AMLO reacciona a la polémica de Lupita Martínez, candidata de Puebla que se paseó en un Lamborghini: “Es pecado social”

El presidente insistió en que no la conoce y no está interesado en saber de qué partido es; sin embargo, recomendó a todos los aspirantes a no ser presumidos

Guardar

Nuevo

El tabasqueño dirigió una recomendación a los demás candidatos 

Crédito: Cuartoscuro
El tabasqueño dirigió una recomendación a los demás candidatos Crédito: Cuartoscuro

La mañana de este viernes 19 de abril, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre la reciente polémica que involucra a la candidata a la presidencia municipal de Quecholac, en Puebla, Lupita Martínez quien fue captaba haciendo campaña a bordo de un Lamborghini. Si bien el mandatario se ha detenido a opinar por temas relacionados con la contienda electoral, aseguró que si se presume este tipo de riqueza, es poco probable que se tenga el apoyo de la gente.

“No puedo opinar nada pero si llega un candidato con una camioneta que vale 5 o 6 millones de pesos, más en comunidades pobres, pues no va a ganar”.

Fue el pasado 17 de abril cuando un video donde aparece la candidata del Partido Social de Integración (PSI) se difundió en la red social X -antes llamada Twitter-, volviéndola blanco de críticas pues el municipio que pretende gobernar es uno de los que mayor rezago presenta, al tiempo que el tema de huachicoleo está presente, acto en donde incluso se ha vinculado a la antes mencionada y a su familia.

¿Qué pasó con la candidata?

El video de 45 segundos de duración muestra a Martinez a bordo del vehículo de casi cinco millones de pesos donde ella explica que, medios de comunicación amarillistas, la han atacado. Tras estas declaraciones, desciende de la unidad para con ello, recorrer las calles de Quecholac con una actitud que muestra molestia.

“Tristemente algunas personas, no quisiera decir que se sintieron opacadas, pero tristemente eso sintieron y empezaron a atacarme a través de medios de comunicación amarillistas”.
Lupita Martínez,aspirante del PSI, fue criticada por viajar a bordo de un Lamborghini. Crédito: X @ALunaSilva

Al haber acumulado comentarios en contra, el presidente y fundador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), subrayó que simplemente no estaba interesado en saber ni quién era ella o qué partido representaba; sin embargo, insistió en que los aspirantes a servidores públicos o bien, los que ya funjan como tal, no deberían presumir riqueza ya que, con ello, se garantizaba que el pueblo no les diera apoyo.

“No creo que la gente la apoye, no se de qué partido es ni quiero saber, es libre. Nada más darle un consejo a los candidatos, que no sean presumidos, fantoches, que es pecado social la ostentación, la opulencia, pecado social habiendo tanta pobreza”.

Sin decir nombres e incluso haciendo referencia a la austeridad republicana que ha caracterizado a su gobierno, el presidente de México recordó que ha habido casos donde aviones o yates de lujo se vinculan a servidores públicos, por lo que insistió en que ese tipo de riquezas no se deben mantener a menos que se trate de empresarios que, además, demuestren que se trata de riqueza bien habida y no con temas de corrupción.

“Alguien que presume de un carro, o un avión privado, o un yate o una mansión... si es empresario puede hacerlo, siempre y cuando sea una riqueza bien habida no producto de la corrupción, pero un servidor público, ¿cómo? (Quien) quiere hacer dinero, que quiere presumir lo material, pues que se dedique a otra cosa, no al servicio público”, remató.
La candidata del Partido Social de Integración fue criticada por transportarse a bordo de un vehículo de lujo 


 Crédito: X @Pepealexmf
La candidata del Partido Social de Integración fue criticada por transportarse a bordo de un vehículo de lujo Crédito: X @Pepealexmf

La candidata a la presidencia municipal de Quecholac a su vez ha sido vinculada a El Toñín, un sujeto que presuntamente sería líder de huachicoleo en la región, actividad que se ha dicho, podría estar detrás de la riqueza tanto de la candidata como de su familia, especialmente si ésta hace campaña a bordo de un Lamborghini Urus Graphite Capsule, un vehículo deportivo cuyo precio en el mercado oscila en los cuatro millones 900 mil 860 pesos, sin impuestos y sin modificaciones, pues basta destacar que la empresa que el presidente de México se limitó a nombrar argumentando que no tiene nada en contra de ella, además cuenta con la opción de añadir modificaciones a gusto del cliente.