“Cazador de silencio”: la joya escondida en Netflix llena de suspenso y dulce venganza

Explora el enigmático universo de esta película que fusiona perfectamente la acción y el misterio. Este tesoro oculto en la plataforma redefinirá tu visión de la justicia

Compartir
Compartir articulo
Un cazador reformado (Nikolaj Coster-Waldau) y una sheriff (Annabelle Wallis) se ven atrapados en un juego mortal del gato y el ratón cuando se disponen a rastrear a un asesino que pudo haber secuestrado a la hija del cazador hace cinco años. (Netflix)

Netflix, el rey indiscutible del streaming, siempre tiene ese as bajo la manga para aquellos que anhelan la emoción de las producciones de suspenso. Esta vez, trae a su catálogo de opciones el film Cazador de silencio (The Silencing), una película perfecta para un viaje de acción e intriga.

“Un cazador reformado se ve envuelto en un juego mortal de persecución cuando se dispone a atrapar a un asesino que podría ser quien secuestró a su hija hace años”, así resume la sinopsis de este título que se estrenó en cines en 2020 y ahora está disponible en la plataforma. Su protagonista es Nikolaj Coster-Waldau, el actor de origen danés que alcanzó la fama en la serie de HBO, Game of Thrones, como Jaime Lannister, y que aquí le da vida al atormentado Reyburn.

De cazador a héroe, descubre el misterio en "Cazador de silencio". (Netflix)
De cazador a héroe, descubre el misterio en "Cazador de silencio". (Netflix)

El hombre lidia con la desaparición de Gwen, su hija adolescente, desde hace ya cinco años. Sumido en la tristeza, la soledad y un divorcio que terminó de arruinarlo, está decidido a ir en búsqueda del supuesto secuestrador de la jovencita. La trama entonces sigue la vida de este padre, que ha dejado atrás su pasado como cazador, pero que se ve arrastrado nuevamente a este mundo en una misión implacable para descubrir la verdad que lo ha estado acechando por años.

Robin Pront, el director de esta joya, ha hilado la narrativa de manera que mantendrá tus ojos pegados a la pantalla. El largometraje traza la línea entre la venganza y la búsqueda de la verdad en una mezcla escalofriante. Si te encantan las historias de venganza personal y un juego constante de gato y ratón, Cazador de silencio sin dudas no te defraudará.

¿Estás listo para el juego del cazador y la presa? (Netflix)
¿Estás listo para el juego del cazador y la presa? (Netflix)

La atmósfera densa en “Cazador de silencio”

Ambientada en ese momento cuando el otoño se encuentra con el invierno, la película pinta su universo con tonalidades grises, otorgando a la trama una atmósfera densa que se ha convertido en su sello distintivo. Este lienzo grisáceo se ve salpicado por escenas de pobreza y marginalidad, culminando en un paisaje que evoca tanto una pesadilla visual como social.

La aparente desolación de este panorama se ve interrumpida con la aparición de un cadáver de una adolescente que, con signos de haber sido cazada, parece perfectamente plausible en este sombrío telón de fondo. Reyburn, a su vez, tiene su propiedad transformada en un santuario natural, un homenaje a su hija desaparecida que aborrecía la caza. Sin embargo, su refugio natural se convierte en un escenario de horror cuando un asesino elige su bosque como terreno de caza para sus presas secuestradas.

La verdad puede ser más peligrosa que la presa en "Cazador de silencio". (Netflix)
La verdad puede ser más peligrosa que la presa en "Cazador de silencio". (Netflix)

El film invita a los espectadores a empatizar con Reyburn, cuyo dolor y lucha interna se despliegan lentamente en la pantalla. Vemos su adicción al alcohol, la búsqueda constante de su hija desaparecida y la manera en que se enfrenta al asesino. Cazador de silencio consigue mantener la tensión y el interés hasta su desenlace.

Este título tiene una duración de 93 minutos y puedes verlo en Netflix.

Seguir leyendo: