Por qué salen las perrillas en los ojos

Es recomendable que si ya presentaste una perrilla en los ojos, no utilices remedios caseros; lo ideal es acudir con tu dermatólogo y tratar a tiempo

Compartir
Compartir articulo
Perrillas u orzuelos Portada
Perrillas u orzuelos Portada

La falta de higiene, como tocarse los ojos con las manos sucias, cambiar las lentillas sin desinfectarlas o dejarse el maquillaje durante la noche son algunas de las razones que pueden provocar esta infección.

Las perrillas u orzuelos son abultamiento enrojecido y doloroso alrededor del borde del párpado como consecuencia de un proceso infeccioso en esa zona.

¿De qué va?

Es una hinchazón que aparece rápidamente en los párpados como consecuencia de un proceso infeccioso en el borde libre de los mismos. Por lo general puede ubicarse interna o externamente.

- Interna. Cuando el orificio de drenaje del orzuelo da hacia afuera del párpado, en el borde o margen del mismo en relación con las pestañas.

- Externa. Se da cuando el orificio de drenaje del orzuelo es profundo, en el interior del párpado.

No confundir

A diferencia del orzuelo, un chalazión es una tumefacción a causa de la inflamación crónica de una glándula de Meibomio con retención de secreción sebácea -como un barro-. No duele, se palpa fácilmente y su forma esférica se encuentra bien definida.

Síntomas

  • Enrojecimiento
  • Sensibilidad.
  • Comezón.
  • Dolor en el borde del párpado
  • Aparición de un bulto redondeado y doloroso.
  • Dificultad en la visión.
  • Dolor de cabeza.
  • Lagrimeo.
  • Dolor ocular.
Es recomendable que si ya presentaste una perrilla en los ojos, no utilices remedios caseros; lo ideal es acudir con tu dermatólogo y tratar a tiempo.

¿Qué lo propicia?

  • Tocarse los ojos sin lavarse las manos.
  • No desinfectar los lentes de contacto antes de colocarlas.
  • No desmaquillarse los ojos antes de acostarse.
  • El uso de cosméticos viejos o caducados.
  • Tener blefaritis (Inflamación del párpado).
Mark Elzey for The New York Times
Mark Elzey for The New York Times

Mitos

Alrededor de dicha situación se han creado varios mitos falsos que “justifican” su aparición:

  1. Si te sale un orzuelo es porque te ha mirado mal una embarazada.
  2. Que si ves a un perro hacer sus necesidades, te salen perrillas en los ojos.