¿Tienes sangrado rectal? Estas son la causas y posibles complicaciones

Si presentas este u otro síntoma, lo ideal es acudir hospital para descartar complicaciones de salud

Guardar

Nuevo

Varias pueden ser las razones que causen este síntoma. Acude al médico si persisten (IMSS)
Varias pueden ser las razones que causen este síntoma. Acude al médico si persisten (IMSS)

Cuando una enfermedad ataca, en la mayoría de los casos el cuerpo lo anuncia a través de síntomas que no deben pasarse por alto, más si son constantes y acudir al doctor con algún especialista en salud.

Es por es que aquí hablaremos sobre las causas de estos signos, cuando puede ser de gravedad y en qué casos lo mejor es visitar algún especialista en salud.

Hoy abordaremos sangrado rectal, cuáles son sus causas y en qué momento acudir a un consultorio médico, de acuerdo con información de Mayo Clinic, una reconocida organización sin fines de lucro especializada en salud.

Como su nombre lo dice, el sangrado rectal hace referencia a la sangre que sale del ano, esta puede escasa o considerable, lo cual puede ser vital para conocer sus causas.

El sangrado rectal generalmente se origina en la última parte del colon o en el recto. Cabe mencionar que el recto corresponde a la última parte del intestino grueso.

La sangre suele presentarse en las heces, en el papel higiénico o en el retrete. Se caracteriza por tener un color rojo brillante, pero ocasionalmente puede ser de color marrón oscuro.

Cuáles son las causas del sangrado rectal

Es importante saber las señales para acudir al médico ante una complicación (Imagen Ilustrativa Infobae)
Es importante saber las señales para acudir al médico ante una complicación (Imagen Ilustrativa Infobae)

El sangrado rectal puede producirse por varias razones, según explica Mayo Clinic. Algunas de las causas comunes del sangrado rectal son las siguientes:

  • Fisura anal, es decir, un pequeño desgarro en la mucosa del conducto anal.
  • Estreñimiento.
  • Heces duras.
  • Hemorroides, es decir, venas hinchadas e inflamadas en el ano o el recto.

Algunas de las causas menos comunes de sangrado rectal, pero que también deben tomarse en cuenta por el paciente y el especialista de la salud, son las siguientes:

  • Cáncer de ano
  • Angiodisplasia, es decir, anomalías en los vasos sanguíneos que están cerca de los intestinos.
  • Cáncer de colon.
  • Pólipos en el colon.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Diarrea.
  • Diverticulosis, es decir, una bolsa abultada que se forma en la pared del intestino.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Colitis isquémica, es decir, inflamación del colon causada por la reducción del flujo sanguíneo.
  • Proctitis, es decir, inflamación de la mucosa del recto.
  • Colitis seudomembranosa, es decir, inflamación del colon causada por una infección.
  • Radioterapia.
  • Cáncer rectal.
  • Síndrome de úlcera rectal solitaria.
  • Colitis ulcerosa, es decir, un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria.

Llama al 911 o solicita ayuda médica de emergencia

 Ante cualquier malestar, lo ideal es acudir al médico (Imagen Ilustrativa Infobae)
Ante cualquier malestar, lo ideal es acudir al médico (Imagen Ilustrativa Infobae)

Si el sangrado rectal es constante, lo ideal es acudir al médico para conocer las razones especificas del síntoma y combatirlo lo más rápido y eficaz posible.

Sin embargo, hay ocasiones en que el sangrado rectal puede convertirse en una emergencia y se necesita visitar al doctor lo antes posible.

Busca ayuda de emergencia si tienes sangrado rectal abundante y algún signo de choque:

  • Respiración superficial y rápida
  • Mareos o aturdimiento después de ponerse de pie
  • Visión borrosa
  • Desmayo
  • Confusión
  • Náuseas
  • Piel fría, húmeda y pálida
  • Baja producción de orina

Pídele a otra persona que te lleve a la sala de emergencias si el sangrado rectal tiene las siguientes características:

  • Es continuo o intenso
  • Está acompañado de dolor abdominal intenso o cólicos

Programa una cita con el médico si tienes un sangrado rectal que dura más de uno o dos días, o antes si el sangrado te preocupa.