¿En cuánto dinero se vendieron las piezas arqueológicas mexicanas que una casa subastó en Estados Unidos?

Entre las piezas se encuentran figurillas zoomorfas, vasijas elaboradas en barro modelado, espejos, entre otros

Compartir
Compartir articulo
La subasta se realizó en EEUU. (Foto Ilustrativa: Jovani Pérez/Infobae)
La subasta se realizó en EEUU. (Foto Ilustrativa: Jovani Pérez/Infobae)

Luego de una subasta de 20 piezas arqueológicas de origen prehispánico, que la Galería Artemis, de Louisville, Colorado, Estados Unidos, programó el pasado jueves, el gobierno de México condenó esta acción y manifestó su rechazo de los bienes clasificados como patrimonio cultural de la nación.

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reprobaron la venta de los llamados tesoros arqueológicos. De acuerdo con la información,entre estos objetos se incluyen piezas mayas, teotihuacanas y otras ligadas a estilos cerámicos propios del norte, el occidente y el Golfo de México

A pesar de que no se detalló con exactitud cuáles son los objetos que fueron subastados en Estados Unidos, daremos a conocer algunos ejemplos de costos de piezas arqueológicas en venta.

Entre las piezas se encuentran figurillas zoomorfas, vasijas elaboradas en barro modelado, espejos con incrustaciones de piedra verde, fragmentos de esculturas y tapas de braseros tipo teatro, que recorren temporalidades que van de los periodos Preclásico (600 a.C.-200 d.C.) al Posclásico mesoamericanos (1200-1500 d.C.), y que se ligan a culturas como la maya y teotihuacana, así como a estilos escultóricos de nuestro país como los denominados Casas Grandes del norte de México, de Occidente o de las Culturas del Golfo.

Las piezas arqueológicas fueron subastadas en EEUU. (Foto: Secretaría de Cultuta)
Las piezas arqueológicas fueron subastadas en EEUU. (Foto: Secretaría de Cultuta)

¿Cuáles son los precios de algunas piezas arqueológicas mexicanas?

De acuerdo con una plataforma comercial de esa casa de subastas en EEUU, algunas vajillas de barro o cerámica de tipo prehistórico se comercializan entre 4 mil y más de 5 mil pesos.

Al no saber cuáles fueron las piezas exactas que se vendieron, nos dimos a la tarea de revisar el catálogo de subastas, en el cual se exhiben algunas con las características que el INAH y autoridades de Gobierno revelaron.

Por ejemplo, otras figurillas pertenecientes a la cultura maya o teotihuacana cuentan con precios que van de los 500 a los mil pesos.

Lo que quiere decir que las 20 piezas arqueológicas mexicanas, podrían haberse comercializado en más de 10 mil pesos.

Ejemplo de vasija de barro. (Foto: liveauctioneers)
Ejemplo de vasija de barro. (Foto: liveauctioneers)

¿Qué sucederá?

La Secretaría de Cultura federal y el INAH han emprendido acciones legales y diplomáticas para solicitar la repatriación de valiosas estas piezas arqueológicas ofrecidas para venta en el extranjero.

La iniciativa busca retornar estos objetos a México utilizando canales oficiales, respondiendo a la importancia que estos bienes representan para la herencia cultural del país y su población indígena.

En un esfuerzo por detener la comercialización ilegal de estos artefactos, la Secretaría de Cultura envió una misiva a la Galería Artemis, donde le pidió cesar la promoción y venta de las piezas en cuestión. Este gesto recalca la postura de México frente al resguardo de su patrimonio cultural y el rechazo general hacia la práctica de la explotación y tráfico ilícito de bienes culturales.

Este movimiento subraya el llamado a reflexionar sobre las implicaciones éticas que conlleva la comercialización de objetos culturales obtenidos de manera ilícita.

México continúa fortaleciendo su compromiso con la protección del patrimonio cultural, enfatizando la importancia de adherirse a la legislación vigente y los acuerdos internacionales concernientes a esta materia.

Además, con este tipo de acciones el país reafirma su posición contra el tráfico ilegal de bienes culturales y destaca la necesidad de salvaguardar el patrimonio que define a la humanidad en su conjunto. La campaña “#MiPatrimonioNoSeVende” se erige como un clamor para preservar la memoria colectiva y la riqueza cultural inherente a estos objetos.