Enrique Alfaro explotó contra Movimiento Ciudadano y descartó ser “fosfo fosfo”

El gobernador de Jalisco volvió a criticar al partido naranja rumbo a los comicios del próximo 2 de junio

Compartir
Compartir articulo
El gobernador de Jalisco volvió a hablar sobre su rechazo a la nueva política de Movimiento Ciudadano (Cuartoscuro)
El gobernador de Jalisco volvió a hablar sobre su rechazo a la nueva política de Movimiento Ciudadano (Cuartoscuro)

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se lanzó nuevamente contra Movimiento Ciudadano (MC) y sentenció que no está de acuerdo con la narrativa que mantiene el partido, por lo que se desmarcó de la idea de ser un político “fosfo fosfo”.

Durante una mesa de debate, el mandatario local rechazó las nuevas ideas en la propaganda partidista de “lo nuevo” o “arráncate, compadre” que ha impulsado el partido naranja y sentenció que no se siente representado actualmente ni encuentra identidad en el instituto que ayudó a crecer.

“No soy fosfo fosfo, yo no soy lo nuevo, yo no soy ‘arráncate, compadre’, yo no soy nada de eso. Yo soy un político serio, un político profesional y jamás, jamás voy a estar de acuerdo con esa noción de la política que la banaliza”

Para profundizar en su punto, el jalisciense se describió como un político serio y profesional, por lo que desechó la idea de ser parte de la línea discursiva emecista pues consideró que ésta banaliza la política, misma que debería ser la prioridad durante la presentación de la organización como una alternativa en todo el país.

Conviene recordar que Enrique Alfaro renunció a MC (Mayolo López)
Conviene recordar que Enrique Alfaro renunció a MC (Mayolo López)

Aunado a lo anterior, Alfaro Jiménez reconoció que desde tiempo atrás ha sido claro con su inconformidad por la forma en que está siendo dirigido el partido, situación que lo tendría inconforme debido a que fue uno de los políticos que ayudó a la consolidación de Movimiento Ciudadano como un partido federal.

“Lo dije por convicción, lo dije en ese entonces: las cosas no iban bien, no se estaban haciendo bien, no se hicieron bien, desde mi punto de vista, y todo lo que se ha construido en ese modelo y en esa apuesta política, pues yo no tengo ninguna identidad con ello (…)”, continuó.

Pese a lo anterior, reconoció la posibilidad de que se encuentre equivocado con su posición frente a las nuevas ideas de la política; sin embargo, se dijo triste tras observar a los nuevos perfiles y personajes que competirán por el partido naranja en los próximos comicios.

“No puedo, o sea, y a lo mejor yo soy el que está equivocado, pero yo no puedo hacer política así, yo soy un político serio y eso que está pasando acá, lo que he visto en las últimas horas: perfiles, personajes, narrativas... me entristece mucho porque yo creo que fui parte de la construcción de una alternativa que había llevado a ese proyecto nacional a convertirse en una posibilidad real”, concluyó.

Enrique Alfaro renunció a Movimiento Ciudadano

Enrique Alfaro renunció a Movimiento Ciudadano (TW/EnriqueAlfaroR)
Enrique Alfaro renunció a Movimiento Ciudadano (TW/EnriqueAlfaroR)

En agosto de 2022, Enrique Alfaro dio a conocer que podría dejar su militancia al ya no tener interés en continuar debido a la diferencia de opiniones que se han acrecentado en los últimos meses con la Dirigencia Nacional.

Durante un encuentro con los medios de comunicación, el mandatario local recordó que cuando se unió al partido naranja ayudó a que éste alcanzara relevancia nacional, además de que obtuvieran victorias importantes, por lo menos en su entidad, pues él llegó a ser presidente municipal de Guadalajara y su actual puesto.

Pese a esto, meses más tarde, públicamente se dejó ver con Dante Delgado Rannauro, dirigente nacional de MC, en un evento en el Senado de la República por lo que se pensó que ya no habría más distanciamientos; no obstante, ante el anuncio de la candidatura a la Presidencia de la República de Jorge Álvarez Máynez, cuestionó que la información la haya dado a conocer el gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda.