El fracaso millonario de Netflix que nunca verá la luz: una serie sobre humanos artificiales que acabó en desastre

El director de “47 Ronin”, la película de samuráis protagonizada por Keanu Reeves, supuso un grave problema para la “N” roja

Compartir
Compartir articulo
La serie se llamaba "Conquest" e iba a tratar sobre humanos artificiales. (Créditos: Infobae/ARC/ Netflix)
La serie se llamaba "Conquest" e iba a tratar sobre humanos artificiales. (Créditos: Infobae/ARC/ Netflix)

Si bien no todo han sido éxitos para Netflix, es posible que nunca hayan tenido un fracaso tan grande como el de Conquest, serie de ciencia ficción y una de sus producciones más ambiciosas de toda la historia de la “N” roja. Dirigida por Carl Erik Rinsch, conocido por su trabajo en 47 Ronin, la serie prometía ser un hito en el género. Sin embargo, un giro inesperado en la gestión de los fondos asignados llevó a la cancelación del proyecto, dejando a la plataforma de streaming con una inversión millonaria sin retorno.

Según un informe de The New York Times, Rinsch recibió un total de 61,2 millones de dólares de la compañía para la producción. A pesar de la considerable inversión, que ascendió a más de 55 millones, la historia nunca llegó a materializarse. El informe revela que el director desvió una parte significativa de estos fondos para operaciones en los mercados de acciones y criptomonedas, en lugar de destinarlos al rodaje de lo que en un comienzo estaba estipulado.

El año 2018 fue clave en el mundo del streaming, donde varias producciones tuvieron éxito, especialmente en Netflix. (Créditos: REUTERS/Lucy Nicholson)
El año 2018 fue clave en el mundo del streaming, donde varias producciones tuvieron éxito, especialmente en Netflix. (Créditos: REUTERS/Lucy Nicholson)

El director, que había obtenido un éxito notable al comerciar con Dogecoin, transformando una inversión de 4 millones de dólares en casi 27 millones, optó por gastar 8,7 millones en automóviles de lujo y bienes de diseñador, incluyendo un Ferrari y cinco Rolls-Royces. Este manejo indebido de los fondos resultó en una pérdida de 5,9 millones en operaciones bursátiles.

A pesar de los esfuerzos y la inversión realizada, la “N” roja nunca llegó a recibir siquiera un episodio de Conquest. Thomas Cherian, portavoz de la empresa, afirmó que la compañía había dado por perdido el proyecto, señalando que era “claro que el Sr. Rinsch nunca iba a completar el proyecto acordado”. Actualmente, Rinsch y Netflix se encuentran en un proceso de arbitraje confidencial, donde el director reclama al menos 14 millones de dólares en daños por incumplimiento de contrato.

Carl Erik Rinsch sigue envuelto en un proceso con Netflix, donde ambas partes exigen una reparación. (Créditos: REUTERS/Dado Ruvic)
Carl Erik Rinsch sigue envuelto en un proceso con Netflix, donde ambas partes exigen una reparación. (Créditos: REUTERS/Dado Ruvic)

¿De qué trataba “Conquest”?

En el otoño de 2018, durante el auge del streaming, varios estudios y plataformas de video mostraron interés en Carl Erik Rinsch, un cineasta relativamente desconocido que había dirigido 47 Ronin, una película que no tuvo éxito ni en taquilla ni entre la crítica. A pesar de los conflictos conocidos de Rinsch con los productores de ese largometraje, algo común en Hollywood, la trama de su nuevo proyecto captó la atención en un mercado ávido de contenido nuevo: una historia de ciencia ficción sobre humanos artificiales.

La historia de esta ficción se suma a una lista de proyectos ambiciosos en la industria del entretenimiento que, por diversas razones, no llegan a ver la luz. Este caso destaca no solo por la magnitud de la inversión perdida, sino también por las decisiones controvertidas tomadas por Rinsch, cuya filmografía se limita a un solo título protagonizado por Keanu Reeves.

"47 Ronin: la leyenda del samurái", el único film de Carl Erik Rinsch, fue un rotundo fracaso tanto en la taquilla como en la crítica. (Créditos: Netflix)
"47 Ronin: la leyenda del samurái", el único film de Carl Erik Rinsch, fue un rotundo fracaso tanto en la taquilla como en la crítica. (Créditos: Netflix)

Si bien Conquest posiblemente nunca llegue a estar en Netflix, puedes ver otras producciones de ciencia ficción en la misma plataforma como Paradise, Jung E, Dark, The OA, entre otras.