La perspectiva de la migración en este año 2024

OPINIÓN*: El efecto de las políticas de control fronterizo ha dado como resultado la desviación de flujos migratorios clandestinos hacia nuevas rutas más peligrosas y con efectos de abusos y muerte

Compartir
Compartir articulo
Alex Munguía Salazar Profesor Investigador Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) Foto: Cortesía derl autor
Alex Munguía Salazar Profesor Investigador Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) Foto: Cortesía derl autor

Ante el próximo proceso electoral en este año 2024 en Estados Unidos y México, los migrantes se han vuelto más vulnerables ante abusos y violaciones de sus derechos humanos por autoridades y organizaciones especializadas en el cruce fronterizo clandestino. La vulnerabilidad y el miedo no terminan al cruzar la frontera, sino que continúan mientras se encuentren en los países receptores con estatus de migrantes, con leyes violentas anti migrantes creando un calificativo de ilegal y formando una mentalidad racista entre los ciudadanos más conservadores.

Las medidas impuestas por los países receptores de migrantes no han servido para frenar la migración, más bien para infundir miedo en los miles de migrantes y sus familias convirtiéndolos en sujetos vulnerables.

Se está creando un terror en los migrantes en relación con las fronteras, para frenar la migración indocumentada, acompañada de leyes racistas, explotación laboral, negación de servicios sociales, violencia, etc. Por otra parte, existe otro miedo provocado por una aparente invasión de inmigrantes y que sirve para sostener las leyes anti migrantes, el que se refiere a la seguridad nacional, destrucción de la pureza de la cultura nacional, desempleo, etc. Y que caracteriza a los ciudadanos de los países receptores, olvidando que los migrantes indocumentados ayudan a la economía nacional aun siendo violados sus derechos humanos.

Un migrante abre los brazos frente a miembros de la Guardia Nacional de Texas ubicados detrás de alambre de púas en una de las márgenes del río Bravo, el jueves 11 de mayo de 2023, vistos desde Matamoros, México. (AP Foto/Fernando Llano)
Un migrante abre los brazos frente a miembros de la Guardia Nacional de Texas ubicados detrás de alambre de púas en una de las márgenes del río Bravo, el jueves 11 de mayo de 2023, vistos desde Matamoros, México. (AP Foto/Fernando Llano)

El efecto de las políticas de control fronterizo ha dado como resultado, el miedo que infunden los migrantes a los ciudadanos de los países receptores, las medidas de control de flujo migratorio impuestas por los países receptores para dar respuesta a este sentimiento de nacionalismo, la desviación de flujos migratorios clandestinos hacia nuevas rutas más peligrosas y con efectos de abusos y muerte.

Los muros y las bardas que se están construyendo en las fronteras nacionales en distintas partes del mundo entre los países receptores y expulsores son símbolos entre las fronteras culturales y sociales que contribuyen a generar desconfianza, miedo, y odio hacia los migrantes volviéndolos vulnerables.

*La opinión expresada por nuestros colaboradores es a título personal y no necesariamente refleja la postura de Infobae, por lo que tienen plena libertad de expresión.