La excelente serie deportiva con Dwayne Johnson que llega a Netflix

Una mezcla perfecta entre humor, deporte y luchas de poder la hacen de visión obligatoria. Se estrenó originalmente en HBO y ahora puede verse en más de una plataforma

Compartir
Compartir articulo
La ficción retrata la velocidad y drama en el mundo del fútbol americano. (Netflix)
La ficción retrata la velocidad y drama en el mundo del fútbol americano. (Netflix)

Quien esté buscando una serie veloz, con capítulos cortos y un ritmo frenético, va a encontrar en Ballers una de las mejores opciones disponibles en Netflix. Aunque tiene un tono ligero y gracioso, esta no es una comedia, al menos no en el sentido tradicional. Es una apuesta de alto presupuesto, con escenas espectaculares, con algo de acción, con momentos de drama, incluso con suspenso. El creador es Stephen Levinson, el mismo que produjo Entourage (2004-2011). Levinson basó esa famosa serie en las experiencias de su socio, el actor y productor Mark Wahlberg, también productor de Ballers. Si se repasa la filmografía de Wahlberg, es evidente que Levinson ha colaborado con él en muchos de sus proyectos.

El universo de Ballers es el de los jugadores de fútbol americano. Un atleta retirado, Spencer Strasmore (Dwayne Johnson, quién practicó dicho deporte en la vida real y a su vez es aquí productor) es ahora manager de jugadores. Con esa función, se enfrenta a diferentes desafíos como negociar contratos gigantescos, encaminar a sus clientes, tapar sus desastres, luchar contra sus competidores, equilibrar una balanza llena de problemas, todo el tiempo, todos los días, con un nivel de intensidad que se transmite a todo el ritmo de la serie. En Ballers se ve a los atletas novatos, a los que son estrellas, a los que están en decadencia y luchan por mantenerse, los que quieren volver, los que ya se han retirado de forma definitiva. Cada uno tiene problemas diferentes y ahí radica la diversidad de una serie que —claramente— tiene a los deportistas como el eje en que se manejan todos los conflictos.

"El talento de Dwayne Johnson brilla en cada episodio de "Ballers". (Netflix)
"El talento de Dwayne Johnson brilla en cada episodio de "Ballers". (Netflix)

La ficción tiene un ritmo arrollador, todo pasa volando y los apenas 27 minutos de cada capítulo son siempre divertidos. El humor es efectivo, el timing también lo es, y los actores están todos brillantes. El peso de la serie está sobre los hombros de Dwayne Johnson, quien en ese momento ya había empezado a demostrar su enorme talento. Drama, comedia, todo le queda bien a Johnson en la serie y su constante esfuerzo por resolver problemas lo encuentra siempre efectivo como actor. Su compañero de trabajo, Joe, está interpretado por Rob Corddry, y ambos tienen pasos de comedia absolutamente brillantes. También trabaja John David Washington, el hijo de Denzel Washington, quien logró su salto a la fama con esta serie. Washington también fue jugador de fútbol americano. Completan el elenco principal Omar Miller, Troy Garity y Donovan W. Carter.

El mundo que la serie describe tal vez no sea muy simpático o agradable en la realidad. Los autos de lujo, el deporte, las tentaciones permanentes de dinero, drogas y sexo que los protagonistas tienen, tal vez sea un mundo más sórdido de lo que aquí se ve, pero la idea de Ballers es más la de apostar al espectáculo que a la denuncia. Es como si fuera una serie de abogados o detectives, donde los protagonistas deben resolver y salir airosos de conflictos puntuales, como si fueran casos. El mundo que describe no es juzgado, pero queda claro que estos jóvenes millonarios van camino al desastre si no logran pensar un poco más allá de su presente.

47 episodios de lujo visual y entretenimiento puro en esta producción original de HBO. (Netflix)
47 episodios de lujo visual y entretenimiento puro en esta producción original de HBO. (Netflix)

Ballers es una serie que en sus cinco temporadas alcanzó a tener 47 episodios y se caracterizó siempre por dar mucho a cambio de tan solo media hora por capítulo. Eso incluye un lujo visual que asombra. Esta generosa actitud de ofrecer tanto la hace un show todavía más querible y fácil de seguir. Sin solemnidad alguna, sin bajadas de línea, sin creerse la serie que cambiará la historia de la televisión, Ballers es una de las mejores opciones para cualquier espectador. La canción de apertura, “Right Above It”, la interpreta Lil Wayne, con la participación de Drake. Hasta en eso, es un lujo.

Seguir leyendo: