AMLO pide a la ONU no permitir otra irrupción como la ocurrida en la Embajada de México en Ecuador: “Si no actúa va a quedar como florero”

El presidente López Obrador reiteró que la ONU y la CIJ no pueden permitir que el derecho internacional sea vulnerado, tal y como, sostiene, ocurrió en Quito

Compartir
Compartir articulo
El presidente López Obrador reiteró la postura de México ante el asalto de policías ecuatorianos en la sede diplomática mexicana.

Foto:
Cuartoscuro
El presidente López Obrador reiteró la postura de México ante el asalto de policías ecuatorianos en la sede diplomática mexicana. Foto: Cuartoscuro

A 11 días de la irrupción a la Embajada de México ubicada en Ecuador, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su postura y reafirmó que, si la Organización de las Naciones Unidas (ONU) permite la permanencia del país andino como miembro Estado, se estará perimiendo la vulneración del Derecho Internacional, por lo que los hechos podrían presentarse nuevamente.

Fue este martes 16 de abril cuando el líder del Ejecutivo recordó que, aunque México únicamente tiene la tarea de estar atento a la denuncia interpuesta ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), espera que el órgano judicial actúe y haga caso a sus demandas.

“Es muy claro lo que estamos planteando; primero una separación de Ecuador de la Naciones Unidas, en tanto no se pronuncien ofreciendo un compromiso de no repetición, la aceptación de que violaron nuestra soberanía”, dijo.

En esa línea, refirió que una de sus preocupación es que no haya repetición en ningún caso, razón por la que México pide la expulsión de Ecuador de la ONU.

“Es el momento para que cualquier Estado que viole la soberanía de una embajada de otro país y que viole el derecho de asilo, el derecho internacional, se le expulse de la ONU. Que le tribunal de justicia resuelva sobre esto y que esa resolución pase a la asamblea general de Naciones Unidas: se vote, se ponga a consideración de todos los países miembros y si es aprobada, que se aplique. Que el consejo de la ONU no tenga derecho a veto”, agregó.

México responsabiliza a Ecuador por el daño en la sede diplomática y los agravios contra funcionarios. Foto: Infobae México/Jovani Pérez
México responsabiliza a Ecuador por el daño en la sede diplomática y los agravios contra funcionarios. Foto: Infobae México/Jovani Pérez

Por otra parte, López Obrador aseguró que si la ONU no hace nada ante lo sucedido el pasado 5 de abril en Quito, el organismo internacional permitirá “la ley del más fuerte” y quedará como “florero”.

“Si no actúa así la ONU va a quedar como un florero, nada más de adorno, no puede permitir que se rompa el derecho internacional como se hizo en el caso de Ecuador, porque entonces sería la ley del más fuerte, del mundo de los gorilas; ya lo he dicho, con todo respeto a lo gorilas”, asestó.

La tradición de política exterior de México, según AMLO

Desde Palacio Nacional, el mandatario federal reiteró que buscará que el derecho de asilo se respete para los perseguidos por razones políticas, pues es algo característico de la política exterior de México.

“Eso es lo que nosotros estamos planteando y de defender el derecho de asilo, es parte de nuestra tradición de política exterior y se debe defender”.

El pasado 12 de abril, el representante permanente de México ante la ONU, Héctor Vasconcelos y Cruz, entregó una denuncia formal contra la República del Ecuador por los hechos ocurridos durante la noche del 5 de abril en la Embajada de México, en donde agentes de seguridad ecuatorianos irrumpieron violentamente en la sede para detener a Jorge Glas Espinel.

Integrantes de un cuerpo élite de la Policía ecuatoriana irrumpen en la Embajada de México para detener al exvicepresidente Jorge Glas, condenado por corrupción, y a quien se le fue negado el asilo político en Quito (Ecuador). Imagen de archivo. EFE/ José Jácome
Integrantes de un cuerpo élite de la Policía ecuatoriana irrumpen en la Embajada de México para detener al exvicepresidente Jorge Glas, condenado por corrupción, y a quien se le fue negado el asilo político en Quito (Ecuador). Imagen de archivo. EFE/ José Jácome

La denuncia fue dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, a través del secretario general adjunto de Asuntos Jurídicos de la entidad.

Este reclamo se fundamenta en infracciones graves al derecho internacional, específicamente refiriéndose a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, la cual subraya la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y la obligación de los Estados de garantizar su protección.

Cabe destacar que la permanencia de un país dentro de la organización recaen en la decisión de todos Estados miembros.