Conoce en dónde fue el accidente aéreo que le arrebató la vida a Pedro Infante, ídolo en la época de oro del cine mexicano

La muerte de Infante conmocionó a México y a sus seguidores en todo el mundo, quienes lo recuerdan como uno de los mayores talentos de la música y el cine mexicanos

Guardar

Nuevo

El legado de Pedro Infante también puede verse en la música ranchera, un género que popularizó aún más con su voz y carisma. 
(Twitter/@FilmotecaUNAM)
El legado de Pedro Infante también puede verse en la música ranchera, un género que popularizó aún más con su voz y carisma. (Twitter/@FilmotecaUNAM)

Pedro Infante es considerado uno de los íconos culturales más importantes de México. Desde su aparición en el cine mexicano, su impacto ha trascendido las décadas, convirtiéndose en un símbolo perdurable de la identidad nacional mexicana. Con más de 60 películas y 350 canciones grabadas, su obra ha influido significativamente en la percepción y en la valorización de la cultura popular mexicana tanto a nivel nacional como internacional.

Infante no solo fue un actor y cantante destacado, su imagen y talento se entrelazaron con la época de oro del cine mexicano, reflejando y moldeando al mismo tiempo, los valores, aspiraciones y emociones del pueblo mexicano. A través de sus personajes, logró capturar la esencia de ser mexicano, representando con maestría tanto el arquetipo del charro como el del hombre común, mostrando siempre un fuerte arraigo a las tradiciones, el honor y el amor por su tierra.

El legado de Pedro Infante también puede verse en la música ranchera, un género que popularizó aún más con su voz y carisma. Sus canciones, muchas de las cuales narran historias de amor, desamor, valentía y orgullo nacional, continúan siendo un referente en la música mexicana, interpretadas y celebradas por nuevas generaciones.

Pedro Infante, símbolo eterno del cine mexicano, dejó un legado de propiedades en la Ciudad de México
Pedro Infante, símbolo eterno del cine mexicano, dejó un legado de propiedades en la Ciudad de México

Además de su contribución artística, Infante se convirtió en un modelo a seguir, un hombre del pueblo cuya sencillez y carisma le ganaron el amor y la admiración de millones. Su temprana muerte en un trágico accidente aéreo en 1957 solo sirvió para consolidar su estatus de leyenda, manteniendo viva su memoria a través de festivales, homenajes y una presencia constante en los medios de comunicación.

El lugar de la tragedia

En Mérida, Yucatán, un busto dorado y un letrero conmemoran el sitio exacto donde ocurrió el trágico accidente aéreo que cobró la vida de Pedro Infante, el legendario actor y cantante mexicano, el 15 de abril de 1957. Esta placa, colocada en honor al “Ídolo de México” y a las otras víctimas del siniestro, se encuentra en las intersecciones de las calles 54 sur y 87 de la ciudad.

El accidente no solo se llevó a Pedro Infante sino también al capitán Víctor M. Vidal, Marciano Bautista, Ruth Rosell Chan y el niño Baltazar Martín Cruz. La mencionada placa, instalada en septiembre de 1993, perpetua la memoria de estas personas, recordando el infortunio que sucedió cuando el avión se estrelló en el patio de una casa.

En los alrededores de esta área, el legado de Infante sigue vivo a través de diferentes homenajes. Uno de ellos es el parque “Pedro Infante”, situado cerca del lugar del suceso, donde se erige una estatua del actor acompañada de sus fotografías y citas célebres. Adicionalmente, la creatividad de los admiradores se manifiesta en murales con frases icónicas de sus películas, manteniendo viva la esencia del artista en el corazón de la comunidad de Mérida.

El devastador accidente aéreo que culminó con la vida de Pedro Infante también se cobró las de Víctor M. Vidal, Ruth Rosell Chan y el joven Baltazar Martín Cruz ( J. Makali Bruton)
El devastador accidente aéreo que culminó con la vida de Pedro Infante también se cobró las de Víctor M. Vidal, Ruth Rosell Chan y el joven Baltazar Martín Cruz ( J. Makali Bruton)

La pérdida de Pedro Infante sigue resonando en la cultura popular de México, evidenciando el profundo impacto que tuvo en la vida de muchas personas, no solo como un talentoso músico y actor de la Época de Oro del cine mexicano, sino también como una figura emblemática cuya huella continúa inspirando a futuras generaciones.

Recordando por sus más fieles fans

En un evento conmemorativo realizado en el centro de Mérida, específicamente en la esquina conocida como “La Socorrito”, se llevó a cabo una misa y se colocó una ofrenda floral en honor al cantante y actor fallecido en un trágico accidente aéreo. La ceremonia contó con la participación de Armando “Torito” Infante, quien se unió a los residentes locales en este homenaje póstumo.

El triste suceso ocurrió cuando el avión en el que viajaba el artista despegó del Aeropuerto de la Ciudad de Mérida, llevando a bordo, además del cantante, al capitán Víctor M. Vidal y al mecánico Marciano Bautista. Lamentablemente, todos los ocupantes de la aeronave perdieron la vida en el accidente. Este acto no solo sirvió para recordar al cantante sino también a aquellos que lo acompañaban en su último viaje.

Después de la ceremonia religiosa, los asistentes disfrutaron de tortas de cochinita, y el ambiente se llenó de música con la actuación de un mariachi, añadiendo un toque festivo al solemne recuerdo. La comunidad y los admiradores del cantante se reunieron en este espacio emblemático para rendir tributo a su memoria, compartiendo anécdotas y canciones que recordaban su legado.

El accidente ocurrió cuando el avión que él mismo piloteaba, un Consolidated B-24 Liberator convertido para uso civil, se estrelló poco después de despegar. (Archivo Infobae)
El accidente ocurrió cuando el avión que él mismo piloteaba, un Consolidated B-24 Liberator convertido para uso civil, se estrelló poco después de despegar. (Archivo Infobae)

¿Cómo fue el accidente?

Pedro Infante, ícono de la Época de Oro del cine mexicano, falleció en un trágico accidente aéreo el 15 de abril de 1957. El accidente ocurrió cuando el avión que él mismo piloteaba, un Consolidated B-24 Liberator convertido para uso civil, se estrelló poco después de despegar de la ciudad de Mérida, Yucatán. Infante tenía 39 años en el momento de su muerte.

A bordo del avión también iban Marciano Bautista y Manuel Vázquez Raña, quienes igualmente perdieron la vida en el siniestro. La investigación sobre la causa del accidente apuntó a un posible fallo mecánico, aunque nunca se llegó a una conclusión definitiva.

La muerte de Infante conmocionó a México y a sus seguidores en todo el mundo, quienes lo recuerdan como uno de los mayores talentos de la música y el cine mexicanos.