Éste es el consejo que Enrique Peña Nieto dio a AMLO antes de cederle la banda presidencial

El expresidente le relató al periodista Mario Maldonado cómo fue una reunión que tuvo con López Obrador y Beatriz Gutiérrez Müller en el 2018

Guardar

Nuevo

Enrique Peña Nieto fue el presidente del PRI que entregó la bandera a AMLO 
FOTO: CUARTOSCURO.COM
Enrique Peña Nieto fue el presidente del PRI que entregó la bandera a AMLO FOTO: CUARTOSCURO.COM

Enrique Peña Nieto ha evitado tener una vida pública e incluso rara vez ha ofrecido entrevistas desde que dejó la Presidencia de México; sin embargo, recientemente el periodista Mario Maldonado publicó un libro sobre una plática que tuvo con el exmandatario, quien actualmente vive en el exilio y sin opinar sobre el actual gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

En el libro Confesiones desde el exilio: EPN, el periodista narró cuál fue el consejo que le dio Peña Nieto a López Obrador poco antes de entregarle la banda presidencial, exactamente en una reunión entre ambos y Beatriz Gutiérrez Müller, quien incluso les sirvió de comer y tomó una fotografía que posteriormente publicarían en redes sociales.

“Ella servía la comida. «¿Como nos sentamos?», preguntó el mexiquense y propuso dejar a quien seria la «no primera dama» en la cabecera. Pero comía y se paraba, comía y se paraba. Peña recuerda que, cada ver que ella se paraba, él también se paraba y le decía: «Ya no se pare»”, se lee en el capítulo ‘Tiempo de Acuerdos’.

Destacó que de acuerdo con el exmandatario, al terminar de comer, López Obrador le preguntó si ser presidente es glamuroso, a lo que Peña Nieto contestó que no, ya que todos piensan en que ocupar el cargo es divertido, pero la realidad es que la gente siempre va a criticar al titular del Ejecutivo tenga o no razón.

“Al terminar de comer, de acuerdo con el relato del ex-presidente, la señora Gutiérrez Müller finalmente tomó su asiento en la mesa. «Platícale a mi esposa», le dijo López Obrador, «¿verdad que esto de ser presidente no es nada glamuroso?». Peña Nieto explicó entonces que, efectiva-mente, todo mundo piensa que ser presidente es un ejercicio glamuroso, pero que de eso no tiene nada. Le explicó que es una situación dura, porque un presidente no siempre les va a caer bien a todos, con razón o sin razón. «Hasta alguien al que se le poncha la llanta en un bache va a decir: “Pinche presidente”, se lee en el libro.

¿Qué consejo le dio Peña Nieto a AMLO?

El primero consejo derivó de la primera pregunta que le realizó López Obrador a Peña Nieto, pues le recomendó tener mucha fortaleza emocional para resistir el gran desgaste que general las críticas a su gobierno.

No obstante, poco después le pidió expresamente que le diera un consejo más directo como presidente, a lo que el exmandatario priista le respondió que debía escoger un buen gabinete, pero López Obrador insistió en algo más profundo, por lo que Peña Nieto le recomendó “tener cuidado” con los empresarios de Monterrey.

“La conversación se hizo todavía más interesante y llegó la pregunta clave: «¿Qué me aconseja?», le soltó López Obrador. Peña Nieto le dijo que no podía ayudarle mucho porque cada situación y momento son diferentes, pero le insistió en que era importante escoger un buen gabinete, aunque, al final de cuentas, la responsabilidad siempre sería de uno. «¿Qué más le podría sugerir, si usted es ya un actor político?», le expresó.

“Sin embargo, López Obrador insistió y fue entonces cuando Peña Nieto le hizo una recomendación sustancial, la cual, según se vio en las decisiones del primer sexenio que gobernó Morena, se siguió al pie de la letra. Le dijo que tuviera cuidado del empresariado; solo de algunos: «De los que se dicen sus amigos de Monterrey”, puntualizó.

Finalmente, Peña explicó que de manera previa a las elecciones intermedias de 2015, “recibió la visita de lo que identifica como la cúpula empresarial de Monterrey”, quienes “le fueron a decir que decidiera quién iba a ser la candidata del partido, que la iban a apoyar y que estaban muy contentos con los per-files. La decisión estaba entre las entonces senadoras priistas Ivonne Álvarez García, quien resultó al final elegida, y Cristina Díaz Salazar”.