¿Por qué está aumentando el nivel del mar en el Golfo de México?

El aumento en el nivel del mar ha provocado inundaciones en algunos pueblos costeros, como El Bosque, en Tabasco

Compartir
Compartir articulo
Los bosques marinos suelen ser una barrera natural para reducir la fuerza del oleaje sobre las costas.
FOTO: OCEANA/CARLOS AGUILERA/CUARTOSCURO.COM
Los bosques marinos suelen ser una barrera natural para reducir la fuerza del oleaje sobre las costas. FOTO: OCEANA/CARLOS AGUILERA/CUARTOSCURO.COM

El nivel del Golfo de México se ha incrementado de forma significativa en los últimos años, principalmente a causa del cambio climático, sin embargo, en estas aguas el incremento supera la media global y algunos expertos consideran que se debe a la pérdida de importantes hábitats de pastos marinos, por lo que se pierde esta barrera natural.

En México, el aumento en el nivel del mar ha provocado inundaciones en algunos pueblos costeros, como El Bosque, en Tabasco, donde el agua ya ha derribado decenas de viviendas, obligando a los pobladores a desplazarse tierra adentro.

El deshielo de las capas glaciares ha provocado un aumento en el nivel medio del mar, sin embargo, en algunas zonas la destrucción del ecosistema marino que funciona como barrera natural, ha provocado que el oleaje llegue con más fuerza en las costas de algunos estados de México.

Veracruz y Tabasco, estados donde Pemex tiene una presencia importante, son puntos críticos y en los próximos años el nivel del mar podría inundar amplias franjas de tierra.

Investigadores europeos han señalado a Pemex como responsable de emitir a la atmósfera grandes cantidades de gas metano. (FOTO: CUARTOSCURO)
Investigadores europeos han señalado a Pemex como responsable de emitir a la atmósfera grandes cantidades de gas metano. (FOTO: CUARTOSCURO)

Investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de Austin encontraron que la pérdida de vegetación marina durante los últimos años coincidió con una mayor aumento en el nivel de las aguas marinas.

Los expertos enfatizan la importancia de adoptar estrategias de adaptación y mitigación para preservar las zonas costeras. Entre las medidas propuestas se incluyen la reforestación de manglares, que actúan como barreras naturales contra las tormentas.

Garantizar en las zonas costeras un espacio adecuado para el crecimiento de pastos marinos puede ser trascendente ante los efectos del calentamiento global, pues ayudaría a reducir la fuerza del oleaje, señalan los expertos.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la cuenca del Golfo de México posee la plataforma continental más ancha del país y en ella se encuentran zonas de exploración y explotación petrolera.

Esta región está influenciada por la corriente cálida de “El Lazo”, que proviene de la corriente del Caribe, formando giros ciclónicos y anticiclónicos con ascenso y descenso de aguas.

Diversos estudios encontraron que el nivel del mar aumenta dos centímetros anuales y contemplan un alza de hasta un metro a finales del siglo XXI, sin embargo, el calentamiento global se ha acelerado más de los previsto y desde ahora se pueden apreciar las alteraciones de oleaje y cambios en la morfología costera, es decir, las ciudades y comunidades ubicadas en las costas serán inundadas parcialmente por el mar.

Las marcas en rojo indican las zonas que serían inundadas en caso de que el nivel del mar aumente un metro. FOTO: Modelo de Proyección de Climate Central
Las marcas en rojo indican las zonas que serían inundadas en caso de que el nivel del mar aumente un metro. FOTO: Modelo de Proyección de Climate Central

En el Golfo de México, las costas con menor elevación de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán podrían sufrir serias inundaciones en los próximos años, por lo tanto también subrayan la importancia de establecer sistemas de alerta temprana.

Los principales causantes del cambio climático son los gases con efecto invernadero, especialmente el dióxido de carbono y el metano, sin embargo, la desaparición de ecosistemas marinos contribuye a un rápido incremento en los niveles del mar.

Estudios recientes realizados por la Coordinación Nacional de Protección Civil alertan sobre un aumento en la frecuencia de inundaciones en zonas costeras, junto con la erosión de playas y la pérdida de dunas. Estas advertencias subrayan la urgencia de tomar medidas para mitigar los impactos adversos del cambio climático.

La elevación de las aguas oceánicas no sólo amenaza con desplazar comunidades enteras y alterar ecosistemas marinos, sino que también anticipa un futuro en el que eventos climáticos extremos podrían volverse más habituales.

La Coordinación Nacional de Protección Civil señala que este fenómeno es el resultado de la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, lo que a su vez provoca el calentamiento global y el deshielo de los polos.