles en Netflix.