Dónde está la carnicería de CDMX en la que Javier Solís trabajaba antes de ser famoso

El cantante de música ranchera continúa siendo un referente en la actualidad

Compartir
Compartir articulo
(Jovani Pérez/Infobae/Archivo)
(Jovani Pérez/Infobae/Archivo)

Javier Solís fue una de las voces más emblemáticas de la música ranchera en la historia de México, pero antes de alcanzar la fama trabajó en múltiples oficios y uno de ellos fue ser carnicero. Fue en uno de estos locales, donde el dueño descubrió su talento e impulsó de una forma insospechada su carrera.

Por ello, aquí te decimos dónde está dicho lugar que fue esencial para que el artista pudiera transformase en un referente nacional.

¿Cuál fue la historia de Javier Solís y la carnicería?

De acuerdo con el escritor José Felipe Coria, Javier Solís, antes de conquistar los escenarios con su voz inigualable, trabajó en una carnicería llamada La Providencia. Este negocio, dirigido por David Lara Ríos, no solo fue el lugar donde se desempeñó como un empleado dedicado, sino también donde se sembraron las semillas de su destino musical.

David Lara Ríos, el dueño de la carnicería, conocía bien a Gabriel Siria, nombre real del artista, incluso antes de que se convirtiera en una estrella. A pesar de ser trabajador y comprometido en su labor, Gabriel tenía una debilidad por el encanto femenino, disfrutaba la compañía de las chicas y no perdía la oportunidad de coquetearles.

(Foto: Twitter/@FilmotecaUNAM)
(Foto: Twitter/@FilmotecaUNAM)

El gerente del lugar poco a poco se percató que su joven aprendiz tenía talento para la música, por lo que decidió apoyarlo en su sueño y lo puso en contacto con un destacado profesor de canto llamado Noé Quintero, quien había sido mentor de figuras como Pedro Infante.

Reconocido por su destreza y habilidad especial, aceptó a Gabriel como su alumno y comenzó a pulir esa voz que pronto resonaría en los corazones de millones. Las lecciones de canto, costeadas por David, se llevaron a cabo en el estudio de Quintero.

¿Dónde estaba la carnicería?

Según José Felipe Coria, quien escribió el libro El señor de sombras: la vida de Javier Solís, Volumen 1, la carnicería donde Javier Solís trabajó se llamaba La Providencia y estaba ubicada en la calle Sombrerete en la colonia Hipódromo Condesa y muy cerca de metro Juanacatlán.

Actualmente el lugar ya no se encuentra, pues de acuerdo con las últimas imágenes de Google Maps en el sitio sólo hay casas, una estética y un negocio de pollos en la esquina.

(google maps)
(google maps)