Qué alimentos están prohibidos y no podrás ingresar a México en tu siguiente viaje

Existen diversos alimentos y productos que no pueden entrar al territorio mexicano en caso de volver o visitar el país

Compartir
Compartir articulo
Estos son los alimentos que no se pueden ingresar a México (Shutterstock)
Estos son los alimentos que no se pueden ingresar a México (Shutterstock)

Cada país estipula sus propias leyes y regulaciones, por lo que hay alimentos y productos que no están permitidos para ser ingresados en cada nación.

En el caso de México, hay una serie de productos de alimentación que no están permitidos para su ingreso al país, por lo que en caso de regresar al país tras un viaje o al acudir de visita, es importante conocer los alimentos con los que no será posible entrar al territorio mexicano

Alimentos que están prohibidos ingresar a México

Los productos de alimentación que no se pueden ingresar a México son:

- Quesos frescos.

- Pollo tipo campero.

- Sándwiches, bocadillos, tortas, emparedados, hamburguesas y pizzas.

- Productos de origen porcino y sus derivados, originarios de países con presencia de Peste Porcina Africana, tales como: jamón, salchichas, tocino, chicharrón, dulces con carne de cerdo, carne de cerdo cruda, carne seca, chuletas ahumadas, embutidos precocinados, manteca de cerdo, pasta con carne de cerdo, costillas a la BBQ, harinas de cerdo, manteca de cerdo, sopa instantánea con cerdo, pasta con dientes de tocino, salami, mortadela, sándwich con jamón y chorizo.

Los productos de origen porcino y sus derivados no pueden ingresar a México (Shutterstock)
Los productos de origen porcino y sus derivados no pueden ingresar a México (Shutterstock)

- Carne fresca de cualquier especie.

- Cualquier lácteo que haya sido elaborado de manera artesanal, como lo puede ser la leche, mantequilla y queso.

- Pescados y mariscos, aplica en el caso de que se encuentren frescos o que sean artesanales.

- Bebidas alcohólicas, este tipo de productos puede ser ingresado siempre y cuando no hayan sido fabricados de manera artesanal y que cuenten con una etiqueta clara y detallada del contenido.

- Verduras y frutas frescas.

- Chocolate sólido.

- Dulce de acitrón.

- Dulces típicos.

- Ate.

- Camote.

- Dulce de leche.

- Hierbas y flores, en el caso de este tipo de productos sólo podrán ingresar a México si se encuentran deshidratadas y empaquetadas de forma comercial y con el sello de una autoridad sanitaria.

- Carne de aves: la de pollo, avestruz o gallina queda totalmente prohibida en su presentación fresca o congelada.

La carne de ave tampoco podrá ingresar al territorio mexicano (Imagen ilustrativa Infobae)
La carne de ave tampoco podrá ingresar al territorio mexicano (Imagen ilustrativa Infobae)

Otros productos que no están permitidos

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) reveló que los productos que no pueden ingresar a México sin que el propietario cuente con determinados requisitos son:

Origen vegetal

- Material propagativo como semillas, bulbos, esquejes, yemas y estacas.

- Granos como el maíz, frijol, arroz, trigo, ajonjolí, girasol, alubia y lenteja.

- Café y tabaco verde.

- Castañas frescas.

El maíz entra dentro de los productos de origen vegetal que no pueden ingresar REUTERS/Lawrence Bryant/
El maíz entra dentro de los productos de origen vegetal que no pueden ingresar REUTERS/Lawrence Bryant/

Origen animal

- Alimento balanceado para cualquier especie, a excepción de perros y gatos.

- Alimento balanceado para perros y gatos con carne de bovino, ovino y caprino; siempre y cuando, su país de origen no cuente con hoja de requisitos zoosanitarios publicado en el módulo de consulta de requisitos para la importación.

- Contenedores con animales y restos, como sangre, plumas, huesos y despojos.

- Indumentaria y accesorios de torero, charrería y monta de toros, cuando presenten sangre o restos de tejidos de animales; se permite su ingreso cuando se presenten completamente limpios y desinfectados.

- Productos de elaboración casera o artesanal.

- Crustáceos vivos, crudos y secos.

- Productos acuícolas, a excepción de filetes y pescados para consumo animal.

- Tortugas vivas.

- Peces.

- Productos de origen acuático regulados, en mal estado, en descomposición o con presencia de larvas o insectos.