Fue una sesión corta y expeditiva como en Diputados. Pero a diferencia de la sesión en la Cámara baja, en el tono de los discursos de los senadores se notó este miércoles un malestar generalizado de la oposición hacia el Gobierno por un motivo central: la Casa Rosada no explicó aun cómo se distribuirán en las provincias los 10.000 millones de pesos de aumento para partidas de emergencia alimentaria que sancionó hoy la Cámara alta.

La ley sancionada esta tarde por el Senado fue pedida por la oposición y concedida a regañadientes por la Casa Rosada. Contempla que se prorrogará hasta el 2022 la emergencia alimentaria y que habrá un aumento del 50% de los programas para asistir a los comedores. Y aunque nada decía en el articulado de la norma sobre la forma de distribución de ese incremento de partidas que será de unos $10.000 millones, tanto los legisladores de la oposición como algunos oficialistas esperaban una explicación del Gobierno que nunca llegó.

Hay un tema diferencial de este tema respecto de la Cámara de Diputados: el Senado representa a las provincias por lo que los legisladores de la oposición exigían conocer el destino que tendrá para cada uno de sus distritos el monto aprobado. Hubo unanimidad en la aporbación de la ley y acuerdo en que es el Jefe de Gabinete quien decidirá de dónde saldrán las partidas. Pero se deslizó el fuerte malestar por la falta de información por la forma en que se darán los fondos aprobados.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se encontraba hoy en Tucumán y no dio detalles sobre cómo se va a repartir el aumento para la emergencia alimentaria y qué provincias, municipios o movimientos sociales van a recibir más fondos.

"El pedido de esos datos conlleva una consolidación de información de distintos procesos administrativos que aún no tenemos y que lleva su tiempo", respondieron los voceros ante la consulta de este medio. No habrá más detalles por ahora.

Sin embargo, al menos dos funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social admitieron ante Infobae que la información ya debería estar disponible porque responde a lo que actualmente se viene otorgando para cada distrito.

El último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA sobre emergencia alimentaria sostiene que es en el conurbano bonaerense donde se concentra la mayor parte de la necesidad de entrega de alimentos para comedores escolares. El GBA concentra el 34,3% de la emergencia alimentaria frente al 32,4% a nivel país, según ese relevamiento. Esto supondría pensar que el conurbano es lugar donde estarán concentrados los $10.000 millones d aumento para programas alimentarios que se dará a partir de la ley sancionada hoy por el Senado. Pero todo esto son meras suposiciones. Ni siquiera los senadores del oficialismo sabían a ciencia cierta cómo se repartirán esos fondos.

La vicepresidenta Gabriela Michetti expresó a Infobae que esa información estaba en poder del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y que iba a averiguar cómo será esa distribución. Sin embargo, el presidente provisional del Senado Federico Pinedo dijo a este medio que "no habrá reparto de fondos sino por necesidades y eso lo saben quienes ejecutan los fondos alimentarios que es el Ministerio de Desarrollo Social".

El senador Naidenoff del oficialismo admitió que hay desequilibrios en la Argentina
El senador Naidenoff del oficialismo admitió que hay desequilibrios en la Argentina

Desde el oficialismo, el jefe de la bancada de Cambiemos, Luis Naidenoff, expresó en su discurso en el recinto que "hay un desequilibrio estructural en la Argentina que aún no se resolvió". Pero tampoco supo exponer la forma en que se repartirán los fondos de emergencia alimentaria aprobados por ley. A la vez, el senador Esteban Bullrich dejó entrever que tanto la distribución de partidas de otros ministerios para ofrecer el aumento de emergencia alimentaria como la forma de reparto de esos fondos quedará al arbitro de la Jefatura de Gabinete.

Es decir, hubo dentro del propio oficialismo tres versiones posibles sobre quiénes estarán a cargo del reparto de la ayuda social. Pero nadie supo explicar cómo serán destinados esos fondos.

El senador radical Julio Cobos aclaró que en la ley aprobada hay una cláusula específica que prevé el control de la Sigen en la distribución de partidas aunque nada dice de allí del esquema que se tomará para hacer esa distribución.

Mensajes críticos al Gobierno

En la oposición se percibió un marcado clima de malestar por esa falta de datos. En diálogo con Infobae el senador Fernando Pino Solanas del bloque Libres del Sur dijo sin vueltas: "Acá nadie vino a explicar nada. No siquiera el tema pasó por revisión de la Comisión de Salud. Todo indica que el 70% de los fondos se los llevará la provincia de Buenos Aires, pero no lo sabemos fehacientemente", dijo.

En su exposición en el recinto el jefe de bancada del peronismo Carlos Caserio habló de "una política errática del Gobierno en materia social". Y también dejó a entrever este desconcierto en cuanto al reparto que se le dará a los fondos aprobados. No sólo ello agregó algunos datos relevantes: por ejemplo, el senador del PJ de Córdoba dijo que en su provincia "hubo una demanda del 30% de aumento en comedores escolares; en San Juan había en el 2015 un 100% de la cobertura de los comedores por parte de la Nación y hoy esa ayuda es del 40% y en Tierra del Fuego la provincia paga toda la ayuda a comedores escolares".

Carlos Caserio, jefe de bancada del peronismo, cuestionó la “política errática” del gobierno en materia social (Fotos Maximiliano Luna)
Carlos Caserio, jefe de bancada del peronismo, cuestionó la “política errática” del gobierno en materia social (Fotos Maximiliano Luna)

El senador Maurice Closs del PJ de Misiones también ratificó ante una consulta de Infobae la duda que deambuló hoy por todo el Senado: "Nadie sabe nada y el reparto de estos fondos que no van a solucionar mucho en la Argentina quedará a la voluntad del Presidente".

Incluso hubo algunos senadores del oficialismo y de la oposición que admitieron en reserva que los fondos de ayuda alimentaria se los llevarán los movimientos sociales alineados al Gobierno para mantener calmada la calle y evitar protestas en medio de la campaña electoral

Por su parte, la senadora Magdalena Odarda de la Coalición Cívica de Río Negro admitió que en su provincia aumentaron los comedores escolares y la cantidad de chicos que asisten para pedir alimentos.

¿Recibirá esta provincia parte de los $10.000 millones de incremento en ayuda alimentaria que hoy se sancionó en el Senado? Nada se sabe. Río Negro ni ninguna otra provincia lo sabrá por ahora.

Seguí leyendo: