El IFT considera vender un espectro antes propiedad de Movistar para llevar internet a comunidades alejadas

La creación de 320 áreas parciales de servicio podría transformar telecomunicaciones en México

Guardar

Nuevo

La cobertura de internet que busca el IFT llegará a las comunidades sin servicio de internet. (MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM)
La cobertura de internet que busca el IFT llegará a las comunidades sin servicio de internet. (MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM)

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) evalúa la posibilidad de realizar una subasta para cuatro segmentos del espectro radioeléctrico en México, con el objetivo de incentivar la entrada de nuevos actores de ámbito local o regional al mercado de las telecomunicaciones. Este proceso busca fomentar el desarrollo de infraestructura y la oferta de servicios de internet en zonas actualmente desprovistas de conectividad adecuada. Este análisis se centrará en la viabilidad técnica y económica de asignar frecuencias en las bandas de 800 MHz, 850 MHz, 1.9 GHz y 600 MHz dentro de territorios de hasta 200 kilómetros cuadrados.

La propuesta del IFT sugiere la creación de hasta 320 Áreas Parciales de Servicio (APS), las cuales se distribuirían a lo largo de México. Esto marca un cambio frente a las licitaciones anteriores, como la Licitiación IFT-12, que será la primera orientada a servicios 5G en el país e incluirá por primera vez la banda de 600 MHz. Este espectro, previamente utilizado por la industria de la radiodifusión, fue recuperado por el estado para su uso en comunicaciones móviles debido a sus beneficios en términos de cobertura.

Un mayor alcance con menor infraestructura: las ambiciones del IFT

Por otra parte, las bandas de 800 y 850 MHz y de 1.9 GHz regresaron al Estado después de que Telefónica Movistar las devolviera en 2020, citando las altas cargas fiscales asociadas a su explotación. El IFT considera que la subdivisión del espectro en APS y su asignación para uso de internet móvil en áreas específicas facilitaría a los operadores locales lograr rentabilidad, pese a las altas tasas impositivas del espectro radioeléctrico en México.

El IFT busca ampliar la cobertura con menor infraestructura. (EFE).
El IFT busca ampliar la cobertura con menor infraestructura. (EFE).

Este nuevo esquema de cobertura tipo APS podría atraer a operadores regionales o locales gracias al extenso alcance territorial de las bandas de 600 MHz, que requieren menos infraestructura para su despliegue. Además, se está contemplando que otras bandas como las de 3.5 GHz y Banda L (1.5 GHz) también sean licitadas, ya sea a nivel nacional o mediante APS, dependiendo de la evaluación actual del IFT sobre las necesidades del mercado y el interés mostrado por empresas como Altán, especialmente hacia la banda de 2.5 GHz.

El enfoque del IFT intenta ajustarse a las necesidades y capacidades financieras de los operadores interesados, lo que permite una selección más detallada de las regiones a cubrir y facilitando así la expansión de la conectividad de internet en el país. Sin embargo, se ha señalado que la creación de nuevas regiones celulares podría generar preocupaciones respecto a posibles interferencias y el incremento en los costos de despliegue de infraestructura.