Los Arellano Félix en Oaxaca: quién es Bogar Soto, el jefe de plaza que dirige operaciones de sicariato

También identificado como Ricardo Estévez Colmenares, este sujeto se encuentra en la mira de EEUU por tráfico de drogas

Compartir
Compartir articulo
Ricardo Estévez Colmenares y/o Bogar Soto Rodríguez es originario de Guerrero, pero opera en Oaxaca (Foto: REUTERS/Alexandre Meneghini)
Ricardo Estévez Colmenares y/o Bogar Soto Rodríguez es originario de Guerrero, pero opera en Oaxaca (Foto: REUTERS/Alexandre Meneghini)

Tras su ruptura con el Cártel de Sinaloa, la organización criminal de los Arellano Félix ha expandido sus negocios ilícitos dentro y fuera de México. Además de traficar cocaína a Estados Unidos (EEUU), también está involucrada en el trasiego de fentanilo, el mortal opioide sintético que es hasta 100 veces más potente que la morfina.

Óscar Manuel Gastelum Iribe, alias ‘El Músico’, es uno de sus principales dirigentes. Este individuo ha logrado establecer contactos en el exterior, en países como Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras y Guatemala.

Al interior de México, ‘El Músico’ supervisa el transporte de droga en los estados de Sinaloa, Guerrero, Chiapas, Quintana Roo y Oaxaca, según registros oficiales del Departamento de Tesoro de EEUU.

En territorio oaxaqueño, el Cártel de los Beltrán Leyva cuenta una célula de sicarios que es liderada por Ricardo Estévez Colmenares, quien se desempeña como jefe de plaza de la organización.

Soto Rodríguez fue sancionado por la OFAC en diciembre de 2023 por sus vínculos con los Beltrán Leyva (Foto: OFAC)
Soto Rodríguez fue sancionado por la OFAC en diciembre de 2023 por sus vínculos con los Beltrán Leyva (Foto: OFAC)

En diciembre de 2023, Estévez Colmenares fue sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), debido a su participación en actividades de narcotráfico y sus vínculos con la organización de los Beltrán Leyva.

Estévez nació en el estado de Guerrero el 14 de septiembre de 1974, por lo que próximamente cumplirá 50 años de edad. Con la finalidad de ocultar sus operaciones criminales y pasar desapercibido ante las fuerzas del orden, también se identifica como Bogar Soto Rodríguez.

Ambos nombres han sido registrados por el Departamento de Tesoro de EEUU. Sin embargo, en México es mayormente conocido por el segundo de ellos.

En su cargo como jefe de plaza en Oaxaca, Estévez se encarga de supervisar la llegada de cargamentos de droga que son adquiridos en países sudamericanos y arriban a las costas de México vía marítima. Aunado a ello, también se desempeñaba como el dirigente de una célula de sicarios que perpetran homicidios a lo largo de la entidad.

Bogar Soto se relacionó con socios de Rafael Caro Quintero en Oaxaca (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae)
Bogar Soto se relacionó con socios de Rafael Caro Quintero en Oaxaca (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae)

Antes de sumarse a las filas de los Arellano Félix, Estévez mantenía nexos con Manuel Ylgesias Riveras, alias ‘Pantera’, uno de los principales generadores de vilencia en Oaxaca que lideraba un grupo delictivo conocido como Los Yglesias, según informes filtrados de Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por el grupo Guacamaya.

En 2017, Estévez operaba en el municipio Pinotepa Nacional, ubicado en la costa del estado. Pero a finales de 2019 logró relacionarse con socios del narcotraficante Rafael Caro Quintero, fundador del extinto Cártel de Guadalajara que se encuentra recluido en el penal de máximas seguridad de ‘El Altiplano’. Lo anterior con el objetivo de coordinar el tráfico de drogas a EEUU.

A principios de abril de 2023, en medios locales trascendió la supuesta captura de Bogar Soto. Sin embargo, posteriormente se informó que este sujeto logró darse a la fuga gracias a que fue notificado por autoridades gubernamentales sobre un operativo en el que se buscaba su detención.

Bogar Soto, quién también es identificado por el Departamento de Justicia de EEUU como ‘Loco’ y/o ‘Tío’, se encuentra boletinado por la OFAC, pero sus actividades criminales continúan al igual que las de Manuel Gastelum Iribe.