Hijo de Julián Figueroa habla con las cenizas de su papá, esto le dice

A un año de la muerte del hijo de Maribel Guardia y Joan Sebastian, su viuda compartió cómo el pequeño José Julián continúa asimilando la ausencia de su padre

Compartir
Compartir articulo
El pequeño José Julián actualmente tiene seis años de edad (Foto: Archivo)
El pequeño José Julián actualmente tiene seis años de edad (Foto: Archivo)

A un año del fallecimiento de Julián Figueroa, hijo del famoso cantante Joan Sebastian y la actriz Maribel Guardia, su viuda Imelda Garza- Tuñón compartió cómo ella y su hijo han estado lidiando con la pérdida.

Julián Figueroa, quien también se desempeñaba en el ámbito artístico como compositor, cantante y recientemente como actor, dejó un vacío irremplazable tras su muerte a los 27 años, un hecho que aún conmueve a familiares y seguidores.

Imelda Garza-Tuñón, en una emotiva declaración, reveló cómo su hijo ha estado enfrentando la ausencia de su padre.

En particular, la actriz mencionó que el pequeño, de tan solo seis años, ha encontrado consuelo “hablando” con las cenizas de su padre, mismas que la familia conserva en la casa donde murió el joven el 9 de abril de 2023.

El joven murió a sus 27 años de un infarto al miocardio, en la casa familiar de Maribel (Foto: Instagram)
El joven murió a sus 27 años de un infarto al miocardio, en la casa familiar de Maribel (Foto: Instagram)

Estas conversaciones, según detalla, incluyen preguntas infantiles que reflejan el intento del niño por mantener una conexión con su papá.

“¡Hola, papi! ¿Cómo estás? ¿Qué estás haciendo?”, son algunas preguntas que le hace el niño a su padre, dijo Imelda.

Esta situación ha llevado a Garza-Tuñón a considerar la búsqueda de apoyo profesional para ayudar a su hijo a procesar de manera saludable la pérdida.

A pesar de reconocer que su hijo parece estar llevando bien la situación, mencionó su preocupación por el futuro emocional del niño y el impacto que la ausencia continua de su padre podría tener a largo plazo.

Para Maribel, Imelda y Marco Chacón, esposo de la actriz, la muerte de Julián fue un duro golpe (Foto: Cuartoscuro)
Para Maribel, Imelda y Marco Chacón, esposo de la actriz, la muerte de Julián fue un duro golpe (Foto: Cuartoscuro)

La ausencia de terapia hasta el momento, según Garza-Tuñón, no minimiza la necesidad de estar preparados para buscar asistencia cuando sea necesario, con la esperanza de garantizar que su hijo pueda navegar su duelo de manera que fomente su bienestar.

“No está tomando ninguna terapia porque, gracias a Dios, está muy bien mentalmente. Es un niño que es muy feliz. Me preocupa cómo pueda reaccionar cuando ya no estén las cenizas ahí, y yo creo que sí voy a necesitar la ayuda de un terapeuta”, dijo Imelda en entrevista para el canal de YouTube Escándalo.

Las declaraciones de Imelda Garza-Tuñón fueron dadas a conocer subrayando la importancia de abordar el duelo y la pérdida dentro de las dinámicas familiares, especialmente cuando involucra a menores de edad.

Imelda Garza y Julián Figueroa llevaban una relación de años y juntos procrearon al pequeño José Julián (fotos:instagram/imetunon)
Imelda Garza y Julián Figueroa llevaban una relación de años y juntos procrearon al pequeño José Julián (fotos:instagram/imetunon)

Imelda Garza y la familia, en estado de aceptación

Así mismo, Imelda compartió que la familia se encuentra en medio de una etapa crítica tras el impacto inicial.

“Un año bastante difícil que se pasó muy rápido. Estamos despertando apenas de la etapa del shock, estamos empezando en la etapa de la aceptación, es la más dolorosa. Ya cuando te cae el 20 es cuando empiezas a sentir el vacío, no está bonito, pero lo tenemos que sobrellevar de la manera que podamos”, dijo por su parte al programa Despierta América.

El hijo del cantante ha asimilado la ausencia de Julián de una manera natural, según Imelda (@josejulianfg)
El hijo del cantante ha asimilado la ausencia de Julián de una manera natural, según Imelda (@josejulianfg)

La joven también reflexionó sobre qué fue lo que le dejó la muerte de Julián Figueroa.

“Me dejó a Maribel, que es la mejor suegra que pude tener, es como una segunda madre para mí, me dejó a José Julián, que es un niño que gracias a Dios está muy bien, está muy contento, es un niño alegre que entiende a su manera las cosas, que lo ha asimilado bastante bien, y nos dejó muy buenos recuerdos”.