Estreñimiento: qué lo causa, cómo prevenirlo y cuál es el tratamiento

El estreñimiento es un problema común que afecta a millones de personas y los síntomas pueden ir más allá de la dificultad para ir al baño

Guardar

Nuevo

El estreñimiento tiene una explicación. (Infobae)
El estreñimiento tiene una explicación. (Infobae)

El estreñimiento es cuando una persona tiene dificultades constantes para hacer del baño. Si bien este malestar puede ser común de forma ocasional, el padecimiento se vuelve crónico cuando el problema que se presenta durante varias semanas o más.

Por suerte hay varias razones por las que una persona puede presentar estreñimiento, pero no hay por qué preocuparse, pues existen distintas formas de diagnostica de tratarlo, además, sus síntomas van más allá de la dificultad de ir al baño.

Síntomas más allá del no hacer del baño

Hay varios síntomas que se presentan cuando una persona tiene estreñimiento crónico, más allá de la ya mencionada de no poder ir al baño. Entre estos otros signos están hacer mucho esfuerzo para defecar, así como tener heces grumosas o duras.

Otros de los síntomas son sentir como si tuvieras una obstrucción en el recto que evita que puedas hacer del baño, tener la sensación como si no pudieras vaciar completamente el recto o necesitar ayuda para hacerlo, como usar las manos para presionar tu abdomen o el dedo para quitarte las heces.

Existen distintos factores de que pueden aumentar el riesgo de padecer estreñimiento crónico, como ser un adulto mayor, ser mujer, estar deshidratado, tener una alimentación baja en fibras, hacer poca o ninguna actividad física.

La imposibilidad de ir al baño no es el único síntoma del estreñimiento (Christin Klose/dpa)
La imposibilidad de ir al baño no es el único síntoma del estreñimiento (Christin Klose/dpa)

Entre otros factores de riesgo están el tomar ciertos medicamentos, entre ellos, sedantes, analgésicos opioides, algunos antidepresivos o medicamentos para bajar la presión arterial, también tener una enfermedad mental, como depresión o un trastorno de la alimentación.

Causas

El estreñimiento crónico tiene muchas causas posibles. Las obstrucciones en el colon o el recto pueden retardar o detener el movimiento de las heces, causando el padecimiento.

Las causas incluyen los pequeños desgarros en la piel alrededor del ano, es decir, una fisura anal; la obstrucción en los intestinos, cáncer de colon, de recto o algún otro cáncer abdominal que haga presión sobre el colón, estrechamiento del colon y protuberancia en el recto a través de la pared posterior de la vagina.

Los problemas neurológicos pueden afectar los nervios que hacen que los músculos en el colon y el recto se contraigan y muevan las heces a través de los intestinos, provocando el estreñimiento.

Entre sus causas están el daño a los nervios que controlan las funciones corporales, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, lesión de la médula espinal, accidente cerebrovascular y dificultad con los músculos relacionados con la eliminación.

Varias pueden ser las causas y los factores de riesgo del estreñimiento (Archivo)
Varias pueden ser las causas y los factores de riesgo del estreñimiento (Archivo)

Los problemas con los músculos pélvicos relacionados con la defecación pueden causar estreñimiento crónico. Entre estos problemas, se pueden incluir la incapacidad para relajar los músculos pélvicos para permitir la defecación -anismo-, descoordinación de los músculos pélvicos para contraerse y relajarse correctamente -disinergia- y músculos pélvicos debilitados

Las hormonas ayudan a equilibrar los líquidos en el cuerpo. Entre las enfermedades y los estados que afectan el equilibrio hormonal y es posible que generen estreñimiento, podemos encontrar la diabetes, el hiperparatiroidismo, el embarazo y el hipotiroidismo.

Diagnóstico

Además del examen físico general y el examen digital del recto, los médicos tienen al alcance varios procedimientos y pruebas para diagnosticar el estreñimiento crónico.

Entre las formas de diagnosticar esta el análisis de sangre, una radiografía, examen del recto y del colon inferior o sigmoides, en el que se introduce un tubo flexible iluminado en el ano para examinar el recto y la parte inferior del colon; examen del recto y del colon completo, en el cual se examinar todo el colon con un tubo flexible que tiene una cámara.

Otras de las formas es la evaluación del funcionamiento del músculo esfínter anal, en el que se introduce un tubo fino flexible en el ano y recto, luego infla un pequeño globo en la punta del tubo para medir la coordinación de los músculos que utilizas para expulsar las heces.

Existen varias formas de diagnosticar del estreñimiento crónico (Cuartoscuro)
Existen varias formas de diagnosticar del estreñimiento crónico (Cuartoscuro)

También está la evaluación de la velocidad del músculo esfínter anal, con el que se mide la cantidad de tiempo que te lleva expulsar el globo que se llenó de agua y se colocó en el recto.

La evaluación del movimiento de la comida a través del colon. En este procedimiento, se debe tragar una cápsula que contiene un marcador radiopaco o un dispositivo de grabación inalámbrico, el cual capta el avance de la comida a través del colon.

Una opción más es la radiografía del recto durante la defecación, en la que se inserta una pasta blanda de bario dentro del recto y una vez que defecas, expulsas la pasta de bario con las heces.

Finalmente está la defecografía por imágenes por resonancia magnética, con el que se puede visualizar y evaluar la función de los músculos de defecación.

Tratamiento

El tratamiento para el estreñimiento crónico normalmente comienza con cambios en la dieta y el estilo de vida que tienen por objeto agilizar el tránsito de las heces por los intestinos. Si esos cambios no son eficaces, el paciente tendría que someterse a medicamentos y hasta una cirugía.

Los principales cambios de alimentación y estilo de vida incluyen comer más fibra, realizar ejercicios la mayoría de los días de la semana y no ignorar la necesidad de ir al baño.

Existen distintos tipos de laxantes que pueden ayudar a revertir el estreñimiento. Cada uno funciona de manera distinta para facilitar la defecación, y la mayoría son de venta libre.

Los cambios de alimentación y estilo de vida pueden revertir el estreñimiento (Especial)
Los cambios de alimentación y estilo de vida pueden revertir el estreñimiento (Especial)

Entre estos laxantes están los suplementos de fibra, las cuales agregan volumen a las heces, las hacen más blandas y más fáciles de evacuar.

También están los laxantes osmóticos que ayudan a que las heces se muevan por el colon porque aumentan la secreción de líquido de los intestinos y ayudan a estimular la defecación.

Los lubricantes, como el aceite mineral, permiten que las heces se muevan por el colon con mayor facilidad, al igual que los ablandadores de heces, que humedecen las heces al extraer agua de los intestinos.

Los enemas con agua del grifo, con o sin espuma, pueden ser útiles para ablandar las heces y estimular la defecación. Los supositorios de glicerina o de bisacodilo también ayudan a eliminar las heces del cuerpo mediante lubricación y estimulación.

Si los medicamentos de venta libre no ayudan con el estreñimiento crónico, hay medicamentos recetados como aquellos que llevan agua a los intestinos y acelerar las deposiciones, la serotonina que ayuda a que las heces se muevan por el colon o los antagonistas de los receptores opioides mu de acción periférica.

La cirugía puede ser una opción si has intentado otros tratamientos y el estreñimiento crónico se debe a una obstrucción, rectocele o constricción. En esta intervención se extirpa una parte del colon, extirpar todo el colon rara vez es necesario.

Con información de Mayo Clinic

Seguir leyendo