Cómo proteger tus ojos del impacto de la contaminación

Aquí sugerencias para prevenir la irritación y la sequedad ocular hasta medidas para evitar la degeneración de la visión

Guardar

Nuevo

Aquí sugerencias para prevenir la irritación y la sequedad ocular hasta medidas para evitar la degeneración de la visión (Imagen Ilustrativa Infobae)
Aquí sugerencias para prevenir la irritación y la sequedad ocular hasta medidas para evitar la degeneración de la visión (Imagen Ilustrativa Infobae)

En medio de la preocupación creciente por la calidad del aire y sus efectos adversos en la salud, uno de los aspectos menos considerados pero igualmente importante es el impacto que tiene la contaminación en los ojos.

Desde sequedad e irritación hasta problemas más graves, la exposición prolongada a partículas contaminantes puede afectar seriamente nuestra visión. Para abordar este problema y ofrecer soluciones prácticas, aquí te presentamos consejos clave para proteger tus ojos del impacto de la contaminación.

Cómo afecta la contaminación

La exposición prolongada a partículas contaminantes en el aire puede tener varios efectos adversos en nuestros ojos:

  1. Uso de anteojos con protección UV: los anteojos con filtros especiales pueden ser una barrera eficaz contra las partículas contaminantes presentes en el aire. Busca lentes que ofrezcan protección UV y antirreflejo para una defensa completa contra los daños causados por la exposición directa a la contaminación.
  2. Hidratación ocular: la sequedad y la irritación ocular son efectos comunes de la exposición a la contaminación. Mantén tus ojos hidratados con gotas oftálmicas lubricantes y asegúrate de beber suficiente agua para contrarrestar los efectos negativos del aire contaminado en tus ojos.
  3. Descanso visual: en entornos contaminados, es crucial permitir que tus ojos descansen regularmente. La regla 20-20-20 es una práctica efectiva: cada 20 minutos, dirige tu vista hacia un objeto a 6 metros de distancia durante al menos 20 segundos. Esto puede ayudar a aliviar la tensión ocular y reducir el riesgo de fatiga visual.
  4. Consulta regular con un profesional: no subestimes la importancia de realizar chequeos optométricos periódicos. Un optometrista puede detectar y tratar cualquier problema ocular que pueda surgir debido a la contaminación ambiental. Programa citas regulares para mantener una visión saludable a largo plazo.
En medio de la creciente preocupación por los efectos adversos de la contaminación en la salud, es crucial reconocer el impacto que tiene en nuestra visión, un aspecto frecuentemente subestimado pero de vital importancia. (Franziska Gabbert/DPA)
En medio de la creciente preocupación por los efectos adversos de la contaminación en la salud, es crucial reconocer el impacto que tiene en nuestra visión, un aspecto frecuentemente subestimado pero de vital importancia. (Franziska Gabbert/DPA)

Proteger nuestros ojos del impacto de la contaminación es fundamental para mantener una visión saludable en un mundo cada vez más contaminado. Siguiendo estos consejos clave, podemos reducir los efectos negativos de la contaminación en nuestros ojos y disfrutar de una visión clara y sin complicaciones en cualquier entorno. No descuides tu salud visual, ¡tus ojos te lo agradecerán!