Clásico Capitalino: Así quedó el tobillo de Igor Lichnovsky tras la plancha de Piero Quispe, jugador de Pumas

El exjugador de Tigres continuó jugando, pero pudo observar la gravedad de la agresión una vez terminado el partido

Compartir
Compartir articulo
El encuentro se jugó con mayor intensidad debido a la rivalidad de ambas escuadras. 
Foto: Captura de pantalla
El encuentro se jugó con mayor intensidad debido a la rivalidad de ambas escuadras. Foto: Captura de pantalla

Durante el emocionante Clásico Capitalino celebrado el sábado, 20 de abril, en el Estadio Olímpico Universitario, un incidente en el campo captó la atención no sólo de los aficionados presentes, sino también de los usuarios en redes sociales. Igor Lichnovksy, defensor del Club América, fue protagonista de una polémica jugada tras recibir una fuerte falta de Piero Quispe, el mediocampista de los Pumas de la UNAM, marcando uno de los momentos más tensos del encuentro.

El conflicto se desató cerca del final de la primera mitad, cuando en un intento por disputar el balón, Quispe impactó con sus tachones en el tobillo derecho de Lichnovsky. A pesar de que el jugador peruano también hizo contacto con el balón, la intensidad de la entrada generó una amplia controversia entre los espectadores y aficionados, quienes no tardaron en expresar sus opiniones en las diversas plataformas de comunicación virtual.

El cuerpo técnico de las Águilas reclamaron ante la fuerza con la que el universitario recibió al central chileno. Crédito: Twtiter @El_Hincha12

El central muestra las huellas de la batalla

La evidencia de la dureza de la falta no se hizo esperar, ya que poco tiempo después del incidente, se difundió en internet, por medio de la cuenta oficial de Fox Sports en X, una imagen mostrando las consecuencias físicas de la entrada en la pierna de Lichnovsky.

La fotografía revelaba una visible herida sangrante cerca de su pie, justo debajo del área protegida por las espinilleras, dejando en claro la severidad del impacto sufrido por el defensa chileno, “las ‘huellas’ de los botines de Quispe” evidenciaban la intensidad de la acción.

El tobillo del defensor chileno quedó marcado por los tachones del delantero peruano.
Foto: TW Fox Sports
El tobillo del defensor chileno quedó marcado por los tachones del delantero peruano. Foto: TW Fox Sports

Este suceso detonó una ola de reacciones entre las aficiones de ambos equipos. Por un lado, los seguidores del América exigieron justicia ante lo que consideraron una falta excesivamente peligrosa. Por el otro, los aficionados de los Pumas minimizaron la gravedad de la jugada, defendiendo la actuación de Quispe en el campo.

Este incidente ha añadido aún más rivalidad y pasión al ya de por sí ferviente Clásico Capitalino, demostrando una vez más que el fútbol es un deporte donde las emociones se viven intensamente tanto dentro como fuera del terreno de juego.

Decisión del silbante generó polémica entre los aficionados azulcremas

La jugada entre Piero Quispe, mediocampista de los Pumas, e Igor Lichnovsky, defensa del América, se convirtió en el centro de atención, no solo por la intensidad del encuentro, sino por la decisión arbitral que siguió.

El referee central, conocido popularmente como Fernando ‘Cantante’ Guerrero, enfrentó un desafío significativo tras una falta cometida por Quispe, que dejó a Lichnovsky con heridas que no fueron tan evidentes dentro del terreno de juego.

La jugada, que ocurrió en un momento clave del partido, con el marcador empatado 1-1 gracias a los goles de Henry Martín por el América y Ulises Rivas por los Pumas, generó inmediata controversia.

El encuentro se desarrolló con varias entradas fuertes, pero pese a las imágenes, el árbitro decidió no marcar esta falta. Foto: X/@PumasMX
El encuentro se desarrolló con varias entradas fuertes, pero pese a las imágenes, el árbitro decidió no marcar esta falta. Foto: X/@PumasMX

Y es que Quispe, al realizar la falta sobre el chileno, tocó el balón casi simultáneamente al contacto físico, un detalle que complicó la decisión arbitral. Este hecho, aunque evidenciaba mérito para una expulsión, también presentaba una atenuante para el jugador de Pumas.

Después de algunos minutos de revisión en el VAR, ‘El Cantante’ optó por una solución que no estuvo exenta de polémica: amonestar a Quispe. Esta decisión desató la reacción inmediata de los jugadores del América, quienes demandaban la expulsión del jugador auriazul.

La determinación de Guerrero de solo sancionar con tarjeta amarilla a Quispe, ha provocado un amplio debate entre los aficionados, especialistas y espectadores, sobre la interpretación de las reglas y el uso del VAR en situaciones límite. Este incidente añade otro capítulo a la intensa rivalidad entre los Pumas y el América, demostrando que el fútbol mexicano sigue estando lleno de emociones, controversias y momentos que quedan en el recuerdo de sus seguidores.