Aseguran en la frontera más de 1 millón de dólares en metanfetamina oculta en carbón

La incautación fue calificada como “una intercepción significativa”

Guardar

Nuevo

El encargado de llevar el cargamento contaba con una tarjeta de cruce  
(Foto: CBP)
El encargado de llevar el cargamento contaba con una tarjeta de cruce (Foto: CBP)

Elementos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) realizaron la detención de una persona que conducía un vehículo en el que fue hallada metanfetamina con un valor millonario. Fue en la instalación de carga de Otay Mesa que los agentes realizaron el aseguramiento de una persona.

La CBP no reveló el nombre del hombre capturado, pero sí detalló que dicho sujeto tiene 46 años y era el encargado de conducir un camión con remolque. Si bien los hechos fueron registrados durante el pasado jueves 18 de abril las acciones fueron informadas el lunes 22.

El sujeto detenido contaba con una tarjeta que le permitía pasar, pero cuando le aplicaron una revisión más detallada un canino detectó drogas, tras el alertamiento los uniformados descubrieron que dentro del envío de carbón había un total de 119 paquetes que según las autoridades dieron un peso total de 782 libras, es decir, más de 354 kilogramos de dicha sustancia.

Un cargamento de metanfetamina millonario

La droga fue valuada en más de 1 millón de dólares 
(Foto: CBP)
La droga fue valuada en más de 1 millón de dólares (Foto: CBP)

En las imágenes compartidas por la CBP se pude ver que la sustancia mencionada estaba en cajas de cartón y el material fue valuado en más de un millón de dólares. Finalmente los agentes confiscaron el vehículo, el remolque y el cargamento de metanfetamina

“Se utilizó una tecnología de escaneo no intrusiva para realizar un escaneo completo del remolque del tractor. Después del examen, se observaron irregularidades y los oficiales de CBP solicitaron un canino de detección de narcóticos de CBP. El equipo canino respondió y alertó a los oficiales sobre la presencia de narcóticos”, se puede leer en el informe.

De igual manera, la directora del puerto de entrada de Otay Mesa, Rosa E. Hernández, destacó que el aseguramiento se trató de “una intercepción significativa”.

Metanfetamina en playas y pescados

Metanfetamina encontrada dentro de una hielera con pescados 
(Foto: CBP)
Metanfetamina encontrada dentro de una hielera con pescados (Foto: CBP)

En la región de la frontera suelen registrarse diversos aseguramientos de narcóticos, por ejemplo el pasado 20 de abril oficiales de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC) de Baja California realizaron el aseguramiento de un cargamento de 27 kilogramos de metanfetamina que estaba en playas de Tijuana.

Un reporte anónimo alertó a las autoridades por el abandono del material que estaba en un bote de basura en las calles Del Volcán esquina con Parque Baja California Sur, en la Costa de Oro. Cuando los agentes llegaron confirmaron el hallazgo de la sustancia que fue llevada al Ministerio Público de la Fiscalía General de la República (FGR).

Días antes, el pasado 17 de abril, las autoridades fronterizas de EEUU realizaron el aseguramiento de un hombre de un hombre de 34 años que pretendía entrar al país mencionado con un cargamento de pescado al interior de una hielera.

En el maletero del vehículo revisado estaban los animales marinos, así como 25 paquetes con metanfetamina que dieron un peso de 47 libras (poco más de 21 kilogramos) de los que no se detalló su valor en el mercado.

Droga incautada por agentes de CBP
(Foto: CBP/Ilustrativa)
Droga incautada por agentes de CBP (Foto: CBP/Ilustrativa)

“Los oficiales de CBP descubrieron y extrajeron un total de 25 paquetes de la hielera. El contenido de los paquetes fue analizado e identificado como metanfetamina con un peso total de 47,13 libras”, se pudo leer en el informe oficial de las autoridades.

El informe titulado de Radiografía de la prohibición, realizado por la organización Elementa DDHH señala que en fechas recientes ha disminuido el número de operativos que busquen la destrucción de plantíos de drogas, pues la evidencia apunta a que los grupos criminales mexicanos han mostrado más interés en las drogas producidas de manera sintética, como es el caso del fentanilo o la metanfetamina.